Ago 16, 2011
0 0

Alemania y Francia piden gravar las transacciones financieras

Written by
Share

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, han acordado proponer que los 17 países de la zona euro introduzcan en sus respectivas constituciones en el verano de 2012 «un objetivo para regresar al equilibrio presupuestario» y solicitarán además la imposición de una nueva tasa que grave las transacciones financieras.

Asimismo, el presidente galo anunció en la rueda de prensa posterior al encuentro de ambos líderes en El Elíseo que Francia y Alemania pretenden aplicar a las empresas alemanas y francesas a partir de 2013 un impuesto de sociedades común, como demostración de la «convergencia franco alemana».

Por otro lado, los dos mandatarios han acordado proponer a sus socios el establecimiento de un «verdadero» gobierno económica común para la zona euro formado por los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se reunirá como mínimo dos veces al año, aunque también todas las veces que sea necesario.

Asimismo, este organismo elegiría un presidente con un mandato de dos años y medio, cargo que en un primer momento reposaría sobre Herman Van Rompuy, actual presidente del Consejo Europeo, según la propuesta franco-alemana.

LIMITE DE DEUDA EN LA CONSTITUCIÓN.

Respecto a la introducción en las constituciones nacionales de una «regla de oro» o un «freno de deuda» para la vuelta a un equilibrio presupuestario, Sarkozy recalcó que se trata de una norma de «sentido común» que conduce a la reducción del déficit y del endeudamiento y recordó que Francia ya ha iniciado un debate con este objetivo.

Por su parte, Merkel recalcó que este es «un paso valiente» que todo el mundo debería dar y con el que demostrarán que han tomado conciencia de su responsabilidad, algo que si hubiera ocurrido antes hubiera evitado los problemas actuales. Preguntada por la posibilidad de sancionar a los países que no lo cumplen, recalcó que no hay mayor sanción que ser enjuiciado en el propio país.

Por otro lado, Sarkozy destacó que Francia y Alemania van a dar ejemplo de convergencia con la creación de unas bases imponibles armonizadas del impuestos de sociedades a partir de 2013. Merkel destacó que el objetivo de este anuncio es garantizar que ambos país tengan un mayor acercamiento de su política económica y mostrar su «voluntad firme» de una mayor colaboración.

A este respecto, la canciller alemana reconoció que este proceso, que obedece a la petición del mercado de una mayor convergencia en Europa, «no va a ser fácil», pero defendió que una vez que se llegue a un punto común va a favorecer a las empresas y la competitividad.

DEFENSA DEL EURO

Por otro parte, Sarkozy destacó la determinación de ambos países en la defensa de la moneda común europea y señaló que están asumiendo sus responsabilidades en una situación que no deja dudas sobre su «complejidad». Así, defendió que el euro ha proporcionado un gran progreso a Europa y la hecho más fuerte, pero también requiere el respeto de unas reglas obligatorias.

En este sentido, Merkel incidió también en el compromiso de Francia y Alemania para reforzar el euro como divisa común y defenderlo, así como para ponerse manos a la obra de forma inmediata con este objetivo para transmitir más confianza a los mercados, lo que implica imbricar más las políticas de la zona euro.

La canciller recalcó que esta situación ha surgido a lo largo de los años, por lo que no es razonable esperar que desaparezca «de la noche a la mañana», y añadió que no existen «varitas mágicas» para solucionar los problemas, sino que este proceso requiere tiempo. Así, insistió en la importancia de recuperar la confianza perdida porque el euro es «el futuro» y la «base del bienestar» en Europa.

Asimismo, reclamó a los distintos estados miembros de la zona euro un mayor compromiso y que se respeten las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que obligan a un presupuesto equilibrado y a una reducción paulatina del endeudamiento. Además, instó a que se reaccione ante las recomendaciones que realiza la Comisión Europea a los distintos países con responsabilidad y paso concretos y que no se limiten a «tomar nota».

Por último, Sarkozy explicó que en su propuesta no está recogida la creación de un ministro de Economía común e instó a hacer las cosas en orden y avanzar en la convergencia respetando la diversidad y la particularidad de los países. Así, recalcó que es necesario un espíritu de acercamiento, pero avanzando «cada uno con sus peculiaridades».

Article Categories:
Europa

Comments to Alemania y Francia piden gravar las transacciones financieras

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share