Mar 19, 2012
0 0

Un individuo mata a un profesor y tres alumnos en una escuela judía de Toulouse

Written by
Share

Francia está conmocionada. Tras el asesinato la semana pasada de tres militares franceses de origen magrebí, la tragedia ha vuelto a golpear este lunes al país galo. En esta ocasión, un motorista la ha emprendido a tiros contra un grupo de padres y alumnos a las puertas de un colegio judío en Toulouse dejando un balance desolador: un profesor y sus dos hijos muertos, otro alumno fallecido y un adolescente gravemente herido. Una de las armas utilizadas, además de la motocicleta, es la misma que se usó para matar a los tres soldados, por lo que se trabaja con la hipótesis de que sea la misma persona y unos crímenes racistas. Precisamente, tres militares expulsados por comportamiento neonazi son investigados por estos asesinatos.

Un hombre montado en una motocicleta disparó contra un grupo de personas sobre las ocho de la mañana, según testigos, que se encontraba frente a la puerta del colegio judío Ozar-Hatorah, cuando se iba a abrir el centro, causando la muerte de cuatro de ellas: un profesor, sus hijos de seis y tres años y otro alumno de diez.

Además, al menos otra persona, un adolescente, ha resultado gravemente herida durante el tiroteo. Rahamim Sabag, un rabino del colegio, ha confirmado a Channel 2, una cadena de televisión israelí, que el adulto fallecido es un rabino de 30 años que daba clases en el centro.

El fiscal de Toulouse, Michel Valet, ha explicado a los medios de comunicación que el hombre «disparó contra todo el que se le ponía por delante, niños y adultos». «Algunos niños fueron perseguidos hasta el interior del colegio», ha añadido.

El Ministerio del Interior ha pedido a «las prefecturas de toda Francia, en particular a las del suroeste, que refuercen la vigilancia en torno a los centros de enseñanza judíos». «Hay que estar muy vigilantes. Hay uno o dos asesinos que en este momento están huidos», ha señalado el portavoz.

Además, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, que ha suspendido su campaña electoral, ha avanzado que se han adoptado medidas de seguridad «excepcionales» en el suroeste del país tras la «tragedia» sucedida este lunes en Toulouse.

La suspensión de la campaña electoral del candidato de la UMP se mantendrá por lo menos hasta el miércoles, cuando se prevé que se celebre el funeral por los cuatro fallecidos. «Ha sido un acto odioso que no quedará impune», ha aseverado el presidente tras mantener una reunión de urgencia en El Elíseo con el primer ministro, Francois Fillon, y con altos cargos de los Ministerios de Justicia, Interior y Defensa.

El agresor, que después del tiroteo huyó montado en su moto, disparó con una pistola automática que se le encasquilló, tras lo cual usó otra arma para continuar con la masacre. De este modo, los investigadores han podido comprobar que los casquillos hallados en el lugar de los hechos son de dos calibres distintos: 11,43 y 9 milímetros.

LA MISMA ARMA UTILIZADA PARA MATAR A LOS TRES MILITARES

El primero de los calibres es precisamente el mismo que el del arma que se usó para matar a dos soldados en esa misma ciudad el día 11 de marzo y a otro más en Montauban el jueves pasado. Las autoridades han confirmado, por tanto, de que se trata de la misma pistola, con lo que se refuerza la hipótesis de que el responsable de todas estas muertes sea también el mismo.

Fuentes policiales consultadas por el diario ‘Le Point’ han informado además de que se ha abierto una línea de investigación que apunta a tres militares franceses de tendencia neonazi expulsados del Ejército como autores de los hechos. Uno de ellos ya ha comparecido ante los investigadores.

Los tres saltaron a la fama en 2008, cuando la prensa gala publicó una fotografía de tres miembros del 17º Regimiento de Ingenieros Paracaidistas de Montauban ante una bandera con una cruz gamada y haciendo el saludo nazi.

Según las fuentes consultadas por el citado rotativo, el perfil de los tres se corresponde con el de los responsables de los últimos tiroteos en Toulouse y Montauban: hombre musculoso, con tatuajes y vestido de negro.

Un militar, Jamel Benserhir, ahora fuera del Ejército, denunció a sus superiores a estos tres soldados por sus tendencias neonazis y fue entonces cuando fue hallada la fotografía, que fue publicada en el diario regional ‘La Dépêche du Midi’ y en el semanario humorístico ‘Le Canard Enchaîné’.

Tras la denuncia de Benserhir, el comandante del 17º Regimiento de Ingenieros Paracaidistas, Michel Esparsa, presentó una denuncia contra los tres soldados, que admitieron los hechos y fueron «severamente castigados».

LA MOTOCICLETA, TAMBIÉN UTILIZADA EN EL TRIPLE CRIMEN

Además de todo ello, los investigadores han llegado también a la conclusión de que la motocicleta empleada, una Yamaha T-Max, fue robada antes del asesinato del militar el pasado 11 de marzo en esta misma localidad y habría sido usada tanto en ese crimen, como en el del centro escolar y en el homicidio de los dos militares en Montauban, según ha informado el diario ‘Le Parisien’.

La Fiscalía Antiterrorista de París ha abierto así tres investigaciones por asesinato a raíz del tiroteo que se ha producido este lunes junto al colegio judío de Toulouse, y por la muerte de los tres militares por disparos la semana pasada.

Además, miles de policías trabajan en la captura del responsable del asesinato. En concreto, habrían sido movilizados todos los efectivos de la Dirección Central de la Policía Judicial en París y su región y también miembros de la Dirección Central de Inteligencia Interior. La totalidad de las direcciones de la Policía y de la Gendarmería y de las Compañías Republicanas de Seguridad han sido alertados, según ha informado el diario ‘Le Parisien’ citando fuentes policiales.

Un miembro del gabinete del ministro del Interior ha explicado que se trata de una «gigantesca caza al hombre» y que en ella trabajan también especialistas en perfiles psicológicos y expertos en búsquedas en Internet.

El presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán, Mohamed Mussaui, y el gran rabino de Francia, Gilles Bernheim, han dicho estar «horrorizados» por lo ocurrido en Toulouse.

Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, ha dicho tras conocer la noticia: «Seguimos con una gran conmoción las informaciones que llegan de Toulouse y confiamos en que las autoridades francesas resolverán ese crimen y llevarán a los responsables ante la justicia».

«UNA TRAGEDIA NACIONAL»

Sarkozy, antes de su comparecencia tras la reunión en El Elíseo, ha afirmado desde Toulouse que el tiroteo es «una tragedia nacional» y ha destacado la «similitud» de este incidente con los dos tiroteos que causaron la muerte de tres militares la semana pasada.

El presidente galo ha asegurado que «se va a hacer absolutamente todo lo posible para encontrar» al autor de los disparos y ha hecho referencia a «la similitud» existente entre «los dramas ocurridos en Toulouse y Montauban», si bien ha añadido que «hay que esperar a los resultados de la investigación judicial».

Sarkozy ha anunciado además que este martes se guardará un minuto de silencio en todos los colegios del país. «Son nuestros hijos, no son simplemente vuestros hijos (…). En el territorio de la República no se asesina a niños de esa manera sin rendir cuentas por ello», ha subrayado Sarkozy, según los medios franceses.

«Me gustaría decir a todas las autoridades de las comunidades judías lo cerca que nos sentimos de ellas», ha declarado. «No debemos ceder frente al terror (…), los colegios deben continuar funcionando, las personas deben poder practicar su religión», ha agregado.

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share