Feb 26, 2012
0 0

Gómez dice que el PSOE «no está para divisiones sino para unidad»

Written by
Share

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y portavoz en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, ha manifestado este domingo que el PSOE «no está para divisiones sino para unidad», y ha indicado que el debate interno es «la seña de identidad» del partido.

Así lo ha manifestado Gómez en un acto de partido con militantes y delegados de la capital en el Centro Cultural Eduardo Úrculo situado en el distrito de Tetuán, donde también han asistido el diputado en la Asamblea de Madrid (por Madrid), Juan Barranco, y la diputada autonómica y vocal en la nueva Ejecutiva, Maru Menéndez.

El secretario general del PSM ha diferenciado entre democracia y división, y ha señalado que la democracia es la «seña de identidad» del partido, refiriéndose a las «diferentes opiniones» dentro del mismo. «Esta seña de identidad nos hace de estar 30 años al servicio de España y cambiando España», ha añadido.

Además, ha distinguido «el valor y el poder de las ideas», ya que dentro del partido socialista «no piensan todos igual», en referencia al debate interno, y ha destacado también el debate externo «por su importancia en el intento de convencer a los demás, y la disposición y predisposición a ser convencido por el resto».

En esta línea, Gómez ha mencionado algunos nombres de personas que, según el portavoz en la Asamblea de Madrid, han propiciado el debate histórico en el partido, como por ejemplo Largo Caballero, Felipe González, Josep Borrell o Joaquín Almunia, entre otros.

«Este partido ha creído siempre en la democracia, ya que cada uno defiende en libertad sus posiciones, pero cuando la mayoría decide, todos apoyamos la decisión de la mayoría democrática bajo el manto de la unidad», ha expresado Gómez, que también ha apuntado que la gente percibe las diferentes opiniones como «división» y no como democracia, que a su juicio «es lo que es».

Por otra parte, el portavoz socialista ha destacado que «es insostenible un modelo de derechas que hace insostenible el estado de bienestar».

Tras asegurar que los socialistas «están bajos de moral» por estar en todos los sitios de España en la oposición política, ha insistido en la necesidad de «levantarse».

También ha indicado que la gente percibe al partido como el «partido de la alternancia» y no como el «partido de la alternativa», puesto que «nadie cree que los socialistas se hagan cargo de los gobiernos». «Eso es el reto que tenemos por delante. Esto lo tenemos que debatir en los congresos y llevar este debate a las agrupaciones locales», ha proseguido.

También ha indicado que desde el partido se hace «reflexión» y «diagnóstico» sobre lo que ha pasado «para saber cómo se tiene que hacer la oposición política y no perder el objetivo».

«Somos un partido político formado por hombres y mujeres que no nos resignamos a una realidad injusta, a una sociedad que queremos cambiar, y este partido tiene vocación para cambiar el mundo», ha proclamado.

En referencia a las elecciones, ha apostillado que los socialistas han perdido «no por la crisis si no por las políticas que se han aplicado contra la crisis, es decir, por las políticas impuestas por la derecha europea –derecha alemana que es la derecha hegemónica en Europea–«.

El secretario general del PSM ha insistido en que el ‘estado de bienestar’ es «libertad», que, a su juicio, sólo se puede conseguir a través de la «igualdad». Además, ha aclarado que la libertad es «ausencia de dominación política económica social del ser humano por el ser humano».

Asimismo, ha culpado a las políticas de la derecha hegemónica «por entrar en recesión económica después de más de tres años de aplicar sus políticas», y ha propuesto el planteamiento de un modelo alternativo español, ya que no ha descartado la existencia de otro camino diferente al de la derecha con algunas reformas como son: la reforma del sistema fiscal y la reforma del sistema judicial.

Además, ha propuesto otras ideas que se enmarcan en el proyecto socialista como son la financiación de la deuda de los países por parte de instituciones públicas, además de la necesidad de un estado laico.

«La derecha aglutina más poder que nunca y nosotros estamos en la peor situación electoral. La derecha está mintiendo a la gente, ya que presentó un proyecto fraudulento a los ciudadanos y en poco más de dos meses hemos visto por los derroteros que va a caminar», ha criticado Gómez.

También ha augurado que en las selecciones andaluzas la derecha «va a sacar toda la batería de esa agenda oculta que tienen». Asimismo, Gómez ha criticado «la subida de impuestos a los trabajadores y capas media de este país, la pérdida de capacidad adquisitiva de los pensionistas y el gasto de dinero público en su campaña de propaganda con cartas incluidas para intentar volver engañar a la ciudadanía española».

REFORMA LABORAL

Gómez ha explicado que la reforma laboral que llevará a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy significa «romper los derechos adquiridos por los trabajadores en los últimos 30 años en este país», además de «quebrar la defensa de los trabajadores que es la posibilidad de negociar de manera colectiva con representantes legítimos –sindicatos de clase–«.

También ha criticado que la derecha abra las puertas «a un despido casi gratuito sin estabilidad en puesto de trabajo, a la reducción de salarios reales o a la especulación con el drama de que las personas se queden sin empleo».

Además ha proseguido que esta reforma significa una «concepción mediocre de la economía española», refiriéndose al «autorretrato de la gran patronal que ha sido asumido por el brazo político de los poderes no democráticos, que es el PP y la derecha política».

Así, ha destacado que la reforma laboral está hecha «al dictado de lo que ha dicho la gran patronal», lo que a su juicio significa que «se está primando al empresario que va a tomar el camino de la explotación de los trabajadores».

Dentro de su análisis, Gómez ha diagnosticado el «incremento de la brecha entre los que más tiene y menos tienen», y eso, a su juicio es «agredir el estado de bienestar», es decir, «la sanidad, la educación y las políticas sociales».

Por último ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para animarlos a entrar al partido, a cambio de una condición: «la lealtad al partido y al proyecto político».

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share