Feb 1, 2012
0 0

Los vecinos de Cho Vito piden la dimisión del alcalde de Candelaria ante un nuevo episodio de abusos contra sus derechos

Written by
Share

SB-Noticias.- Tracsa comenzó este martes a reponer la entrada a Cho Vito que los operarios de las obras habían roto con el objetivo de dejar el acceso abierto para el libre tránsito al que tienen derecho los vecinos tras el visto bueno de Costas a la propuesta realizada por el alcalde de Candelaria. Estas fueron las palabras de Tomás González, portavoz de los vecinos de Cho Vito, quien lamentó que una vez haya tenido que llegar la cordura a este pueblo porque los vecinos hayan tenido que adoptar una postura de fuerza ante las violaciones a sus derechos.
González explicó que este martes por la tarde pudo hablar con el delegado de Tracsa, así como con el ingeniero jefe de la Demarcación de Costas en Tenerife y con algunos responsables políticos a nivel estatal, quienes les han mostrado la incredulidad por lo que estaba pasando en Cho Vito puesto que las administraciones implicadas en las obras y los responsables de la empresa habían acordado la creación de un paso digno para los vecinos, cuestión que ha sido vulnerado.

El portavoz vecinal no pudo esconder su indignación por todo lo sucedido puesto que hablamos de que Costas, subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife y los más altos cargos responsables de Tracsa le transmitieron personalmente que pensaban que la obra no estaba siendo un impedimento al libre tránsito de los vecinos de Cho Vito, luego alguien está mintiendo en este asunto porque la única realidad es que el poblado ha quedado incomunicado y solamente se habilitó un andamio peligroso por el que no todo el mundo puede pasar, menos personas mayores, madres con niños pequeños o enfermos.

No es digno el trato que están recibiendo puesto que hablamos de que los vecinos tienen que saltar una vaya para poder entrar o salir de sus casas, algo que sería una cuestión vital en caso de que se produjera una urgencia por la que algún vecino tuviera que requerir los servicios de una ambulancia por ejemplo.

Tomás González reconoce que no es capaz de encontrar un argumento que explique el machaque al que están siendo sometidos los vecinos de Cho Vito, una situación de acoso que viene desde hace años cuando se derribaron las primeras viviendas, cuando se les trató como a terroristas por parte de la subdelegación del Gobierno, presiones constantes que se han traducido en enfermedades, algunas de ellas muy graves, incluso la muerte de alguno de los vecinos.

El portavoz vecinal afirma que no se puede estar jugando tan alegremente ni con la dignidad, ni con la salud, ni con la vida de las personas, cuestiones que deberían estar situadas por encima de los litigios y de los intereses especulativos que pueda haber en la zona, ya que a nadie se le puede escapar que en Cho Vito han sido conculcados los derechos más fundamentales de los vecinos.

En este sentido, acusó a alcalde de Candelaria, José Gumersindo García, de no estar del lado de los intereses de los vecinos, de utilizar la demagogia para salir en la foto con el argumento de que Candelaria es un municipio modélico en la gobernanza para las personas cuando en realidad siempre ha mirado para otro lado, obviando que los vecinos del poblado marinero son personas y ciudadanos con los mismos derechos que los que viven en el centro del municipio.

Recuerda al alcalde que como cualquier persona, los vecinos de Cho Vito tienen sangre en las venas, son ciudadanos de Candelaria como cualquiera otro y tan canarios como ninguno, por lo que exigen el mismo respeto que se brinda a cualquier ciudadanos, magnate o empresario a los que en este municipio se les pone enseguida la alfombra roja para que pasen y se les rinde acto de vasallaje.

González advierte que los vecinos de Cho Vito no van a tolerar ni una sola vulneración de sus derechos aunque para ello pongan en peligros sus vidas porque ya han llegado a un punto sin retorno.

Desde su punto de vista, la actitud del alcalde en todo lo referido a Cho Vito ha dejado mucho que desear puesto que nunca ha defendido a los vecinos, como sin embargo sí hace con aquellos que viven en la Calle la Arena, razón por la que entiende que debería dimitir como alcalde porque ha demostrado que no representa a todo el pueblo.

Por otro lado, explicó que su mujer fue objeto de un trata vejatorio por parte de un agente de la guardia civil el pasado lunes cuando junto a sus hijos se enfrentó a las palas para parar las obras, lo que ha motivado que se hayan personado ante el cuartelillo para interponer una denuncia por estos hechos impropios de un agente de las fuerzas del orden público.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share