Feb 12, 2012
0 0

Las autoridades consiguen controlar parcialmente el vertido de petróleo en el río Guarapiche

Written by
Share

Las autoridades venezolanas han conseguido controlar parcialmente un derrame de petróleo que se produjo en el río Guarapiche tras la ruptura de una tubería de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y que ha afectado mayormente al estado de Monagas, situado en el noreste del país.

El director ejecutivo de Ambiente de PDVSA, Ramiro Ramírez, ha asegurado que los trabajos para contener el derrame «avanzan satisfactoriamente».

El gobernador del estado, José Gregorio Briceño, decretó el viernes el estado de emergencia en Monagas, una semana después de la ruptura, a tenor del avance del derrame hacia el río Guarapiche, que surte de agua potable a las localidades cercanas.

No obstante, el diputado y presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, Hiram Gaviria, ha exigido una investigación que clarifique las circunstancia del derrame y atribuya las responsabilidades de este incidente. Unos 60.000 barriles de crudo podrían haber sido vertidos al río Guarapiche. Gaviria ha señalado a la falta de mantenimiento de la fábrica de la explotación como la causa de que se registrara la filtración.

«El Gobierno de Venezuela y PDVSA están obligados a emitir un informe sobre las causas de este accidente, a dar con los responsables y a tomar las medidas necesarias para que situaciones como estas no se repitan», ha reclamado Gaviria.

Asimismo, ha solicitado al Gobierno nacional y regional que aumente el número de camiones cisterna que abastecen de agua temporalmente a la ciudad de Maturín, la localidad más afectada por el vertido, según han recogido medios locales. Gaviria ha lamentado que más del 70 por ciento de la polbación de Maturín se haya visto perjudicada.

Article Categories:
Sudamérica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share