Abr 27, 2012
0 0

Felipe Afonso pide al Gobierno que garantice que la oferta universitaria se ajuste al mercado laboral y la economía insular

Written by
Share

El diputado del Partido Popular, Felipe Afonso, solicitó hoy al Gobierno de Canarias que se preocupe por la adecuación de la formación que reciben los universitarios de las Islas “a la realidad de nuestro mercado laboral”, con el fin de evitar el “que miles de jóvenes de Canarias sigan emigrando en busca de oportunidades, ante la pasividad del Ejecutivo autonómico”.

Para el parlamentario popular, “al Gobierno debería preocuparle mucho más el futuro de nuestros jóvenes que seguir instalado en la comodidad, sin querer cambiar las cosas; desde que comenzara la crisis en 2008, casi 110.000 jóvenes entre 25 y 35 años formados en Canarias han tenido que buscar una oportunidad de trabajo en el extranjero”.

“Se debe evaluar con rigor y de manera externa, si los títulos ofertados y sus contenidos obedecen a lo que está demandando la sociedad, cuánto tiempo se tarda en conseguir una oferta laboral acorde con la formación recibida, y qué grado de utilidad genera en el tejido económico”, indicó Afonso, que hoy preguntó al consejero autonómico de Educación en Comisión Parlamentaria respecto a esta situación.

Para el diputado popular, sería necesario que así fuera, “no solo por razones de eficiencia en el gasto público y de eficacia de los recursos y funciones atribuidos a la Universidad, que ya sería suficiente, sino porque cuanto más alta es la tasa de población ocupada, mucho más altas serán las posibilidades de tener universidades de calidad y sostenibles”.

“En este primer año de legislatura, hemos debatido varias veces en el Parlamento de Canarias, sobre las medidas que se están tomando para adecuar la formación profesional a la realidad del mercado laboral, pero no ha pasado lo mismo con la oferta universitaria”, apuntó.

“En ambos casos –prosiguió-, gastar miles o decenas de miles de euros en formar a un profesional para que luego tenga que dedicarse a otra cosa es un fracaso, y hacerlo sabiendo que va a ser así, es un fraude al interés colectivo”.

“Observamos cómo, entre asustados y resignados, nuestros más jóvenes talentos abandonan nuestra tierra, no en busca de experiencia y especialización, ni en un proceso de internalización de nuestra economía, sino en busca de alguna oportunidad para ganarse la vida haciendo algo parecido a aquello en los que se han formado”, aseveró.

Para Felipe Afonso, “esto implica una descapitalización de talento por parte de nuestra sociedad, e influye en la competitividad y productividad de Canarias, dos de los elementos que no estamos en condiciones de perder”.

Oferta ajustada

El diputado del PP agregó que, mientras, “determinadas profesiones son ejercidas por personas que vienen de todo el mundo, no a competir con gente de la tierra, sino a ocupar puestos vacantes porque Canarias no genera suficientes profesionales en la materia, y no por falta de demanda entre los alumnos, sino por falta de ajuste de la oferta”.

“Una universidad de calidad implica la adecuación de sus estudios a la realidad del mercado laboral, entendido tanto desde el punto de vista de los títulos ofertados, como de la cantidad de los titulados y los conocimientos y habilidades de los mismos, y el Gobierno ha de velar porque así sea”, declaró.

“El sentido común debe impregnar todas las funciones de la universidad: investigación, preparación de profesionales, divulgación del saber y la cultura e interrelación con la sociedad, con las matizaciones que se consideren, pero sin perder el rumbo de lo que verdaderamente aportan estas instituciones docentes a Canarias”, concluyó Felipe Afonso.

Article Categories:
Canarias · Educación

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share