Dic 13, 2011
0 0

El fallo de una pieza de metal de fabricación suiza posible causa del derrumbe del falso techo

Written by
Share

  El fallo de una pieza de metal de fabricación suiza se ha convertido –por el momento– en la posible causa del derrumbe del falso techo del hall del Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife, si bien habrá que esperar a conocer los resultados de una investigación que ha abierto el Gobierno de Canarias –propietaria del edificio– para determinar qué es lo que ha podido provocar este incidente.

En declaraciones a los medios de comunicación, el arquitecto de la obra, José Ángel Domínguez, ha detallado que lo que ha caído al suelo es el revestimiento del techo, una estructura de barras inclinadas que, por razones acústicas y estéticas y para integrar la iluminación, estaban forradas con un falso techo formado por bandejas de aluminio ligeras que estaban suspendidas de la estructura principal, que no ha resultado afectada.

Según los primeros indicios, un fallo en la suspensión del falso techo podría ser la causa del derrumbe, pues los técnicos han encontrado «algunas piezas de metal partidas» por motivos que aún se desconocen. La rotura de algunas de estas piezas han provocado un fallo en cadena que ha sido el causante de que se haya desprendido toda la cubierta.

De hecho, según han podido grabar las cámaras de seguridad del edificio, la caída del falso techo «no ha sido instantánea, sino en cadena y a modo de cremallera», tal y como ha comentado el arquitecto de la obra, quien sí ha querido dejar claro que la rotura de las piezas de suspensión podría haber sido debida a un fallo de fábrica del propio material. Dada la altura a la que se encuentra el falso techo, el peso aproximado de cada módulo estará en unos 60 kilos y en unos 20 kilos por metro cuadrado.

A partir de ahora, estas piezas serán enviadas a un laboratorio fuera del archipiélago, que será el encargado de determinar y analizar qué ha provocado que este metal se haya partido. En este sentido, José Ángel Domínguez ha explicado que se trata de una pieza hecha de acero inoxidable elástico, de ahí que no comprenda cómo se ha podido romper.

Con anterioridad, tal y como señaló el arquitecto, el falso techo ya había presentado alguna incidencia, pues una de las placas se había salido de su posición, aunque por el momento no hay razones que liguen este hecho con el derrumbe.

El arquitecto José Ángel Domínguez ha descartado que los operarios que se encargan del mantenimiento del edificio hubieran podido detectar que esta pieza de acero se iba a partir, puesto que es una cosa «absolutamente anormal». «Sólo si hubieran tenido conocimientos de ingeniería –que no los tienen– hubieran detectado que en éstas había un problema de fatiga o de aleación incorrecta del material», añadió.

Lo normal, según Domínguez, es que no exista un servicio de mantenimiento que se encargue de velar por la seguridad de los edificios; sin embargo, la empresa Titsa, que es la que opera en el Intercambiador, sí cuenta con uno propio y, de hecho, van arreglando las cosas que se van rompiendo.

APERTURA DE UNA INVESTIGACIÓN

Como propietario del edificio del Intercambiador, el Gobierno de Canarias ha abierto una investigación para dilucidar las razones que han provocado que el falso techo del hall se desprendiera la pasada madrugada sin producir daños personales, pues ninguna persona se hallaba dentro del mismo en el momento del suceso, tal y como también ha indicado a los medios la directora general de Transportes del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila.

Durante estos dos días, los técnicos del Gobierno de Canarias y del laboratorio de la Consejería de Obras Públicas tomarán muestras para sacar unas primeras conclusiones y, posteriormente, se procederá a las labores de limpieza del hall.

Entretanto, el director insular de Movilidad del Cabildo de Tenerife, Manuel Ortega, ha informado de que la estación de guaguas «está perfectamente normalizada», por lo que se pueden utilizar «todos los servicios de guagua, de aparcamiento y del tranvía». Además, desde la Corporación insular se han tomado medidas para garantizar la seguridad no sólo de los usuarios, sino también de los empleados de Titsa.

Como consecuencia del derrumbe, los servicios de Titsa que se prestaban en el hall del Intercambiador se han trasladado en las dársenas superiores, y aquellos usuarios que quieran que precisen conectar el servicio de guagua con el tranvía deberán transitar peatonalmente alrededor de la Estación en lugar de hacerlo a través del hall del Intercambiador.

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share