Nov 15, 2011
0 0

España rechaza condicionalidad macroeconómica «no equitativa» para recibir fondos de cohesión desde 2014

Written by
Share

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ha rechazado este martes la «condicionalidad macroeconómica» propuesta por la Comisión Europea para que los Estados miembros reciban fondos de cohesión a partir de 2014 con el arranque de las nuevas perspectivas financieras porque considera que es «excesiva» y «no es equitativa».

«No nos parece que sea equitativa, desvincula al fondo de cohesión de sus objetivos reales y lo conecta más bien con la capacidad de control de la Comisión de esos fondos», ha criticado el secretario de Estado durante el debate que este martes han mantenido los Veintisiete sobre el próximo presupuesto europeo para el periodo 2014-2020, especialmente sobre las partidas dedicadas a cohesión y a la Política Agrícola Común (PAC).

La Comisión Europea propuso en octubre congelar las ayudas regionales a los países expedientados por déficit excesivo que no apliquen las recomendaciones de la UE para corregir la situación a partir de 2014 con el objetivo de prevenir futuras crisis de deuda. La medida afectaría especialmente a España, el segundo país que más se beneficia de los fondos estructurales, por detrás de Polonia y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ya expresó el año pasado su oposición a esta idea, que empezó a circular tras el primer rescate de Grecia.

López Garrido ha criticado durante el debate que esta condicionalidad macroeconómica obedece más a «objetivos de coordinación de políticas macroeconómicas» en los distintos Estados miembros y «no debe insertarse como un elemento central en la política de cohesión», cuyos «objetivos» para España «deben ser claramente la recuperación económica y la creación de empleo».

El secretario de Estado ha insistido en la importancia de «facilitar lo más posible el uso de los fondos por los Estados miembros» en un momento de «restricciones fiscales» en los Veintisiete y ha defendido que «el elemento clave debe ser el concepto de absorción». «Los fondos tienen que ser absorbidos por los Estados miembros y quitar todos los obstáculos y dificultades administrativas de procedimiento», ha recalcado.

López Garrido ha defendido que Andalucía, Castilla-La-Mancha y Galicia, que «con toda seguridad» dejarán de ser a partir de 2014 regiones de convergencia porque superan el 75 por ciento de la renta per cápita media «necesitan una gradualidad» en la reducción de las ayudas. «Por eso consideramos que deberían mantener al menos dos tercios» de las ayudas actuales, ha recalcado.

En rueda de prensa al término de la reunión, el secretario de Estado ha saludado que el apoyo de 13 países Amigos de la Cohesión al planteamiento de España de mantener las ayudas para las regiones en transición y que «ningún» país se haya opuesto a esta idea.

FRENTE COMÚN DE 13 PAÍSES

Así, España, junto con Bulgaria, República Checa, Estonia, Grecia, Letonia, Lituania, Malta, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Hungría han creado un frente común para defender este martes que se mantengan ayudas para países en transición como las tres regiones españolas.

López Garrido ha asegurado que Murcia «también se beneficiará de los fondos de cohesión» porque recibirá el mismo tratamiento de «regiones intermedidas» que Andalucía, Castilla-La-Mancha y Galicia y ha insistido en que el objetivo de España de que las regiones ultraperiféricas como Canarias «deben ser consideradas a efectos de la política de cohesión como regiones de convergencia».

Bruselas ha propuesto que Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia conserven a partir de 2014 hasta dos tercios de las ayudas actuales y se incluirían en la nueva categoría de «regiones en transición», que incluye a las que tienen un PIB per cápita de entre el 75 y 90 por ciento. Murcia quedaría catalogada como «región en transición» (su PIB está en el 85% de la media), aunque recibiría menos subvenciones que las otras tres comunidades autónomas. Por su parte, Extremadura mantendrá las subvenciones del actual periodo 2007-2013 por encontrarse todavía por debajo del umbral del 75 por ciento.

Los 13 países han defendido que la política regional mantenga en el futuro el objetivo de «reducir las disparidades regionales», que su «eficacia» se mida «por su contribución al crecimiento y empleo» y que se mantenga «el mismo nivel de financiación que en el periodo actual» o de lo contrario «aumentarán las disparidades entre regiones existentes», ha advertido el ministro de Asuntos Exteriores húngaro, Janoz Martonyi, que ha presentado la posición común de los 13 durante el debate.

Asimismo, el ministro húngaro ha defendido que los recursos de la cohesión «deben centrarse en las regiones menos desarrolladas», ayudas para regiones en transición que comenzarán a recibir menos fondos y ha reclamado «más simplificación» en las ayudas y «más flexibilidad» para los Estados miembros «los que mejor conocen sus propias necesidades» para utilizar los fondos. «Cualquier mecanismo de condicionalidad debe ser justo y equilibrado», ha zanjado el húngaro.

Article Categories:
Nacional

Comments to España rechaza condicionalidad macroeconómica «no equitativa» para recibir fondos de cohesión desde 2014

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share