Dic 24, 2011
0 0

Interpol emite orden para detener al creador de los implantes defectuosos

Written by
Share

La agencia policial internacional, Interpol, ha emitido una «alerta roja» para detener al creador de los implantes mamarios de silicona defectuosos por atentar contra «la vida y la salud». En concreto, la orden de arresto ha sido ordenada por Costa Rica.

En la web de la Interpol, le identifican como el fundador de la empresa extinta Poly Implant Prothese (PIP), Jean-Claude Mas Florent, de 72 años y natural de Tarbuse (Francia). El paradero de Mas Florent se desconoce tras el estallido de este escándalo de dimesiones mundiales.

PIP fue fundada en 1991 y en 2010 cerró a raíz de que sus implantes fueran retirados del mercado. De hecho, el Gobierno francés ha recomendado que aquellas mujeres que lleven estas prótesis mamarias acudan a sus cirujanos y se los retiren como medida de precaución. Más del 90 por ciento de las prótesis mamarias fueron vendidas a países latinoamericanos y europeos. De hecho, PIP llegó a ser la tercera mayor empresa productora del sector y ha vendido alrededor de 300.000 implantes mamarios a más de 60 países.

Las irregularidades detectadas en dichos implantes residen en su composición anómala, si bien las autoridades francesas y expertos sanitarios han reiterado que no existen aparentes riesgos de que aumente las probabilidades de contraer cáncer. No obstante, se han manifestado inusuales altos índices de desgarros y reventones.

La figura de Mas Florent está rodeada de misterio. Fue interrogado por la Policía en noviembre 2010, pero fue liberado sin cargos. Asimismo, la fábrica donde operaba PIP, situada en el extrarradio de la ciudad de Toulon, en el sur de Francia, continúa siendo propiedad del socio principal de Mas Florent.

El cirujano plástico asentado en París Patrick Baraf ha afirmado que conoció a Mas Florent en 1981 pero ha reconocido que nunca quiso utilizar sus implantes mamarios debido a su bajo precio. Además, ha asegurado que Mas Florent era un carnicero que quiso dar el salto al lucrativo mercado de la cirugía. «No tenía experiencia médica, no era un licenciado médico», ha precisado el doctor Baraf.

De acuerdo con diversos informes de la central del holding empresarial que conformaba con Heritage Worldwide, el sueldo de Mas Florent ascendió hasta los 359.244 dólares (algo más de 275.000 euros) en 2008 desde los 72.900 euros que cobraba en 2002, en gran parte, debido a que se erigió como director de Heritage en 2003.

REACCIÓN DESDE BRASIL

El organismo regulador sanitario de Brasil, Anvisa, ha hecho este viernes un llamamiento a las ciudadanas brasileñas que lleven las prótesis mamarias de PIP que visiten con celeridad a sus médicos de cabecera para realizar los pertinentes chequeos, como consecuencia de la recomendación del Gobierno francés de que dichos implantes sean retirados cuanto antes como medida de precaución.

Más de 25.000 unidades han sido vendidas en Brasil. Por ello, Anvisa ha pedido a los doctores que contacten con sus pacientes. En un comunicado, insiste en que el personal sanitario debe «trabajar en las mejores medidas a emprender», si bien no ha aseverado la recomendación realizada por Francia.

Por su parte, el regulador argentino ANMAT ha sugerido a todas las mujeres preocupadas por este asunto que consulten a sus respectivos médicos, aunque ha subrayado que las pruebas sobre los posibles efectos negativos de estos implantes son «muy débiles». Reino Unido también se ha pronunciado en esta misma línea.

El director de la Sociedad de Cirujanos Plásticos Brasileños, José Horacio Aboudib, ha declarado a Reuters su sorpresa por la decisión de Francia, ya que el riesgo difundido sobre las prótesis mamarias de PIP era conocido desde hace un tiempo. «En nuestra opinión, nada ha cambiado desde hace año y medio. No hay ningún hallazgo científico que respalde un cambio en nuestra postura», ha argüido Aboudib.

Article Categories:
Europa · Salud

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share