Mar 13, 2012
0 0

Maez: «Son malos tiempos para la música»

Written by
Share

Un ‘murcianico’ que estudió en el sistema francés, canta en inglés y que está afincado en Madrid. Lo peculiar de la situación de Pablo Matías López se observa en ‘We’ll Never Make It Home’, trabajo debut de un murciano que hace folk americano.

«Si suena a Jack Johnson es que hemos hecho las cosas bien». Tanto Pablo Matías López como los miembros de la banda que colaboraron en la grabación del disco tenían claro cómo querían sonar desde el principio.

Maez, el proyecto que tomó fuerzas tras hacerse con el XI Certamen Cantigas de Mayo en 2010, tiene a músicos como Amos Lee o Ben Harper como referencia, aunque siendo cada canción una construcción democrática de los componentes de la banda, las referencias son muchas.

«Radiohead sin Thome Yorke no es Radiohead, igual que Thome Yorke sin su guitarrista no es Radiohead», explica Pablo en una entrevista con Europa Press para resaltar la importancia de la banda de la que se ha rodeado para su primer LP, ‘We’ll Never Make It Home’.

El título habla de «no sentirse a gusto en ningún lado», una sensación que acompaña a un joven que ha vivido en París, Edimburgo y Madrid, alejado de su Murcia natal y para quien el inglés «es mucho más libre que el español».

«El inglés me parece más meloso, es más fácil utilizarlo para la música y encaja mejor con el tipo de música que hago», señala el artista, que se considera «muy poco español». «No me gusta el fútbol y no me gusta salir de fiesta», bromea.

«Hoy en día ya muy poca gente es de algún sitio», defiende, teniendo en cuenta que «un tío de La Alberca puede ser un genio del metal islandés» gracias a Internet. «A mi me parece algo maravilloso el no tener hogar, no me puedo imaginar mi vida en un solo hogar», añade.

Considerando que «a los españoles nos cuesta mucho salir del terruño» y que «nos gusta mucho pensar que el mundo se reduce a lo que tenemos alrededor y el resto nos es ajeno», Pablo deja clara una cosa: «Tenemos mucha razón, porque en España se vive de puta madre».

Sobre ese sentimiento de extranjero en cualquier parte versa ‘We’ll Never Make It Home’, con una base folk y en ocasiones blues o soul y letras senvillas «pero que dejan mensaje y hablan de algo».

«Estoy hasta los huevos de canciones de amor y desamor», bromea el músico, que lo evidencia en ‘Typical song’, habla de la naturaleza en ‘Beauty’, ‘Rain On Me’ o ‘Mountains’, y se acerca a sus semejantes en otras como ‘Change’ o ‘I Hate You’.

Pablo dice, entre risas, haber hecho «un disco fuera del tiempo que nadie escuchará y se perderá en el olvido» en un país en el que promulgamos y financiamos un tipo de cultura basa «en festivales, fiestas y borracheras».

«Eso está muy bien, pero si para ello cierras teatros y salas de conciertos te estás cargando la cultura, que tiene que ser variada», señala el artista, que cree que «son malos tiempos para la música», tanto a nivel económico como creativo.

«Varios componentes del grupo son profesores y nos cuentan que el nivel artístico de los niños está a niveles aberrantes», explica Maez, que cree que cada vez más «estamos condicionados desde jóvenes» para escuchar un tipo de música concreto.

Article Categories:
Cultura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share