Mar 30, 2012
0 0

El Cabildo de Tenerife pide la paralización «inmediata» de las prospecciones

Written by
Share

El Cabildo de Tenerife ha aprobado este viernes, con los votos de CC y PSOE, una moción en la que se insta al Gobierno de España a la paralización de los permisos que autorizan a la compañía Repsol iniciar la búsqueda de hidrocarburos en aguas del entorno de Canarias.

El consejero socialista José Luis Delgado, encargado de defender la propuesta, ha explicado que esta moción busca que se aporte información «veraz, objetiva y transparente» sobre los riesgos medioambientales que conlleva esta decisión y las medidas correctoras que se aportan, así como que se exponga las cuantías de los beneficios, tanto para el Estado como para Canarias, y su repercusión real en la generación de empleo y en la economía de las islas.

Igualmente –agregó Delgado– pretende que se aclare la estructura competencial en esta materia entre Canarias y el Estado, y que se alcance el consenso suficiente con las instituciones de la Comunidad Autónoma.

El consejero del PSOE achacó la presentación de esta moción a que en Madrid «se han tomado decisiones claramente impuestas y sin consenso» a pesar de que las aguas donde se quieren hacer las prospecciones «son españolas porque son canarias», de manera que, a su juicio, la explotación de estos yacimientos tiene que hacerse porque «los canarios quieren y no porque se les imponga».

José Luis Delgado lamentó las ‘prisas’ del Ministerio para autorizar las prospecciones en aguas canarias, máxime cuando en los últimos ocho años los programas de investigación «han estado paralizados y no ha pasado nada». «Aún se pueden hacer las cosas de manera correcta y consensuada», sobre todo cuando la directiva europea que se está desarrollando para la protección de los lechos marinos en aguas profundas es «de una sensatez tal que dejarla eximida sería una absoluta temeridad», añadió.

Según José Luis Delgado (PSOE), «las reglas ambientales han cambiado, por tanto, hay un margen de tiempo suficiente para consensuar qué modelos de gestión se quiere para las islas y si es necesario extraer esos yacimientos, pues afecta no sólo a la fauna, sino también a la forma de vivir de los habitantes de Lanzarote y Fuerteventura».

En esta línea, el consejero Carlos Alonso (CC) también ha insistido en la necesidad de que exista un consenso en torno a las prospecciones, máxime cuando ha habido «una imposición» por parte del Gobierno de España, que «no ha contado» en su decisión con las instituciones canarias, lo que «nos lleva a una política propia del siglo XIX», apostilló.

Carlos Alonso ha querido dejar claro que el Partido Popular «ha roto las perspectivas que Canarias tenía para el desarrollo de las energías renovables», al tiempo que ha lamentado que algunos miembros del Gobierno hayan «despreciado institucionalmente» a las administraciones y a los habitantes del archipiélago.

«Estamos a tiempo de buscar ese consenso. Apoyemos las energías limpias y, de esa manera, garanticemos el futuro económico de las islas», recalcó el consejero, quien reiteró la necesidad de buscar el acuerdo para que desde Canarias «se pueda decidir cuáles son los riesgos y los beneficios para las islas».

«GARANTÍAS NECESARIAS»

Por parte del Partido Popular, el consejero Manuel Torres explicó que en el real decreto por el que se autorizan las prospecciones «se dan todas las garantías necesarias para dar estos permisos», y recoge una serie de documentos –como la declaración de impacto ambiental– que dicen cómo actuar si en el futuro se produce algún percance durante la extracción de los hidrocarburos.

El consejero ha defendido, además, que el PP apoyará las prospecciones «siempre y cuando cumplan con todas las garantías ambientales», especialmente porque este asunto constituye «la mejor noticia energética que podría recibir España, en general, y Canarias, en particular».

Manuel Torres también se mostró de acuerdo con favorecer las energías limpias, pero recordó que éstas representan el 20 por ciento del consumo energético de Canarias, lo que significa que el archipiélago aún requiera de energías fósiles.

«Estamos abiertos al diálogo y al consenso, pero la permanente postura de discordia de CC y PSOE no beneficia a Canarias, por lo que dejemos la confrontación política y no juguemos con algo tan importante para los canarios como sus recursos», concluyó el consejero.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share