Mar 8, 2012
0 0

La familia de Yeremi Vargas ha ofrecido este jueves una cantidad «bastante buena» para quienes tengan datos fiables y aún no lo hayan aportado a la Guardia Civil

Written by
Share

La familia de Yeremi Vargas, el niño desaparecido en Vecindario (Gran Canaria), ha ofrecido este jueves una cantidad «bastante buena» para quienes tengan datos fiables y aún no lo hayan aportado a la Guardia Civil.

Así, lo ha indicado Ythaisa Suárez, madre del pequeño, quien ha asegurado, a Europa Press, que se trata de una cantidad «bastante buena» que la familia había reunido por si era necesario utilizarlo para encontrar datos que les lleven hasta Yeremi.

Ythaisa explicó que le comentaron esta iniciativa a los investigadores. Además, consideró que actualmente «hay gente que está mal de dinero» y, afirmó, que «no» le parece «mal» que hablen a cambio de dinero mientras den datos que le puedan acercar para encontrar a su hijo porque la madre de Yeremi cree que todavía hay personas que no han hablado.

Y es que Ythaisa está convencida de que el pequeño, que cumplirá el sábado cinco años desde su desaparición, está vivo, y lo que persigue su familia, dijo, es que los ciudadanos que saben algo de lo que ocurrió aquel 10 de marzo, les ayuden porque sin esos datos «no se puede avanzar».

INVESTIGACIÓN

Cuestionada por el hecho de que haya sido ahora cuando la Guardia Civil ha decidido aportar datos como la vestimenta del niño, el día de su desaparición, entre otros, consideró que no se dieron antes porque «no era el momento».

Ythaisa ha querido resaltar también que su familia está «muy contenta» con la investigación de la Benemérita, y recordó que habla todas las semanas con los agentes que llevan el caso.

El pasado lunes, en Madrid, la Guardia Civil decidió comparecer ante los medios para dar una serie de datos, que hasta el momento no había salido a la luz, e indicar que sigue manteniendo abiertas todas las hipótesis sobre la desaparición de Yeremi Vargas, sin descartar que pudiera haber sido secuestrado por venganza familiar o que, incluso, pueda haber sido víctima de tráfico de seres humanos. Por ello, los agentes, creen que el niño puede seguir vivo.

También, se sigue trabajando con la posibilidad de que Yeremi fuera víctima de un caso de pederastia, de un secuestro para tráfico de órganos o de un posible atropello y posterior ocultación del cadáver. Por ello, se han investigado a 195 personas acusadas de pederastia, menores de 65 años y con delitos a niños menores de quince años, a 15 presos acusados por estos mismos delitos y a varias personas de la isla vinculadas a este tipo de delitos.

Así explicó el responsable del departamento de Delincuencia Especializada y Drogas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el teniente coronel Manuel Llamas, quien aportó los datos sobre cómo vestía Yeremi cuando desapareció, momento en el que llevaba un pantalón pirata color beige caqui, un jersey color teja con las letras ‘SKHUABAN’ de color naranja, zapatillas deportivas marca Nike de color blanco y dorado, gafas graduadas color azul con patillas color amarillo.

PISTAS

Además, las pistas facilitadas por los ciudadanos sobre los dos posibles vehículos no pueden ser determinantes ya que, según las informaciones, se podría tratar de varios Opel Corsa de color blanco. En concreto, un testigo aseguró que vio a un individuo con gorra conduciendo en dirección contraria, en torno a las 13.20 y 13.30 horas, que podría estar buscando un aparcamiento.

Asimismo, un segundo testigo señaló que observó un Opel Corsa de las mismas características «mal aparcado» en la explanada donde se encontraba Yeremi, situada entre la calle Perú y la calle Honduras de Vecindario, con la puerta derecha abierta y sin ocupantes. Minutos más tarde, es visto de nuevo un Opel Corsa que realiza una maniobra y se aleja por la calle Perú. En ese momento, a las 13.50 horas, Yeremi desaparece.

Varios ciudadanos aseguraron además que días anteriores vieron un Renault Clio de color negro, con una pegatina de una margarita blanca en la parte trasera y con los cristales tintados, rondando por los alrededores del lugar en el que se vio a Yeremi por última vez. En concreto, testigos han asegurado que en una ocasión el conductor de dicho vehículo, «con olor a sudor», les preguntó por una dirección y que, en días posteriores, se observó a un individuo dentro del vehículo y que, pasado un tiempo, se iba del lugar.

No obstante, los agentes no dan mucha credibilidad a esta pista ya que al Renault nunca se le vio en el lugar donde jugaba Yeremi y, el mismo día de la desaparición, fue visto estacionado en una rotonda alejada del descampado. Por ello, se ha puesto un mayor foco de interés en el coche, o los coches, Opel Corsa y se ha pedido a la ciudadanía que acudan a la Guardia Civil si tienen nuevos datos.

A lo largo de estos cinco años, la Guardia Civil ha investigado a 32.841 Opel Corsa, de los que unos 2.400 pertenecían a la localidad de Vecindario. Sin embargo, la investigación de estos coches ha resultado «muy complicada» debido a que es uno de los vehículos que más se alquilaban en la isla.

INVESTIGADORES BRITÁNICOS Y DEL FBI

La investigación ha sido llevada a cabo por la Unidad Central Operativa y en las labores de búsqueda trabajaron efectivos de la Guardia Civil, Policía Nacional y el Ejército, en concreto la compañía del Regimiento de Infantería 50 con unos cien efectivos que se dedicaron a peinar todo el área geográfica inmediata en torno al lugar de la desaparición. Hasta Canarias se desplazaron también diversas unidades especializadas procedentes de distintos puntos de la península.

Además, los agentes han contado con la colaboración de efectivos policiales de otros países como Gran Bretaña, debido al elevado nivel de turistas británicos en la isla, Italia o, incluso, agentes del FBI. Desde un principio se descartó la posibilidad de que el niño hubiera salido de Gran Canarias aunque al llegar el verano y la gran afluencia de visitantes que tiene la zona, los investigadores no aseguran que no hubiera salido de la región e, incluso, de España.

Para hallar más datos y pruebas que puedan dar a los agentes con el paradero de Yeremi, la Guardia Civil ha puesto a disposición de los agentes el correo uco-jeremivargas@guardiacivil.com, el teléfono 900.300.062 y un apartado dentro de la página web de la Guardia Civil donde se puede ver un vídeo explicativo de todas las pistas y se puede conectar anónimamente con los agentes.

El quinto aniversario de Yeremi se realizará con un acto, centrado en una gala musical, en Vecindario, a las 20.00 horas del próximo 10 de marzo.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share