Feb 8, 2012
0 0

El activista social Eloy Cuadra denuncia la persecución a la que se ve sometida la ONG La Despensa para que cierre su actividad de ayuda a los más necesitados

Written by
Share

SB-Noticias.- El activista social Eloy Cuadra, portavoz de la Plataforma por la Dignidad de las Personas sin Hogar, reflexionó en Canarias día a día sobre los duros momentos que la sociedad está teniendo que vivir por culpa de los duros ajustes económicos que se están imponiendo en las administraciones públicas y la lucha que deben realizar las ONG´s para continuar si trabajo de apoyo a los más necesitados, como ocurre entre otros casos con La Despensa, organización que ha visto cómo fallecía su creadora, Josefina, y al mismo tiempo cómo se cortaba el suministro de agua.
Eloy Cuadra explicó que La Despensa es una organización familiar creada hace cuatro años con el objetivo de ayudar a los más desfavorecidos. En este sentido, dijo que Josefina, que fallecía este lunes, decidió montar una ONG para repartir entre las personas que más lo necesitaban la comida que era objeto de ser tirada, pero también para conseguir alimentos con los que poder hacer frente a una creciente sociedad necesitada por este tipo de ayudas, de modo que nació La Despensa, que recibía la comida que muchas empresas del ramo de la alimentación les hacía llegar antes de que caducara.

Hablamos de que La Despensa ha venido distribuyendo esta comida a numerosos colectivos y particulares necesitados en unos momentos tan graves como los que estamos viviendo en donde tantos miles de ciudadanos apenas tienen para vivir, trabajo que en un primer momento se desarrollaba en Candelaria, pero que posteriormente se trasladó a Santa Cruz de Tenerife a petición de Ignacio González, por entonces director del IMAS.

El activista resalta que esta familia no hizo buenas migas con el político centrista, lo que motivó que González, a través del dueño de los apartamentos cedidos a la ONG, les echara, lo que por un lado les llevó a una situación de depresión aunque no dejaron de llevar a cabo su labor social, siendo un dato a tener en cuenta el que en 2011 repartieron 110 toneladas de comida entre colectivos y particulares de la isla, sobre todo aquellas organizaciones que trabajan con ancianos y menores, en definitiva, los colectivos sociales más desfavorecidos.

Cuadra asegura que ha sido testigo de las presiones a las que se han visto sometidas estas personas que tanto bien han hecho en los últimos años a una parte de la sociedad tinerfeña y que se ha visto abocada casi a la desaparición, a lo que debemos sumar la triste muerte de Josefina tras una larga enfermedad, de ahí que otros colectivos y organizaciones sociales hayan redactado un manifiesto de apoyo para salvar a La Despensa.

Advierte que esta ONG ha tratado de obtener ayudas de las instituciones canarias con competencias sin que hasta el momento hayan visto colmadas sus aspiraciones pese a las palabras y muestras de apoyo pronunciadas en el ayuntamiento de Santa Cruz, en el cabildo de Tenerife, incluso en el Gobierno de Canarias.

Destaca que el mismo día en que muere la fundadora de esta ONG, han visto cómo ha sido cortado el suministro de agua como medida de presión en ese intento porque abandonen los locales que González les concedió en El Tablero hace algunos años, porque la realidad es que en cuestión de semanas serán desahuciados si la sociedad tinerfeña no lo remedia.

Cuadra se mostró indignado con el proceder de las administraciones públicas, puesto que si estamos viendo que han decidido no ayudar al común de los ciudadanos, más triste es que no ayudan ni a los que ayudan, ya que recuerda que la labor de La Despensa es impagable, ya que es un trabajo que deberían hacer las administraciones, no en vano han repartido en el último año 110 toneladas de alimentos y aún así le están haciendo la vida imposible a sus gestores para que se vean abocados al cierre.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share