Abr 2, 2012
0 0

Miles de personas exigen la detención del asesino de Trayvon Martin

Written by
Share

Miles de personas se han concentrado en un parque de Miami para exigir la detención del responsable de la muerte del joven negro Trayvon Martin, abatido por un miembro de una patrulla de barrio.

La muerte de Martin ha provocado la movilización de las organizaciones de defensa de los derechos civiles, que por primera vez se han concentrado en la localidad natal del fallecido Sanford.

La multitud se reunió en un anfiteatro bajo una gran pancarta con el lema «Justicia para Trayvon» para exigir la detención del presunto asesino, George Zimmerman, que tiroteó a Martin con una pistola semiautomática.

Zimmerman, de 28 años y origen hispano, viajaba en su coche cuando se percató de la presencia de Martin, que regresaba a la casa de su prometida tras comprar golosinas y refrescos para pasar la noche de los premios Oscar, el 26 de febrero.

El ‘vigilante’ llamó a la Policía para denunciar el aspecto «sospechoso» de Martin, que llevaba una sudadera con capucha. Le siguió, en contra del consejo de la persona que le atendió el teléfono.

El relato de Zimmerman señala que Martin le atacó y que usó su pistola en defensa propia tras recibir un puñetazo en la nariz y caer al suelo. La Policía no ha arrestado siquiera a Zimmerman acogiéndose a la polémica ley de Florida conocida como ‘Defiende tu Espacio’, que permite el uso de fuerza letal fuera de tu domicilio si se percibe una amenaza razonable.

Sin embargo, activistas de la sociedad civil denuncian que Zimmerman sospechó de y, en última instancia, disparó a Martin simplemente por ser negro. Más de dos millones de personas han suscrito una iniciativa en la web Change.org para exigir justicia para Trayvon Martin e incluso el presidente Barack Obama, quien dijo que Martin podría haber sido su hijo.

Un fiscal especial de Florida trabaja en el caso y esta misma semana podría decidir si se presentan o no cargos. También se ha abierto una investigación federal por los posibles tintes racistas del caso.

Article Categories:
Norteamérica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share