Feb 13, 2012
0 0

El lanzador Vega despega sin contratiempo del Puerto Espacial Europeo

Written by
Share

El lanzador europeo Vega ha despegado este lunes del Puerto Espacial Europeo en Kourou, en la Guayana Francesa, alrededor de las 11.00 horas (hora española) tal y como estaba previsto. Comienza así la primera misión del más pequeño de los lanzadores de la Agencia Espacial Europea (ESA), que colocará en órbita nueve satélites: los de la Agencia Espacial Italiana LARES y ALMASAT, junto con siete CubeSats de universidades Europeas, entre ellos el español Xatcobeo.

La agencia ha informado que el lanzamiento se ha producido «según lo previsto» sin ningún tipo de complicación. Así, a los 30 segundos del despegue, Vega ha roto la barrera del sonido (a una altitud de 4,7 kilómetros). Durante su viaje al espacio el cohete ha llegado a alcanzar los 3,8 kilómetros por segundo y ha cumplido las etapas de apagado y separación, encendido de motor y separación de la carena que protege los satélites, durante su ascenso.

Del mismo modo, la ESA ha informado que al tratarse de un vuelo de calificación (el primero del lanzador) el cohete ha estado muy supervisado e incluso se ha visto algún helicóptero supervisando el despegue.

Tras su salida al espacio, el cohete ha iniciado su cuarta etapa, en la que ha alcanzado su órbita de destino, a 1.447 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

La ESA ha explicado que el objetivo de esta misión consiste en «cualificar el sistema de lanzamiento Vega» –incluyendo el vehículo, su infraestructura de lanzamiento y las operaciones–, desde el inicio de la campaña hasta la separación de la carga útil y el desechado del módulo superior, según ha explicado la ESA.

Vega es el lanzador más pequeño de la agencia espacial, tras el Arianne 5 y el Soyuz, y ha sido diseñado para lanzar misiones y cargas útiles muy diversas, de forma que pueda responder a diferentes oportunidades de mercado y proporcionar gran flexibilidad. Mide 30 metros de alto y pesa 137 toneladas en el despegue y es compatible con cargas útiles que van desde 300 a los 2.500 kilogramos, en función del tipo y la altitud de la órbita requerida por el cliente.

El experto en lanzadores de la ESA, Julio Monreal, ha destacado la «fiabilidad» de este lanzador que comenzó su andadura en el año 2000, cuando fue declarado programa de la ESA. Desde entonces, la agencia espacial ha contado con la colaboración de Bélgica, España, Francia, Países Bajos, Italia, Suecia y Suiza para llegar a su puesta a punto y su estreno este lunes.

SIETE EMPRESAS ESPAÑOLAS PARTICIPAN EN EL PROYECTO

En cuanto a la participación española, la ESA ha destacado que son siete empresas del país –Crisa, EADS Casa Espacio, GMV, GTD, INDRA, RYMSA y SENER– las que han participado en el programa del nuevo lanzador. Según ha explicado el jefe del departamento de Industria de la Ciencia y el Espacio del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Jorge Lomba, la aportación de España la sitúa como «el tercer país con mayor participación» en este proyecto. Además, ha indicado que Vega ha supuesto para la industria española contratos de 37 millones de euros en este proyecto, un 6 por ciento del total.

La participación española va desde la etapa de integración de los módulos que forman el cohete, hasta el software y hardware que permite la comunicación de Vega con el control en tierra, así como el diseño y validación de los sistemas de localización, trayectografía, seguridad y emergencia del cohete. España es también quien ha adaptado el sistema de control que, en caso de necesidad, generan la orden de teledestrucción del lanzador.

El director técnico de Proespacio, Vicente Gómez Molinero, ha indicado que Vega no se para en el primer lanzamiento, sino que ya ha sido requerido para nuevas misiones. Así, España ha creado también para este proyecto un sistema de lanzamiento doble (VESPA) que permitirá lanzar dos satélites principales en cada vuelo, algo que no ocurrirá todavía el próximo lunes, 13 de febrero.

Del mismo modo, Vega pondrá en órbita el satélite Xatcobeo, un picosatélite (de pequeño tamaño) diseñado y construido por alumnos y profesores de la Universidad de Vigo, en colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial (INTA).

El jefe del proyecto de la Universidad de Vigo, Fernando Aguado, ha explicado que el proyecto de este picosatélite se inició con un objetivo educativo «que se ha cumplido al cien por cien». Así, los 60 estudiantes y 32 doctores que han participado en el proyecto Vega han sido los primeros universitarios españoles en gestionar, diseñar, desarrollar, integrar y realizar pruebas y ensayos de un satélite.

En cuanto a la misión del Xatcobeo, Aguado ha indicado que el satélite está dotado de un software de radio que se puede volver a configurar en vuelo, de un sistema para comprobar cómo afectan las radiaciones a los transistores, y de un novedoso mecanismo de despliegue de paneles solares. En este sentido, el jefe del proyecto ha indicado que «el satélite rozará la cara interna de los anillos de Van Allen (una zona de la magnetosfera terrestre donde se concentran las partículas cargadas) en una etapa «de máxima actividad solar». «El satélite está preparado para ello», ha apuntado.

Article Categories:
Ciencia

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share