Dic 18, 2011
0 0

Un embalse revienta en San Isidro y se lleva por delante a dos viviendas y 5 vehículos

Written by
Share

Pasada la medianoche del sábado 17 de diciembre, eran aproximadamente las 00.30 horas, cuando un embalse con más de 80 años de antigüedad, sito en la zona de Castro, en San Isidro (Granadilla de Abona) revienta y se lleva por delante a dos viviendas y a 5 vehículos.

Los vecinos de este lugar, donde se encuentran ubicadas un total de seis casas, aseguran haber oído un fuerte estruendo y después cómo el agua y el lodo inundaban sus casas. “Fue como una pequeña riada; nos cogió de lleno, después tuvimos mucho miedo” afirman haber sentido los afectados, que manifiestan que ese mismo día (el viernes 16) se habían producido algunas filtraciones del embalse, que es de propiedad privada y que se utiliza para el riego de zonas agrícolas.

“Pudo haber pasada más, pero gracias a la eficiencia de los cuerpos de seguridad, todo ha quedado en un gran susto” indican. Nada más producirse los hechos, los cuerpos de seguridad se personaron en la zona, la Policía Local, Bomberos Voluntarios de Granadilla, Guardia Civil, Cruz Roja y operarios del área de Servicios y Obras del Consistorio, así como de Unelco, lo que permitió una evacuación rápida y efectiva. El alcalde, Jaime González Cejas, se personó en el área afectada, y también lo han hecho en la mañana de hoy los concejales de Seguridad, Obras y Servicios Sociales del Ayuntamiento, Guacimara González, José Manuel García Mendoza y Ana Esther Flores Ventura, respectivamente.

El alcalde informa de que se ha prestado apoyo psicológico a los afectados y que a través del área de Servicios Sociales se procederá a realojar a aquellas familias que así lo necesiten y quieran. Añade que “ahora lo importante son las personas, ofrecerle nuestro apoyo y ayuda, y después vendrán las responsabilidades”.

Jaime González Cejas agradece la eficiencia de las fuerzas de seguridad, ya que gracias a su profesionalidad no se han producido graves daños humanos y materiales, ya que la mujer de algo más de 50 años, cuya vivienda se encuentra en estado ruinoso y prácticamente ha desaparecido por ser la más cercana al embalse, fue evacuada con rapidez y llevada al centro de salud de la zona, y en el día de hoy ya se encuentra en casa de su hija y solo presenta contusiones y magulladuras.

Además de la mencionada vivienda, hay un segundo inmueble más afectado, cuyos propietarios, con lágrimas en los ojos, hacen hincapié sobre todo “en los daños psicológicos, y de que aquella era su casa, el esfuerzo de una vida y su trabajo”. Las cuatro casas restantes tan solo presentaban en la mañana de hoy sábado el resto del lodo y el agua que entró de madrugada por sus puertas.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share