Sep 9, 2011
0 0

El empresariado palmero vinculado al sector comercial no tira la toalla

Written by
Share

El empresariado palmero vinculado al sector comercial, que concentra al 35% del tejido empresarial de la Isla y del que dependen más de 3.500 puestos de trabajo, no tira la toalla. A pesar de que el futuro se presenta incierto y de que el 98% de los comerciantes no confía en que la situación del sector despegue a corto y medio plazo, lo cierto es que 94,4% de los mismos ha mantenido estables sus plantillas de trabajo durante el segundo trimestre de 2011 y el 98,7%  garantizan que no despedirán trabajadores en los próximos meses si bien hay que tener en cuenta que una gran parte de las pymes comerciales de la Isla se explotan bajo la forma jurídica del autónomo o empresario individual.

­­­

Esto es lo que se desprende de la X Encuesta de Actividad Comercial elaborada por la Delegación de la Cámara de Comercio en La Palma en la que participan un total de 700 empresas y que refleja, además, que el 64,2% de los encuestados afirman haber mantenido estables los precios durante el segundo trimestre de año, junto a un 35,8% que señalan incluso que los han reducido como estrategia comercial ofertando sus productos a precios más competitivos.

 

En este sentido, y de cara al tercer trimestre de 2011, hay que destacar que el 98,4% de los comerciantes apuntan a que van a mantener los precios estables, no sólo porque los márgenes están ajustados al límite sino porque, teniendo en cuenta el índice de paro y las dificultades de acceso al crédito, un repunte de los precios sólo contribuiría a frenar aún más el consumo de las familias palmeras.

 

Una decisión que la institución cameral en la Isla valora y que, a juicio de su presidente, Mauro Fernández Felipe, “evidencia una vez más el espíritu de lucha y la tenacidad con la que las pymes palmeras defienden sus negocios a capa y espada” y reivindicó como “fundamental que las instituciones aunemos esfuerzos para impulsar acciones conjuntas que contribuyan en la medida de nuestras posibilidades a dinamizar el comercio, incentivar el consumo, mantener viva la confianza del empresariado en tiempos de crisis”.

Nueva caída

En lo que a rebajas se refiere, la mayoría de los encuestados señala que a pesar de los esfuerzos, la temporada no ha cumplido sus expectativas. Situación que viven por segunda vez en lo que va de año y que, en líneas generales, atribuyen a la falta de liquidez existente, a los niveles de endeudamiento y a la contención de gasto, entre otros factores.

 

Asimismo, y a pesar de que el en trimestre anterior las expectativas de los empresarios con respecto a años anteriores parecían evidenciar cierto grado de optimismo y situaban el indicador de actividad en el -8,6 puntos, lo cierto es que en el segundo trimestre de año los resultados caen nuevamente hasta el -10,4. Datos que no se registraban en el sector desde enero de 2010 y que, sin embargo, siguen siendo mucho mejores que los obtenidos en octubre de 2010 en los que el indicador batió cifra record de caída hasta los -17,4 puntos.

 

En este punto, la Delegación de la Cámara de Comercio en La Palma estudia la viabilidad de trasladar a la Isla un programa que como el de Emprendedores en el Comercio permitirá mejorar la orientación y asesoramiento que se ofrece no sólo a los emprendedores que tengan un proyecto de empresa vinculado a este sector estratégico sino a sucesores de actividades comerciales. Al mismo tiempo, el programa trabajará en el fomento y adquisición de habilidades relacionadas con la creación, fidelización, incremento de los flujos de clientes, mejora de la competitividad como estrategia de diferenciación y optimización de la organización del establecimiento comercial, entre otros frentes.

 

Precios y promociones

Un dato significativo con respecto al trimestre anterior es que si bien el 97,3% de los comerciantes palmeros señalaban que habían ajustado los precios al máximo, durante el segundo trimestre de año un 35,8% apostaron por aplicar nuevas reducciones y ajustes de sus márgenes comerciales, frente a un 64,2% que efectivamente los mantuvieron invariables. Tal y como era previsible, ninguno de los más de 700 comerciantes palmeros encuestados incrementó los precios en el segundo trimestre de 2011 y sólo un 1,6% valora aumentarlos durante el tercer trimestre de año.

 

Por otra parte, y como consecuencia de la debilidad generalizada que sufren los mercados, el 97,3% de los empresarios palmeros se han mantenido fieles a la tendencia de no incrementar la inversión en sus negocios. Sólo un 1% asegura que ha aumentado su inversión durante el último trimestre, un porcentaje similar al que se prevé para el segundo trimestre de año.

 

Análisis sectorial

En líneas generales, el sector comercial afirma que las cajas registradoras de sus negocios siguen sin arrojar saldos positivos. Una tendencia a la que, en este trimestre se suman incluso aquellos establecimientos que a comienzos de años afirmaban sobrellevar la situación como era el caso de telecomunicaciones donde los servicios postventa están superando al número de operaciones de venta directa o el subsector de joyerías, por ejemplo, donde el incremento del precio experimentado por el oro está provocando que los clientes se decanten por artículos más económicos y en fechas puntuales. Situación similar experimentan las perfumerías que afirman registrar una caída notable de las ventas.

 

 

Sin embargo y en lo que a cifra de negocio se refiere, uno de los subsectores que peor lo está pasando en estos momentos es el de bazares y tiendas de muebles y decoración, donde buena parte de los empresarios encuestados muestran su preocupación de cara al tercer trimestre de año y mantienen la esperanza de que la situación revierta cuanto antes mientras aplican cuantas promociones y descuentos tienen a su alcance para intentar dar salida al género que acumulan en sus almacenes.

 

Ligado a este subsector, y con igual descenso drástico de las ventas, se encuentran las ferreterías, instalaciones eléctricas y los comercios de venta de electrodomésticos,  a quienes el estancamiento de la construcción les están parando una factura elevada.

 

Otro subsector que no ha logrado remontar la caída de las ventas ha sido el subsector de ropa, calzado y complementos, que en su mayoría y a pesar de las promociones, ofertas 2×1 y del efecto rebajas, tampoco consiguen incrementar el balance comercial de sus cajas registradoras.

 

No obstante, la lectura positiva de este indicador la ofrece el subsector de librerías y papelerías que confían en que la operación de vuelta al cole les ayude a salvar el tercer trimestre de año si bien señalan que incrementar las ventas aunque adelantan que el cliente compara cada vez más los precios y, en ocasiones acaba decantándose por adquirir productos más baratos pero de peor calidad obviando que, a la larga, salen más caros porque duran menos tiempo.

 

En los subsectores de panaderías, carnicerías o víveres apuntan igualmente que la situación se mantiene porque se trata de productos de primera necesidad de los que los hogares palmeros no pueden prescindir. En este sentido, la mayoría de establecimientos sí que afirman haber detectado que muchos clientes acuden atraídos por ofertas puntuales o adquieren productos de marcas genéricas o en el caso de las carnicerías, género a precios más económicos.

 

Por último, subsectores ligados al turismo, como los puntos de venta de artesanía y souvenir señalan que la llegada del verano no ha venido acompañada del número de turistas deseado por lo que las ventas no reflejan repunte alguno sino que, por el contrario, se mantienen prácticamente idénticas a las registradas en meses anteriores.

 

 

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share