Oct 14, 2011
0 0

Alpidio Armas afirma que estará con los vecinos de Frontera en sus demandas

Written by
Share

El presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas, ha declarado hoy viernes, 14 de octubre, que estará con los vecinos de Frontera si deciden concentrarse, como está previsto, esta tarde demandando la reapertura del túnel de Los Roquillos.
Armas recuerda que el Pleno del Cabildo, por unanimidad, acordó ayer dirigirse al Gobierno de Canarias demandando su reapertura con carácter de urgencia. Una medida que también está apoyada por los tres alcaldes de la isla, las distintas fuerzas políticas con representación insular, así como por los representantes del tejido económico y social de El Hierro.
“El túnel de Los Roquillos –opina Armas- tiene en estos momentos el aval técnico para reabrirse. Eso daría un apoyo psicológico, aparte de sus repercusiones económicas, a los habitantes esta isla que también deben tenerse en cuenta en situación de crisis”.
El presidente del Cabildo afirma que, si los parámetros o la situación asociada a la crisis volcánica cambiara en cualquier momento, se volvería a cerrar con carácter preventivo. “Pero no podemos tenerlo días, meses, cerrado cuando no cae ni una sola piedra. Quisiera saber, si el Gobierno lo haría en el caso de que fuera una vía principal en una de las ciudades capitalinas. Estoy seguro de que se pondrían todos las medidas de vigilancia posible para mantenerlo abierto al tráfico hasta que fuera posible”, declara.
“Por supuesto que a la hora que sea y en el momento que sea, la vida de las personas prima ante cualquier riesgo, pero no se puede venir a El Hierro a ningunear, por mucho Pevolca que exista, a las instituciones herreñas, a sus técnicos, que conocen como nadie esta geografía y a su gente y que han demostrado en estos últimos años ser un ejemplo en materia de Protección Civil”, explica el presidente herreño. “Aceptamos cooperación interadministrativa, pero no intervencionismo puro y duro”.
“Nuestras opiniones, en el Pevolca o en lo que sea, se deben tener en cuenta. Creo que ya hemos dado unas cuantas muestras al Gobierno autonómico de cómo gestionar crisis relacionadas con protección civil. Aquí –continúa- cuando se ha tenido que cerrar el túnel, cuando se ha tenido que interrumpir la actividad escolar, cuando se ha tenido que evacuar a parte de la población, en definitiva cuando se han tenido que adoptar medidas de autoprotección, ni a mis antecesores en el cargo ni en mi caso nos ha temblado el pulso, se lo puedo asegurar. Porque primero está la vida de las personas”.
“Pero cuando nuestros técnicos nos garantizan que tanto la ladera como el interior del túnel han resistido una crisis sísmica de más de 10.000 terremotos y estamos en un escenario mejor para el Valle del Golfo, no vemos por qué tiene que estar cerrado ni un minuto más”, recalca.
El presidente del Cabildo asegura que ha puesto sobre la mesa del Pevolca los recursos de vigilancia necesarios para que se pueda circular con garantías de seguridad. “Incluso hemos propuesto la posibilidad de cerrar de noche, cuando se ha comprobado que existe más sismicidad y la vigilancia visual no es posible, pero cuando ni siquiera se contemplan nuestras ideas abre un interrogante para la reflexión”.
Alpido Armas matiza que, “por supuesto que si el fenómeno comienza a emitir material en tierra o el proceso afectara directa o indirectamente al Valle del Golfo se adoptarían sobre la marcha, en cualquier minuto, las medidas contempladas en nuestro Plan de Actuación insular por Riesgo Volcánico, adaptado al Pevolca. Pero aquí, a los herreños, un día, un minuto, de una vía por la que circulan diariamente 2.400 vehículos, con una población de 11.000 habitantes, en una carretera declarada de interés regional, su cierre no puede ser permanente”
Según Alpido Armas, otras instituciones “no pueden venir a darnos lecciones de protección civil cuando habría que recordar que, en el caso Delta, conociendo como conocía el Cabildo de El Hierro, que se acercaba una tormenta tropical a Canarias y este Cabildo se los advirtió, tuvieron a la población comprando en los centros comerciales. En aquel momento se tomaron poco en serio las advertencias lanzadas desde el Cabildo de El Hierro”.
“A las instituciones herreñas no se les puede venir a ningunear y mucho menos a dar lecciones a modo de intervencionismo”, dice.
Si nos atenemos a los informes sobre riesgo por desprendimientos aportados por los técnicos ante la serie sísmica que nos ha afectado, media isla no podría hacer vida normal, porque esos elementos existen en varias carreteras de red insular. Las piedras las hemos tenido antes, ahora y después y nos hemos acostumbrado a convivir con nuestro territorio y sortear los problemas relacionados con fenómenos meteorológicos adversos y otros elementos que las provocan.
Respecto a sus declaraciones de ayer en la que manifestaba que no ha estado de acuerdo con la forma en la que se ha llevado a cabo las evacuaciones realizadas a la población en esta crisis, Alpidio Armas afirma que tiene derecho a discrepar personalmente “de los tiempos y la manera en la que se deciden ambas evacuaciones, máxime en el caso de La Restinga en la que yo mismo me encontraba compartiendo impresiones y tranquilizando a los vecinos y los científicos debatían aún en ese momento sin ser concretos sobre el comportamiento del tremor y veo como la población se entera por un medio de comunicación público de la evacuación cuando aún ni algunas primeras autoridades de esta isla lo sabían. Creo que, pese a la magnitud de la situación, se pueden hacer las cosas con sosiego.
Pese a todo esto, continúo opinando que esta crisis ha sido un ejemplo de buena y eficaz colaboración interadministrativa y que será un ejemplo en el futuro. Pero, comprenderá que como presidente insular mi deber es defender los intereses de todos y cada uno de los herreños y tanto están padeciendo con una situación agobiante por lo largo en el tiempo, porque no hemos de olvidar que nosotros convivimos con este proceso, prodigioso, por otro lado, de la naturaleza, desde el pasado 17 de julio.
“Tenemos todos, incluido el Gobierno de Canarias, que centrarnos en los herreños y no convertir esta crisis, como están haciendo algunos, en arma política, como lo hemos podido comprobar en nuestros mentideros.
“Cuando todos se marchen de El Hierro –termina el presidente- somos nosotros, los representantes institucionales de esta isla, los que nos quedaremos con nuestra gente, con nuestros empresarios con graves problemas económicos y, seguramente, cuando se retiren los focos y las cámaras nadie se acordará de ellos. Ni de los empresarios, ni de los pescadores, ni de los vecinos de La Restinga ni del Valle de El Golfo”.

Article Tags:
Article Categories:
El Hierro

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share