Ene 16, 2012
0 0

La selección española de balonmano firmó un comienzo soñado en el Campeonato de Europa

Written by
Share

La selección española de balonmano firmó un comienzo soñado en el Campeonato de Europa, que se está disputando en Serbia hasta el 29 de enero, y sumó su primera victoria dentro del Grupo C tras derrotar a la poderosa y gran favorita Francia por 29-26, en un partido donde la defensa, uno de los puntales de su rival, fue clave para acabar con los actuales campeones.

España realizó un excelente partido, alargando y, mejorando un peldaño, la imagen ofrecida en el exitoso Mundial de Suecia. Los de Valero Rivera recetaron su propia medicina a los ‘bleus’, a los que dominaron de principio a fin, incomodándoles durante todo el encuentro, y privándoles de la aportación de Nikola Karabatic, ‘secado’ por el entramado defensivo español y respaldado por una sensacional actuación de José Javier Hombrados.

El actual bronce mundial, excepto en el 0-1, fue siempre por delante en el marcador e incluso en muchos momentos desarboló a su rival, al que tuvo abajo por diferencias de cinco goles. Con la defensa y la portería funcionando, claves en los momentos en los que el ataque se atascó, el contragolpe, sobre todo en la primera parte, tampoco falló, pero la irreductibilidad gala provocó que la sentencia no llegase hasta el minuto final. De este modo, el combinado nacional pone la primera piedra para pasar como primera de su grupo, con puntos, principal objetivo para optar a la pelea por las medallas y por el billete olímpico.

España empezó a labrar su victoria desde el pitido inicial. Valero Rivera se decantó por el 6-0 en lugar de por el 5-1 para frenar a la primera línea francesa, con especial mención para Guardiola, debutando a buen nivel en una gran competición internacional. Desde atrás, el combinado español pudo correr, y además, en ataque, comenzó muy bien, con Alberto Entrerríos y Joan Cañellas haciendo goles con relativa facilidad.

De este modo, el dominio en el electrónico fue siempre del actual bronce olímpico y mundial. El contragolpe permitió la primera brecha (6-3, min.7), pero Francia, gracias al trabajo de Karabatic y Jerome Fernández, intentó meterse en el encuentro, pero la selección no bajó su nivel y volvió a escaparse en el electrónico.

Los de Claude Onesta no lograban encontrarse cómodos, y Hombrados, al contrario que Omeyer, únicamente inspirado en los siete metros, aportaba su ‘granito de arena’. Además, Rivera movía mucho su banquillo para tener frescos a sus jugadores, lo contrario que su homólogo, y el contragolpe, liderado por ‘Juanín’ García y Víctor Tomás, daba el primer susto a los campeones de todo (12-8, min.22), lo que obligó al tiempo muerto francés. Francia logró salir ‘viva’ de este momento y mantuvo sus opciones al descanso tras un gol de siete metros de Guigou (15-13), que podría haber sido evitado por el equipo español.

LA DEFENSA FRENA LA REMONTADA FRANCESA.

El equipo ‘bleu’ buscó una mayor intensidad defensiva para incomodar el ataque español, pero en su ofensiva continuó con muchos problemas y sin poder encontrar a Karabatic, al que Onesta tuvo incluso que sentar para darle aire. España ofrecía sus credenciales del pasado Mundial, Hombrados crecía en sus acciones, y el partido se empezaba a decantar hacia el lado español con la máxima diferencia (20-15, min.37).

Jerome Fernández, el único lúcido en ataque, mantenía una vez más dentro del choque a los actuales campeones, que seguían lejos del bronce mundial, cuya bajada de efectividad en ataque, era contrarrestada con una gran intensidad defensiva, recompensado por las meritorias acciones de su capitán. Sin embargo, los franceses no desaprovechan ningún resquicio y recuperaban sus opciones con un parcial de 0-3 (22-20, min.45), que provocó el tiempo muerto de Valero Rivera.

España pasó un momento malo, atascado seriamente ante la defensa rival, pero encontró aire atrás y volvió a marcharse peligrosamente (25-20, min.50). Francia recurrió entonces a una exclusión a favor y a Luc Abalo (4 goles consecutivos) como argumentos para entrar con opciones en el tramo final (27-25, min.55). Una polémica decisión en un siete metros puso a la campeona olímpica a uno (27-26, min.59), pero un despiste de los de Onesta permitió a Ugalde sentenciar y llegar reforzados al choque del miércoles ante Hungría.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: ESPAÑA, 29 – FRANCIA, 26 (15-13, al descanso).

–EQUIPOS.

ESPAÑA: Hombrados, García Parrondo (1), Viran Morros (1), Guardiola (3), A.Entrerríos (4), Gurbindo (1) y Ugalde (4) –siete inicial– ‘Juanín’ García (2), Romero (2 de pen), Aguinagalde (1), Cañellas (4), R.Entrerríos (1), Sarmiento (-), Tomás (2), Maqueda (3) y Sierra (p).

FRANCIA: Omeyer, Karabatic (3), Guigou (3, 2 de pen), B.Gille (3), Abalo (6), Fernández (7) y Barachet (1) –siete inicial– Bingo, Dinart, Narcisse (3), Joli y Karaboue (p).

–PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-3, 6-5, 9-7, 11-8, 13-10, 15-13 (descanso) 18-15, 21-17, 22-20, 25-20, 27-25, y 29-26.

–ÁRBITROS: Constantin Din y Laurentiu Dinu (RUM). Excluyeron a Ugalde, Gurbindo, y García Parrondo, por España, y a Bingo y Barachet, por Francia.

–PABELLÓN: SPC Vojvodina de Novi Sad.

Article Categories:
Multideporte

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share