Feb 14, 2012
0 0

Mato (PP) reprocha a la Comisión y al Consejo que eludan la participación del PE en las decisiones en materia de pesca

Written by
Share

El presidente de la Comisión de Pesca, Gabriel Mato, ha señalado durante su intervención ante el Pleno de la Eurocámara que el Parlamento «no puede ser ajeno a la toma de decisiones en el ámbito de la política de pesca ya sea interna o externa», y ha criticado la actitud que, en este sentido, ha mostrado la Comisión y el Consejo al eludir la participación del órgano legislativo. Por ello, ha reivindicado en nombre de la Comisión de Pesca la correcta aplicación del Tratado de Lisboa en materia de políticas de pesca.

Mato ha recordado que existe un compromiso del Parlamento, el Consejo y la Comisión «para aceptar las reglas de juego de las que, entre todos, nos hemos dotado» y ha añadido que, sobre la premisa de lo establecido en el Tratado, se adopten las decisiones oportunas, cada uno dentro de sus responsabilidades, en interés de los ciudadanos europeos.

El presidente de la Comisión de Pesca ha criticado que, una vez más, el Consejo, a propuesta de la Comisión, ha querido utilizar el articulo 43.3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, relativo a la política común de agricultura y pesca, en lo que a las medidas en el Reglamento sobre las TAC (Totales admisibles de capturas) y cuotas para 2012, dándole un alcance que calificó de «inaceptable», que rebasa el ámbito del citado artículo. Asimismo, denunció que esto se ha llevado a cabo «con la clara intención de eludir la participación del Parlamento en la toma de decisiones.

Explicó que el procedimiento establecido en este articulo se refiere claramente al «establecimiento y reparto de posibilidades de pesca», es decir, a las decisiones relativas a las TAC y cuotas y única y exclusivamente a estos dos aspectos y no a toda una serie de medidas necesarias para la consecución de los objetivos de la política común de pesca, que se enmarcarían en lo establecido.

En este sentido, Gabriel Mato ha aclarado que, tal y como se plantea en el preámbulo de la pregunta que ha presentado, medidas técnicas como la prohibición o los periodos y zonas con restricciones, profundidades de pesca restringida y requisitos específicos en materia de artes de pesca no pueden tomarse autónomamente por el Consejo y la Comisión Europea sin participación del Parlamento.

El eurodiputado canario admitió que los cambios producidos por el nuevo Tratado en el proceso de toma de decisiones en relación con la política de pesca han sido considerables, lo que exige un tiempo para realizar los ajustes necesarios de cara a un pleno y correcto funcionamiento de los nuevos procedimientos. Sin embargo, lamentó que la experiencia, después de más de dos años desde la entrada en vigor del documento, «revela que son numerosos los obstáculos que de forma intencionada sigue poniendo el Consejo y en algunos casos también la Comisión, tratando de impedir que el Parlamento ejerza sus nuevas prerrogativas».

El presidente de la Comisión de Pesca ha insistido en que desde el Parlamento «no se puede consentir bajo ningún concepto que por parte del Consejo se siga actuando como si nada hubiera cambiado. Como si el Parlamento fuera una mera comparsa y el Tratado de Lisboa y el nuevo régimen competencial no hubiese existido nunca».

Asimismo, expresó su decepción porque las TAC y cuotas para 2012, ya que en el tercer ejercicio desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, todavía contemplan grandes discrepancias entre lo que propone la Comisión y aprueba el Consejo y lo que dice el Tratado. Aspecto que, precisa, se agrava más teniendo en cuenta que ninguna de estas dos instituciones ha dado señal alguna de estar dispuesta a abandonar de una vez por todas esa interpretación del Tratado en favor de otro tipo de procedimiento más respetuosos con las prerrogativas del Parlamento.

POSICIÓN CLARA DE LA EUROCÁMARA

Gabriel Mato ha hecho hincapié en que la posición del Parlamento ha sido muy clara en este sentido y desde hace mucho tiempo ha defendido que no se puede hacer una interpretación extensiva que está en clara contradicción del estatus de excepción.

Al respecto, ha recordado el posicionamiento del Parlamento en varios dossieres, en los que siempre se ha optado por buscar medidas proporcionales. Se refiere al enfrentamiento que se produjo en el dossier de Venezuela y Guayana francesa cuando el Consejo decidió concluir el acuerdo sin haber obtenido el consentimiento del Parlamento, y no tuvimos otro remedio que buscar la anulación de esta decisión ante el Tribunal de Justicia.

Otro ejemplo, ha señalado, se centró en el bloqueo por parte del Consejo de los planes a largo plazo de la caballa y la anchoa, donde se optó por una primera lectura en el Parlamento, con el fin de negociar seriamente con el Consejo en segunda lectura y esperábamos encontrar una solución aceptable. Mato precisa que en lo referente a las regulaciones del Consejo sobre los TAC y las cuotas, el Parlamento ha sido más tolerante, teniendo en cuenta que los Reglamentos de 2010 y 2011 todavía contienen numerosas medidas, especialmente las técnicas, que de ninguna manera podrían considerarse como la fijación y la asignación de las posibilidades de pesca.

En este contexto, Gabriel Mato ha hecho un llamamiento a la Comisión y al Consejo a que den sus opiniones claramente y pongan fin al juego institucional que vienen manteniendo en los últimos años. Llamamiento que, insiste, ha quedado patente en las diferentes preguntas orales presentadas y que pretenden que las respuestas sean igualmente precisas.

Article Categories:
Canarias

Comments to Mato (PP) reprocha a la Comisión y al Consejo que eludan la participación del PE en las decisiones en materia de pesca

  • Spainlandia. El ministro Wert vuelve a retomar el arcano «cuento de la buena pipa» (el que llevo cansinamente oyendo desde que a mis lejanos 17 años comencé estudios universitarios):

    Es manifiesto, notorio, obvio y patente que la finalidad de una beca no es, ni nunca fue, premiar una buena calificación académica. Una beca no es una matrícula de honor ni un galardón al mérito estudiantil. Jamás debería serlo. Es más si algún día lo fuera, como sugiere el avispado Ministro de Educación, se habría entonces cometido otro hurto más, otro robo más, otro pillaje, otra rapiña, un saqueo más, contra las clases basales y medias de esta sociedad. Una beca es única y exclusivamente un instrumento destinado a garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a las instituciones formativas. ¡Que el hijo del pobre pueda estudiar igual que el hijo del rico!. Y si Wert y los wertenianos quieren exigir más a los estudiantes que exijan más, pero tanto al estudiante de familia pobre como al de familia rica (o del PP o de papá «yatero»). Tanto al alumno que acude a la Facultad en autobús como al que aparca su «modelito deportivo» enfrente. Tanto al discípulo de Universidad pública como al de Universidad privada, esa que siempre se las arregla para «pillar» algún dinerito de la Administración o para que, a igualdad de titulación, la suya siempre sea más valorada por el dios mercado. Si quieren, por concretar, que no pueda repetir curso el estudiante con beca –quitándosela–, que prohiban al estudiante sin beca repetir curso tanto en Universidad pública como privada (y si fuera extranjera que negasen convalidación). Con ello nadie podría alegar la quiebra del principio de igualdad ante la ley o el de igualdad de oportunidades. Y así todos contentos o todos jodidos, según se mire… Pulsar «Entrar» en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    MDF febrero 14, 2012 4:35 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share