Ene 19, 2012
0 0

Obama rechaza la solicitud de Canadá para construir el oleoducto Keystone XL

Written by
Share

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha rechazado la solicitud cursada por Canadá para construir el oleoducto Keystone XL, que conectaría ambos países, porque podría tener un impacto negativo sobre el medio ambiente, una decisión que los republicanos han criticado al considerar que pone en peligro la seguridad energética del país.

Obama ha explicado que ha rechazado la solicitud de Canadá porque al Departamento de Estado no le ha dado tiempo a reunir la información necesaria para medir las consecuencias que la construcción del oleoducto tendría sobre el medio ambiente y la salud de los estadounidenses.

El presidente ha responsabilizado a los republicanos del Congreso, ya que la «apresurada» y «arbitraria» fecha que le impusieron para adoptar una decisión al respecto, el próximo 21 de febrero, ha impedido que el Departamento de Estado presente a tiempo sus conclusiones.

«Estoy decepcionado por la decisión de los congresistas republicanos de forzar esta decisión», ha dicho Obama, según ha informado la Casa Blanca a través de un comunicado.

Así, ha subrayado que su decisión «no se basa en los méritos del proyecto», por lo que ha reiterado que «en los próximos meses el Gobierno buscará otros caminos de asociación con las industrias petrolera y gasística con la finalidad de garantizar la seguridad energética de Estados Unidos».

En concreto, se ha referido al proyecto de construcción de un oleoducto desde la ciudad de Cushing, ubicada en el estado de Oklahoma (centro), hasta el golfo de México, aunque no ha aportado más detalles.

Obama ha comunicado personalmente su decisión al primer ministro de Canadá, Stephen Harper, a través de una llamada telefónica, en la que también le ha reiterado la relación de amistad entre ambos países norteamericanos.

ATAQUE REPUBLICANO

Por su parte, los republicanos han atacado a Obama al considerar que esta decisión, además de poner en peligro la seguridad energética de Estados Unidos, obedece a su estrategia de no enfrentarse a los ecologistas de cara a las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre.

En este sentido, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, el precandidato republicano con más opciones de convertirse en el rival de Obama en las presidenciales, ha acusado al presidente de «falta de seriedad».

«Parecer haber confundido los intereses nacionales con su interés de satisfacer a los ecologistas», ha dicho a través de un comunicado, recogido por la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, quien también aspira a conseguir la nominación presidencial del Partido Republicano, ha calificado de «impactantemente estúpida» la decisión del presidente.

POSICIÓN ECOLOGISTA

En cambio, los ecologistas, un sector clave de votantes que ayudó a Obama a llegar a la Casa Blanca en las elecciones presidenciales de 2008, han felicitado al presidente por rechazar el proyecto de construcción del Keystone XL.

Los ecologistas argumentan que en el proceso de extracción del combustible de las arenas bituminosas canadienses se emitiría gran cantidad de carbono a la atmósfera.

El Keystone XL, valorado en unos 7.000 millones dólares (5.496 millones de euros), contaría con 2.740 kilómetros de largo a través de los cuales circularían hasta 830.000 barriles de petróleo diariamente entre Canadá y Estados Unidos.

Article Categories:
Norteamérica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share