Mar 30, 2012
0 0

El PP: la ‘amnistía fiscal’ de Rajoy «no es un negociete» como el que impulsó Zapatero

Written by
Share

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, ha defendido la ‘amnistía fiscal’ propuesta por el Gobierno para hacer aflorar hasta 2.500 millones de euros de dinero negro alegando que, a diferencia de la propuesta por el PSOE en 2010, ésta «no es un negociete», sino que permite al Estado recaudar por un dinero que en la actualidad «no paga» impuestos.

En rueda de prensa en la sede de la calle Génova, el dirigente ‘popular’ ha recordado que la «barbaridad» que propusieron los socialistas consistía en «regularizar todo el dinero que comprara deuda pública» sin aplicarle ningún tipo de retención y concediéndole, además, los intereses y la devolución completa al vencer los títulos.

«Era un negociete para quien defraudaba a Hacienda», ha resumido, puntualizando que la iniciativa que promueve ahora el Ejecutivo supondrá el pago de un «gravamen especial» del 8 o el 10 por ciento para el capital que retorne a España o que esté oculto en el país, quedando, eso sí, exonerado de cualquier penalización o sanción.

«Nosotros decimos que saquen el dinero, les cobramos un 10 por ciento y los localizamos como contribuyentes, tal y como recomienda la OCDE», ha insistido Floriano, apuntando además que ésta es una manera de reforzar la lucha contra el fraude «stricto senso».

Ante la objeción de que la recaudación fiscal que se lograría si estas cantidades pagaran impuestos de forma regular sería superior a la estimada con la ‘amnistía’, el ‘popular’ ha replicado que «el problema es que ahora no pagan», indicando así que este 10 por ciento fijado será siempre más que nada.

PRESUPUESTOS QUE DICEN LA VERDAD

A renglón seguido, Floriano ha subrayado hasta en siete ocasiones que los presupuestos para 2012 «dicen la verdad y son de un Gobierno que dice la verdad», en contraposición al anterior Ejecutivo socialista, que no sólo «gastó 90.000 millones de euros más de lo que ingresó» sino que además mintió sobre ello.

Asimismo, ha asegurado que las cuentas «obedecen a una estrategia de política económica y que están al servicio de resolver el principal problema de las familias españolas, el paro», al estar pensadas con «sentido de equidad y de justicia en un momento en el que hacía falta un ajuste importante». «Son unos presupuestos para construir y no una mera foto», ha apostillado.

Con ellos, el PP tratará de «recuperar el crédito dilapidado» por el anterior Ejecutivo socialista, que hacía «previsiones de ingresos que no se creía nadie, falsas y que no resistían el menor análisis». «Y hay que recuperarlo sobre todo entre quienes nos dejan dinero para financiar el crecimiento», ha apuntado Floriano, lo que «exige que quien presta dinero crea, tenga la seguridad, de que se le va a pagar».

«Para eso no hay mejor garantía que el que quien pide no gaste más de lo que ingresa», ha defendido el vicesecretario de Organización ‘popular’, rompiendo así una lanza por la estabilidad presupuestaria y el déficit cero.

AUSTERIDAD CON LÍMITES

Sobre el detalle de las cuentas, Floriano ha reconocido que son «austeras, ajustadas», si bien ha asegurado que hay ciertos «límites que no se sobrepasan», en referencia a las pensiones, que se actualizan; los sueldos de los funcionarios, que se congelan; y las transferencias autónomas para sanidad y educación, que se mantienen «intactas».

«La sanidad y la educación están garantizadas. En algunas (partidas) había más margen y de otras ya no se puede reducir más, pero hay unos límites que no se pueden traspasar, como las transferencias a las comunidades para sanidad y educación, que se mantienen, y en la parte de educación que nos toca se bajan pero se mantienen las becas», ha insistido.

Además, ha recordado que el PP ha desechado cualquier subida del IVA, que perjudica por igual a todos los ciudadanos independientemente de sus sueldos; y que se optado en su lugar por reducir las deducciones de las que se benefician las empresas, y que muchas veces producen desequilibrios entre lo que pagan las grandes compañías y lo que pagan las pymes o los autónomos.

Entre las deducciones que se limitan están las que se aplican a las inversiones en I+D. A este respecto, Floriano ha justificado que «una gran empresa siempre tendrá más capacidad para invertir» en ese apartado que una pequeña empresa. «Les decimos que sigan invirtiendo en I+D para ser más competitivos pero, siendo grandes multinacionales, que no nos obliguen a todos a financiarlo», ha añadido.

Finalmente, el ‘popular’ también ha defendido la decisión del Gobierno de subir el impuesto sobre el tabaco recordando que este gravamen «desincentiva un hábito no saludable» y además ayudará a prevenir «la venta de tabaco no legal que entra en España de contrabando».

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share