Ago 13, 2011
0 0

El Gobierno británico informa de 1.600 detenidos en todo el país

Written by
Share

El Ministerio de Justicia británico ha elevado este viernes a 1.600 el número de detenidos en todo el país por su presunta participación en los disturbios de esta semana, según el último balance recogido por la cadena británica BBC.

De los detenidos, 796 han comparecido ya ante un juez. También se apunta que un 17% son menores de 18 años. Más de un millar de los arrestados hasta ahora han sido en Londres, según los últimos datos aportados por Scotland Yard.

La Policía británica se dispone a inundar las calles este viernes para garantizar que la ingesta de alcohol durante el fin de semana no reaviva los disturbios que a principios de esta semana se produjeron en Londres y otras ciudades de Reino Unido.

El subcomisario adjunto de la Policía Metropolitana, Steve Kavanagh, ha indicado que 16.000 agentes, en lugar de los 2.500 normales, estarán operativos en Londres en el que constituye el principal despliegue en tiempos de paz.

LA MINISTRA DEL INTERIOR MANTENDRÁ EL DESPLIEGUE «DURANTE UN TIEMPO»

La ministra del Interior británica, Theresa May, ha advertido, durante una visita a zonas afectadas por los disturbios en el norte de Londres, de que la Policía seguirá en las calles al menos «durante un tiempo» para mantener la seguridad.

Unos 16.000 agentes patrullan Londres para responder a la ola de violencia desatada el sábado y que ya ha llevado a la Policía a detener a 1.600 personas en todo el país, más de un millar de ellos en la capital de Reino Unido.

Otros cuerpos policiales, incluidos los de Nottingham, Birmingham y Liverpool, han indicado que mantendrán una elevada presencia de agentes durante el fin de semana, aunque tras dos noches consecutivas de calma no prevén que se produzcan incidentes de relevancia.

Durante una visita a Enfield, May ha confirmado que su Ministerio no variará el amplió despliegue policial «durante un tiempo» ya que, aunque se han vivido «algunas noches más tranquilas», no conviene ser «complaciente». «La Policía mantendrá su dura política de arrestos, su presencia en las calles», ha asegurado.

May ha propuesto que algunos agentes se desplacen desde zonas no afectadas por los disturbios a otras donde sí se registren incidentes violentos, informa ‘The Daily Telegraph’.

«Sólo viniendo aquí y viendo la extensión de la devastación uno puede entender lo que ha pasado en las calles y el grado de criminalidad», ha dicho la ministra, que ha visitado entre otros lugares el centro de distribución de Sony incendiado en Enfield. Cinco personas han sido detenidas por estos hechos.

May ha advertido de que la Policía seguirá persiguiendo a los delincuentes «implacablemente» y que «serán llevados ante la Justicia».

APLAUSOS A LA POLICÍA

Durante su visita, May también ha tenido palabras de elogio para los «valientes» policías que han estando «en la línea del frente» para luchar contra los alborotadores. Asimismo, ha destacado el «fantástico trabajo» realizado por los equipos de Bomberos.

Las palabras de May llegan en plena polémica entre Gobierno y Policía por unas declaraciones del primer ministro, David Cameron, que señaló que la respuesta inicial de la Policía a los disturbios y saqueos que comenzaron el sábado en Londres y luego se extendieron a otras ciudades fue inadecuada.

Su acusación ha provocado una dura respuesta desde la Policía, que se enfrenta a serios recortes en el marco de las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno para reducir el déficit.

«El hecho de que los políticos optaran por regresar (de sus vacaciones) es irrelevante en términos de las tácticas que se estaban ejecutando para entonces», ha subrayado este viernes Hugh Orde, presidente de la Asociación de Oficiales Jefe de Policía, en referencia a las declaraciones de Cameron y otros ministros, que suspendieron sus vacaciones tras dos días de disturbios.

«Las tácticas policiales más contundentes que se vieron no fueron resultado de una interferencia política; fueron obra de los números (de agentes) disponibles para permitir que los comisarios cambiaran sus tácticas», ha explicado en declaraciones a la BBC.

Por su parte, el comisario en funciones de Scotland Yard, Tim Godwin, ha negado que la Policía Metropolitana fuera demasiado «tímida» en su respuesta inicial a los disturbios el sábado, al tiempo que ha defendido que las decisiones y las tácticas empleadas fueron todas «decisiones de la Policía».

«Si los oficiales de Policía tuvieran el beneficio de poder mirar en retrospectiva a la hora de hacer previsiones, obviamente haríamos las cosas ligeramente diferentes», ha afirmado. «Siempre aprendemos de lo que ocurre», ha agregado.

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share