Abr 17, 2012
0 0

Los niveles de sal en la comida rápida varían significativamente según el país

Written by
Share

Los niveles de sal pueden variar significativamente en los alimentos de preparación rápida que venden seis grandes empresas, en varios países desarrollados, lo que sugiere que las cuestiones técnicas, a menudo citadas como barreras para las iniciativas de reducción del consumo de sal, no son el verdadero problema, según un estudio publicado en ‘Canadian Medical Association Journal’ (CMAJ).

Un equipo internacional de investigadores de Australia, Canadá, Francia, Nueva Zelanda, el Reino Unido y Estados Unidos, han analizado datos sobre el contenido de sal de 2.124 productos, de seis empresas. Las empresas fueron Burger King (conocida como Hungry Jack, en Australia), Domino’s Pizza, Kentucky Fried Chicken, McDonalds, Pizza Hut y Subway. Se analizaron productos para el desayuno, hamburguesas, productos de pollo, pizza, ensaladas, sándwiches y patatas fritas.

Los altos niveles de sal en la dieta se han vinculado a presión arterial alta, y otros efectos adversos para la salud. Las estimaciones muestran que las reducciones en el consumo de sal pueden resultar en una reducción significativa de las muertes. Varios países, como Reino Unido, Irlanda, Finlandia, Japón, y otros, se han embarcado en los esfuerzos de reducción de sal, que han tenido éxito en la reducción de sal en el producto, o en el etiquetado de algunos tipos de alimentos.

Sin embargo, las compañías de alimentos, a menudo, citan las cuestiones técnicas de procesamiento de alimentos como los obstáculos a la reducción de contenido de sal, afirmando que son necesarias nuevas tecnologías y procesos para hacer productos con un menor contenido de sal.

En el estudio se observó que los niveles de sal en alimentos similares variaron ampliamente entre los países, siendo la comida rápida en Canadá, y los EE.UU., la que contiene niveles más altos de sodio, en comparación con el Reino Unido y Francia. En Canadá, los Chicken McNuggets de McDonald contenían dos veces y media más de cantidad de sodio – 600 mg de sodio (1,5 g de sal) por 100 g de porción, en comparación con los 240 mg de sodio (0,6 g de sal) por 100 g, en porciones del Reino Unido.

«Hemos observado una marcada variabilidad en el contenido de sal de los productos ofrecidos por las principales empresas transnacionales de comida rápida», afirma el doctor Norman Campbell, de la Universidad de Calgary. «Las empresas canadienses indican que han estado trabajando para reducir el sodio, pero el alto contenido de sodio en estos alimentos indica los esfuerzos voluntarios no están funcionando», añade Campbell, «estos altos niveles indican el fracaso del enfoque actual del gobierno, que deja la reducción de sal solamente en manos de la industria».

Los autores creen que esta es una oportunidad para ampliar la reformulación generalizada de los productos que contienen los niveles más bajos de sal, un cambio que podría ser introducido gradualmente a lo largo de varios años, para minimizar la reacción de los consumidores.

Reducir la sal en las comidas rápidas parece ser técnicamente factible, y es probable que produzca beneficios importantes en la salud de la población.

Article Categories:
Salud

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share