Jul 13, 2011
0 0

Los próximos cuatro años de la FECAM serán vitales para el municipalismo

Written by
Share

Las constantes transgresiones entre los cabildos insulares y el Gobierno de Canarias han perjudicado económicamente a los ayuntamientos y, por tanto, a los vecinos, por no atender de forma directa a los ciudadanos; distinguiéndolos, en muchas ocasiones, en cuanto a sus derechos según donde residen, dándoles servicios a unos y recortándoselos a otros, como se puede comprobar en áreas como las de transportes o carreteras, entre otras.

Creo que es un buen momento para que los ayuntamientos tengan que dejar de rogar y se pueda exigir a la Comunidad Autónoma que, frente a algún servicio necesario y ante la insuficiencia de recursos, se actué con diligencia, tal y como se plantea en el artículo 26.2 (LRBRL), así como también se especifica en el mismo artículo con disposición tercera a los Cabildos.

Además, esta responsabilidad se completa en el articulo 43.1 a) de la Ley Canaria 14/1990, de 26 de julio de reforma de la Ley 8/1996, de 18 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones públicas Canarias, que recoge como una de las competencias propias de los cabildos insulares la de colaborar (asistir) y la de, incluso, “suplir” a los ayuntamientos.

Se presupone la coordinación de los servicios municipales de La Gomera para garantizar la prestación integral y adecuada en la totalidad de territorio insular, supliendo a los ayuntamientos cuando las insuficiencias de sus recursos impidan la prestación de los servicios municipales obligatorios o las funciones públicas establecidas de la Ley Reguladora de bases de Régimen Local.

Comenzando por el municipio de Agulo, espero que acabe, en el menor tiempo posible, la práctica incomunicación a la que se ven sometidos los vecinos del barrio de Lepe, debido a que una carretera no es reconocida como propia por otro ayuntamiento vecino, ejemplo claro de lo expuesto con anterioridad. Incluso no ha actuado ninguna otra administración pública, a pesar de solicitarle el auxilio.

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share