Nov 17, 2011
0 0

Rajoy convencido de que tomara posesión

Written by
Share

El presidente del PP y candidato popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy dice que no habría ningún problema entre Zapatero y él si hubiera que tomar alguna medida antes de que tomase posesión. Dijo estar convencido de que no habría el más mínimo problema.

Rajoy realizó estas afirmaciones en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, en la que se le ha preguntado si ha hablado con Zapatero en estas semanas, de la posibilidad de que se tenga que habilitar algún mecanismo de emergencia para poder actuar entre la fecha de las elecciones y su toma de posesión, que no se producirá hasta justo antes de Navidad.

El dirigente popular respondió que sí, porque las Cortes no se constituyen hasta el 13 de diciembre. “Sí, yo he hablado con Zapatero en las últimas fechas fundamentalmente de la situación de los mercados y de lo que está pasando en Europa”.

Mariano Rajoy precisó que “hay un diálogo fluido” con el presidente del Gobierno y “si hubiera algún tipo de problema, no creo que haya ninguna dificultad para llegar a algún entendimiento en defensa del interés general de todos”. “Estoy absolutamente convencido de que no habría ni el más mínimo problema ni por su parte, ni por la mía”, apostilló.

CON ZAPATERO ACABA LA LEGISLATURA MEJOR QUE LA EMPEZO

El candidato popular admitió que acaba la Legislatura mejor que la empezó en su relación con José Luis Rodríguez Zapatero. “Si”, dijo y argumentó que durante el último año, el Gobierno ha llamado al PP para explicar las cosas. “Se ha intentado contar con el PP y yo cuando se me dicen cosas razonables, como intento ser razonable, también lo acepto”, apostilló.

Recordó que ha apoyado cosas importantes que ha planteado el Gobierno, pero insistió en que la política económica que se ha hecho por parte del Ejecutivo de Zapatero “ha sido una catástrofe”. “Siento mucho tener que decirlo así, pero es que se han hecho las cosas muy mal, no se ha gestionado bien la economía de los españoles y al final, pues estamos aquí”.

No obstante, Rajoy rechazó la posibilidad de un gobierno de concentración en el caso de que las cosas siguieran como hasta ahora. “Creo en la soberanía nacional, que la gente elige a sus gobernantes y que, salvo situaciones de catástrofe, que espero que no sea el caso, los gobiernos son los que elige el pueblo”, argumentó.

En este sentido, señaló que hay algunas cosas que le preocupan, como el hecho de que Italia y Grecia tengan de presidentes a dos personas que no se han presentado a las elecciones y no hayan sido elegidos por los ciudadanos, aunque no dudó de que sean “muy respetables”.

En su caso, dijo que él está pidiendo el apoyo al pueblo porque la tarea que hay por delante es “gigantesca”. Pero, añadió, “sea el resultado que sea y tenga los escaños que tenga”, dejó claro que hablará con el resto de las fuerzas políticas porque está convencido de que la tarea que hay por delante “no es una cuestión sólo del próximo gobierno, sea el que sea, es una cuestión del Gobierno, de la sociedad española, de los medios de comunicación, que tendrán que actuar con responsabilidad, de los agentes económicos y sociales, empresarios, sindicatos, etc”. “Esto no es una tarea para un gobierno, sino una tarea para toda una nación”, exclamó.

DICE QUE SU GENTE ESTA CONTENTA, PERO SIN EUFORIA POR LA SITUACION

Al ser preguntado si no está viéndose un exceso de euforia en su partido por el hecho de que ven cercana la victoria electoral, Rajoy respondió que él ve a la gente “alegre y contenta”. Pero precisó que “euforia no hay”. “El partido está equilibrado y sensato y la gente está preocupada por la situación española que es difícil”, apostilló.

También se refirió al acto electoral que ayer tuvo en Cataluña y dijo que sí había visto a la gente contenta porque tradicionalmente los catalanes no han votado “demasiado” al PP allí, pero recordó que en las municipales registraron un buen resultado, han mejorado y “la gente está contenta”.

Mariano Rajoy dijo no haber dedicado ni un segundo a pensar si quiere limitar los mandatos a un total de ocho años porque lo que más le preocupa es la tarea “gigantesca” que tiene por delante porque “hace muchos años que no nos encontrábamos en una situación así”.

Recuerda que él lleva 30 años en política, empezó a los 26 en Galicia y ahora tiene 56. “He vivido cosas de las que me siento muy orgullo porque he podido servir a mi país y hacer cosas en responsabilidades distintas, esto sería lógicamente el punto final, esta última temporada hemos trabajo mucho y oiga, al final aquí estamos”, concluyó.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share