Oct 28, 2011
0 0

Fomento da la razón a los técnicos al asegurar que despacharon de forma correcta el avión

Written by
Share

La directora de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), Isabel Maestre, ha validado este viernes la actuación de los técnicos de mantenimiento de Spanair imputados por el accidente ocurrido el 20 de agosto de 2008 en Barajas, en el que murieron 154 personas, al asegurar que despacharon de forma correcta el avión después de que se detectara una avería en la sonda que mide la temperatura exterior de la aeronave.

Maestre ha comparecido ante el juez instructor Javier Pérez sobre la utilización del Manual de Equipos Mínimos, conocido como MEL por parte de los Técnicos de Mantenimiento de Aeronaves (TMA). Este manual recoge la lista de elementos inoperativos con los que puede volar un avión.

En su declaración al inicio de la instrucción, los dos técnicos imputados mantuvieron que se valieron de este manual de operaciones para diferir la reparación de la aeronave tras detectarse un fallo en la sonda de temperatura, conocida como RAT. Ello obligó a que el comandante abortara el primer despegue del vuelo JK5022 y el avión tuviera que regresar al hangar para que se reparase la avería.

Frente a su actuación, el órgano pericial designado por el juez concluyó en su informe que los técnicos despacharon «incorrectamente» el avión al no identificar la causa y el origen de la avería. Sin embargo, la tesis del juzgado se contradice con lo mantenido por la directora de la AESA.

Durante la declaración, la máxima responsable de seguridad aérea en España, cuyo organismo depende del Ministerio de Fomento, ha ratificado el contenido de una carta remitida a la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico (ASETMA) en la que exculpa a los técnicos imputados.

A la salida de la declaración, Maestre ha confirmado que ha ratificado la carta en la que asegura que la MEL es un documento que puede ser utilizado por los Técnicos de Mantenimiento y que no es necesario identificar el origen o causa de la avería si se trata de un fallo contemplado como ítem en el MEL.

Fuentes jurídicas han indicado que el fallo del RAT (la sonda de temperatura) viene contemplado en el punto 30.8 de la MEL. Por tanto, «bastaría con identificar y confirmar que ese sistema esta fallando, sin necesidad de identificar el origen o causa raíz», según la directora de la AESA.

Por ello, Maestre ha recalcado al magistrado y a las partes personadas que la MEL «sí puede ser utilizada por los técnicos de mantenimiento debidamente cualificados y con las autorizaciones pertinente según la normativa aplicable».

Por su parte, la Asociación de Víctimas del Vuelo JK5022 critica que los técnicos no hubieran recibido la formación que requiere un puesto como el suyo.

 

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share