May 3, 2012
0 0

Le Pen confía en que los conservadores desilusionados se unan a su proyecto político

Written by
Share

La líder del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, ha expresado su confianza en que los conservadores desilusionados se unan a su proyecto político en las elecciones legislativas que celebrará Francia el próximo mes de junio.

Le Pen, que a pesar de quedarse fuera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales consiguió su particular victoria al hacerse con uno de cada cinco votos, ha presentado a la Agrupación Azul Marino, con la que concurre a las legislativas, como el verdadero frente conservador.

«Es obvio que hay muchos que se han quedado en el camino (en las elecciones presidenciales) porque no entienden a los líderes de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y porque están más cerca de nuestros valores e ideas», ha dicho en alusión al partido político del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Por ello, ha instado a los conservadores desilusionados con la derecha tradicional y la centro-derecha a votar por la Agrupación Azul Marino en las próximas legislativas con el objetivo de entrar en el Parlamento y de hacerlo con los 15 diputados necesarios para formar grupo.

«Sería un éxito volver a la Asamblea Nacional, de la que hemos estado excluidos 25 años. Conseguir, uno, dos, tres, cuatro o cinco diputados sería un éxito, pero queremos un poco más y eso depende de la dinámica post presidencial», ha indicado.

El Frente Nacional no tiene representación parlamentaria desde 1986, cuando un cambio en el sistema electoral le permitió conseguir 35 escaños. Un cambio posterior ha impedido que el partido político vuelva a acceder a la Asamblea Nacional.

Desde 2011, cuando Le Pen asumió el liderazgo de la formación recogiendo el testigo de su padre, Jean-Marie Le Pen, ha intentado suavizar los mensajes políticos, expulsando a los extremistas y reprimiendo el discurso racista y antisemita.

Así, se presenta a las elecciones legislativas con la Agrupación Azul Marino, formada por nacionalistas, conservadores ‘gaullistas’ y colectivos minoritarios, que se autodefine como un partido político indignado por la mala situación económica de Francia, especialmente por los niveles de desempleo.

LE PEN, EN TERCERA LÍNEA

Las elecciones legislativas se celebrarán el 10 y el 17 de junio. Todas las formaciones podrán concurrir a la primera vuelta, pero solo las que consigan un mínimo 12,5 por ciento de los votos podrán aspirar a competir en las circunscripciones donde hayan anotado dicho resultado en el balotaje.

En base a los resultados de la primera vuelta de las presidenciales, Le Pen podría concurrir hasta en 345 circunscripciones, más de las mitad de las 577 existentes, lo que provocaría la división del voto de la derecha, perjudicando con ello a la UMP.

En este contexto, tanto la UMP como el Partido Socialista han anunciado que pedirán a sus votantes que si deciden no apoyarles en las elecciones legislativas, al menos voten al contrario o voten en blanco para evitar el ascenso de Le Pen.

En el caso de que la Agrupación Azul Marino consiga colarse en la segunda vuelta de dichos comicios, previsiblemente, conservadores y socialistas pactarán para bloquear a Le Pen.

Según una encuesta de opinión de TNS Sofres publicada este miércoles, el 37 por ciento de los electores está de acuerdo con las ideas y políticas del Frente Nacional, el mayor nivel de aprobación desde 1984.

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share