Mar 2, 2012
0 0

Visita del Viceconsejero de Infraestructuras y Planificación a las obras de la Carretera de San Simón -Tajuya.

Written by
Share

El viceconsejero de Planificación e Infraestructuras de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Gerardo Hernández, acompañado por el alcalde de Fuencaliente, visitó esta semana las obras de la carretera de Bajamar-Tajuya para comprobar in situ el estado de las mismas.

La ejecución del Proyecto de “Acondicionamiento de la carretera LP-2. Tramo: San Simón-Tajuya. Isla de La Palma”, fue adjudicada el pasado año a la Unión Temporal de Empresas, UTE: Sacyr. S.A.U. – Tranformaciones y Servicios, S,L (Traysesa), – Construcciones y Excavaciones Los Volcanes, S.L – Construcciones Herquipalma. S.L, por un presupuesto de 64,6 millones de euros. Actualmente los trabajos se desarrollan en el término municipal de Fuencaliente, según el plan de obras previsto.

Las mismas se iniciaron en el verano de 2011 y tiene prevista su finalización para mayo de 2015. Hay que decir que aunque inicialmente hubo algunos problemas en la adquisición de terrenos y en los servicios afectados, en los últimos meses éstos se han ido resolviendo y la obra ha incrementado su ritmo.

El itinerario que se pretende acondicionar comprende parte de la carretera LP-2 desde el cruce de San Simón, en el kilómetro 10,7 y la intersección de la carretera en Tajuya, en el kilómetro 44,3 cerca de los Llanos de Aridane, siendo el recorrido de aproximadamente 33 kilómetros.

Las obras se desarrollan en los Términos Municipales de Mazo, Fuencaliente, El Paso y los Llanos de Aridane. A lo largo de la carretera se atraviesan diversas poblaciones y barrios como los de San Simón, Malpaíses, Tigororte, Tigalate, Monte de Luna, El Lomo, Los Canarios, La Fajana, El Charco, Jedey, San Nicolás, Las Manchas, El Pampillo, Los Cuatro Caminos y Cruz de Tajuya.

Según Gerardo Hernández, el tramo de la actual carretera de circunvalación de la isla, aparte de mejorar la seguridad, funcionalidad y comodidad de la carretera, tiene un marcado carácter paisajístico y panorámico, buscando el máximo aprovechamiento posible de la plataforma actual, mayor integración medioambiental y la menor afección posible a los elementos paisajísticos y vegetales presentes en las proximidades.

En los tramos urbanos atravesados se distinguen distintos tratamientos en lo que se refiere a aceras, aparcamientos y mobiliario urbano, por lo que la actuación en el presente proyecto se dirige a conservar estos elementos cuando se encuentren en buen estado y a completar los tramos en que son necesarios, teniendo siempre en cuenta las previsiones contenidas en el planeamiento urbanístico vigente.

Fuera de las zonas de ámbito urbano, la carretera transcurre por un territorio de indudable valor paisajístico, natural y cultural donde se proyectan rectificaciones de trazado y la incorporación de muros con acabado con piedra vista característica del lugar.

Gerardo Hernández, comentó, como aspectos más importantes de la obra:

La creación de empleo directo e indirecto como incidencia en empresas de la isla.
El resolver un tramo de la carretera de circunvalación por el Sur de la isla que permitirá acercar los municipios de Fuencaliente y Mazo hacia el aeropuerto y Santa Cruz de La Palma y a la Comarca del Valle de Aridane, acortando tiempos y mejoras de seguridad vial.
Mejorar comunicación con las dos principales zonas industriales de la isla como son: “Los Callejores” en Mazo y el Polígono Industrial de la Gata en el municipio de Los Llanos de Aridane.

Asimismo, se ejecutará un itinerario para bicicletas, que se realizará añadiendo a la plataforma de la carretera una banda ciclista-peatonal bidireccional de unos 3 metros de ancho. Esta banda de convivencia entre el peatón y el ciclista se ubica siempre por el margen izquierdo de la carretera (según el sentido del kilometraje), evitando crear tramos intermitentes que requieran cruces con la carretera principal. También se consigue que peatones y ciclistas transiten siempre por el lado mar, donde las vistas del paisaje son más amplias. La banda ciclista-peatonal estará separada de los vehículos a motor por el arcén de 0,50 metros más una franja de 0,30 m. en el que se ubicará una barrera de seguridad. El uso por parte de los ciclistas debe ser moderado, a velocidades que sean compatibles con la seguridad de los peatones y senderistas. Para pruebas de velocidad o competición deberá usarse la calzada.

En los lugares que ofrecen mejores condiciones paisajísticas se habilitarán miradores, lo que añade un atractivo más en el uso lúdico de la vía, mientras que en los lugares ambientalmente más sensibles, se ha optado por la recuperación del sustrato natural y la revegetación con la flora potencial.

Capítulo importante ocupan los elementos relacionados con el drenaje y la protección de las obras, incluidas en el Convenio de Carreteras Canarias-Estado, frente a las escorrentías. Tanto el drenaje longitudinal de la carretera, con sus correspondientes cunetas, como el drenaje transversal, que habilita hasta 120 obras de fábrica, dan una muestra del eficiente grado de nivel de servicio que se pretende alcanzar.

La obra más singular de la actuación es el viaducto sobre el Barranco de Las Cuevas, en las proximidades de la Cueva de Belmaco. Este elemento responde a la necesidad de lograr los objetivos de la actuación al paso de este accidente orográfico, con la salvaguarda de los valores ambientales del enclave. Esta vía, según comentaba el viceconsejero, jugará un papel importante para el desarrollo turístico del litoral de Fuencaliente y la zona agrícola de la costa.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share