Ene 24, 2012
0 0

Nadal supera a Berdych y se cita con Federer en semifinales

Written by
Share

El tenista español Rafa Nadal reeditará en las semifinales del Abierto de Australia la apasionante final contra el suizo Roger Federer del 2009 después de derrotar este martes con mucho trabajo y paciencia al checo Tomas Berdych en los cuartos de final por 6-7(5), 7-6(6), 6-4, 6-3.

Así, el de Manacor y el de Basilea volverán a verse las caras en un ‘grande’ por décima ocasión, pero sólo la segunda en la penúltima ronda (la primera fue en Roland Garros en 2005), con el recuerdo además de lo sucedido hace tres años cuando la victoria en cinco mangas del balear hizo incluso saltar las lágrimas se su por entonces gran rival, en una de las imágenes más recordadas.

El suizo había cumplido horas antes ante Juan Martín del Potro, y al número dos del mundo le costó mucho más, ya que tuvo que lidiar durante más de cuatro horas con un rival, que le endosó su primer parcial perdido en Melbourne Park, y que tuvo bola de set en el segundo y ventaja de 2-0 en el tercero.

Pero el exnúmero uno del mundo tiró de trabajo y paciencia para superar todos los obstáculos que le puso delante Berdych, que fue de más a menos, lo contrario que el ganador de diez ‘grandes’, que acabó el partido demoledor con su ‘drive’, firmando 57 ‘ganadores’ en total.

Desde el principio el partido estuvo equilibrado y se movió por los parámetros esperados. Berdych, amparado en su saque y más agresivo de lo habitual para intentar controlar a Nadal, y éste, sólido, esperando su oportunidad y cometiendo menos errores no forzados.

Así, fue el manacorí el que tuvo la primera oportunidad de romper, pero el checo no tardó en avisar de su peligro al resto, desde donde buscaba crear complicaciones al segundo favorito, sobre todo cuando este jugaba con los segundos.

Pero tras esos primeras dudas, la igualdad se reestableció en la Rod Laver Arena hasta el 5-6. En ese momento, Berdych encontró premio a sus ‘ganadores’ (hasta 20 en el primer parcial) y se puso con 0-40, tres bolas de set, que llegaron a ser cuatro, pero todas salvadas por Nadal, nuevamente demostrando su temple en las situaciones críticas y salvando alguna con golpes geniales.

Esa reacción pareció dar moral al balear, que apoyado en su ‘drive’, tuvo contra las cuerdas a su rival en el ‘tie-break’. Sin embargo, con 5-3 a favor, se descentró tras una bola dudosa que tardó en pedir y que fue punto para un Berdych, que encadenó cuatro consecutivos para endosar el primer set perdido en todo el torneo al español.

El panorama se pudo ensombrecer aún más en el segundo, pero el exnúmero uno del mundo volvió a tirar de carácter para levantar un 15-40 en el primer juego. Después, no perdonó y logró un ‘break’ que le puso en el camino hacia la igualada (4-1). Nadal restó, primero, para ganar el parcial, y luego tuvo saque para hacerlo, pero Berdych presionó y volvió a meterse dentro del partido.

NADAL CRECE.

El de Manacor gozó al resto con 6-5 de lo que no tuvo con su servicio, de una bola de set, pero el séptimo cabeza de serie fue el que jugó bien sus bazas para salvarse y volver a llevar la tensión en otra ‘muerte súbita’. En esta, el ganador de diez ‘grandes’ dominó (4-1), pero tampoco acertó a aprovecharlo y tuvo que recurrir nuevamente a sus nervios de acero para evitar que el centroeuropeo cerrase el parcial con 6/5. Nadal se hizo con los tres puntos siguientes, e igualó el partido.

Pero Tomas Berdych estaba poco dispuesto a dar facilidades, aunque su táctica poco a poco y según iban pasando los duros minutos de partido, se fuese resintiendo. Un ‘break’ rápido le colocó por delante (2-0), pero el número dos del mundo reaccionó y, no sólo le devolvió rápidamente la rotura sino que le endosó una más para situarse 4-2 arriba.

Las piernas del checo ya no iban tan sueltas en los peloteos, y los errores se iban acercando cada vez más a los ganadores. De esto sacó provecho Nadal, cada vez más entonado y asentado en la pista, minimizando sus fallos (6 en el tercer set), encontrando ayuda en su saque (muchos primeros y 3 ‘aces’), y cerrando sin apuros la tercera manga.

A Berdych se le puso el partido cuesta arriba entonces. Tras casi tres horas y media de partido tenía que ganar dos parciales para estar en las semifinales, objetivo siempre complicado cuando es Nadal el que está enfrente, y más si el español se encontraba cómodo en la pista, haciendo daño con su ‘drive’, restando mucho mejor y controlando con ‘passing-shots’ las subidas de su rival.

Además, el tenista balear hizo lo que más le gusta, romper el primer saque del centroeuropeo y ponerse por delante. Pero el checo no quiso rendirse tan pronto y, tras sufrir en el quinto juego, tuvo 15-40 en el sexto, dos puntos salvados por dos ‘drives’ del español, al que ya no pudo frenar.

Article Categories:
Tenis

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share