Ene 17, 2012
0 0

Universidades valencianas denuncian que los impagos de la Generalitat «pueden poner en riesgo» su servicio

Written by
Share

Las cinco universidades públicas de la Comunidad Valenciana –Universitat de València, Universitat Politècnica de València, Universitat d’Alacant, Universitat Jaume I y Universidad Miguel Hernández de Elche– aseguran que los impagos de la Generalitat a lo largo de 2011, que ascienden a casi 200 millones de euros, «han llevado a la tesorería del sistema universitario público valenciano a una situación límite que puede poner en riesgo la prestación del servicio público de educación superior».

Estas instituciones académicas han reunido este martes a sus máximos órganos de gobierno para analizar la situación derivada por la deuda de la Generalitat valenciana durante el año pasado, que se cifra en 197.159.864 euros, han precisado las universidades en un comunicado conjunto.

Ante esta situación, las universidades han reunido esta mañana, con carácter extraordinario, a sus respectivos Consejos de Gobierno para debatir y aprobar un documento en el que solicitan de la Generalitat un cumplimiento regular de las mensualidades de la subvención ordinaria para 2012 y el pago de los intereses derivados de la demora que la actual situación ha provocado en las universidades valencianas desde la entrada en vigor del Plan Plurianual de Financiación en 2010.

EL ABONO DE NÓMINAS, «COMPROMETIDO»

En el documento, aprobado por los Consejos de Gobierno, se advierte de que «la falta de ingreso efectivo de la subvención ordinaria de la Generalitat correspondiente a cada mensualidad de 2012 comprometería el pago de todas las obligaciones contraídas por las universidades, incluso el abono de las nóminas, y el funcionamiento del sistema universitario público valenciano».

Asimismo, las universidades valencianas han pedido al Consell que «lleve a cabo cuantas actuaciones sean necesarias para que las entidades financieras faciliten a las universidades públicas la renovación o sustitución de los actuales recursos de crédito a corto plazo, o que les provea de otros recursos de financiación a su alcance».

A este respecto, y hasta que no se solucionen las actuales dificultades de tesorería que tienen las universidades valencianas, estas «podrán adoptar los mecanismos que entiendan necesarios en sus equilibrios de cobros y pagos para preservar su solvencia», concluyen.

Article Categories:
Educación

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share