Oct 13, 2011
0 0

Uno de cada tres pacientes que acuden a Urgencias del HUNSC lo hacen por problemas relacionados con los medicamentos

Written by
Share

Un estudio realizado por la doctora Gádor Callejón, farmacéutica hospitalaria del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha revelado que uno de cada tres pacientes que acude al servicio de Urgencias del HUNSC lo hace por problemas de salud relacionados con los medicamentos.

Esta conclusión se extrae de la tesis doctoral «Resultados Negativos asociados a la Medicación (RNM) que causan consultas en el servicio de Urgencias de un hospital de tercer nivel», dirigida por un grupo de investigadores del HUNSC y de Toxicología de la ULL Este estudio presentado recientemente y calificado con sobresaliente cum Laude por la Universidad de La Laguna, es fruto del trabajo de un equipo multidisciplinar sanitario participante en un proyecto de investigación financiado por la Fundación Canaria de Investigación y Salud (FUNCIS).

Se trata de una investigación pionera en Canarias cuyo objetivo ha sido documentar cómo son utilizados los medicamentos en la población. Para ello se ha analizado una muestra representativa de 1.800 pacientes siguiendo una rigurosa metodología.

En 2006 y durante seis meses, los servicios de Farmacia Hospitalaria y Urgencias del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria recogieron y analizaron datos de problemas de salud del paciente, consumo de fármacos, hábitos de vida e información demográfica y sociológica mediante una entrevista se cumplimentaron unos cuestionarios con la autorización previa del paciente, concluyendo que el 35 por ciento de las urgencias atendidas en esta muestra estaba relacionadas con resultados negativos en la salud por farmacoterapia.

De hecho, un 11,6 por ciento de los pacientes tuvieron que ser hospitalizados por problemas de salud relacionados con algún medicamento. Otro aspecto relevante es que el 71% de los casos se podrían haber evitado.

«Cuando se habla de problemas por el uso de medicamentos, no solo hay que referirse a efectos secundarios, intoxicaciones y alergias; éstos también engloban medicaciones innecesarias o no indicadas, el incumplimiento de la posología prescrita por el profesional sanitario, la ineficacia de los tratamientos y la automedicación, además de las dosis superiores o inferiores a las recomendadas», explica Gádor Callejón, farmacéutica hospitalaria del HUNSC.

Un 70 por ciento de los pacientes que acudieron a Urgencias del HUNSC durante el periodo analizado se medicaba previamente a la visita a este servicio y casi el 50% tomaba entre uno y cuatro fármacos, siendo las mujeres los usuarios que consumen más medicamentos.

En este sentido, los grupos de medicamentos más consumidos corresponden al sistema nervioso que incluye a los analgésicos y en segundo lugar, al grupo de fármacos que afectan al aparato digestivo y al metabolismo, como son los protectores gástricos y los antidiabéticos.

PAPEL DEL PACIENTE

La automedicación es otro de los factores registrados en este estudio. Un 16 por ciento de las personas entrevistadas reconoció haber consumido medicamentos no recetados por un médico. Para la Dra. Callejón, los pacientes juegan un papel crucial en este problema de salud pública.

«Por un lado, es necesario efectuar una adecuada educación sanitaria sobre el medicamento y crear cultura de respecto y uso racional para evitar la automedicación irresponsable, y por otro, reforzar el cumplimiento terapéutico y la adherencia al tratamiento. No seguir el tratamiento prescrito es una de las causas de los diferentes resultados clínicos negativos», recalca la farmacéutica hospitalaria.

El farmacéutico es el profesional sanitario clave al ser nexo entre el médico y el paciente para valorar aspectos claves en la seguridad, eficacia y necesidad de los medicamentos así como el cumplimiento terapéutico por parte del enfermo.

Para la doctora Gádor Callejón, «el impacto económico que ocasionan los resultados negativos de la medicación en el sistema sanitario precisa de una concienciación tanto por parte de todos los profesionales sanitarios como de los pacientes».

Junto a los datos estadísticos, una de las conclusiones de esta investigación pasa por consolidar el seguimiento farmacoterapéutico como estrategia para prevenir la aparición de resultados negativos de medicación tanto a nivel comunitario como hospitalario, seleccionar medicamentos de manera adecuada, apostar por la formación continuada en el conocimiento de tratamientos farmacológicos, el uso de guías clínicas basadas en la evidencia, así como la coordinación multidisciplinar entre los distintos profesionales sanitarios, como con los pacientes.

Article Categories:
Canarias · Salud

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share