Jul 6, 2011
0 0

Política constructiva de mano tendida

Written by
Share

Desde estas líneas quiero que mis primeras palabras sean de felicitación para el nuevo alcalde de Valsequillo, Francisco Manuel Atta Pérez y para su grupo político, a quienes les deseo lo mejor para estos cuatro años.

También quiero agradecer la magnífica labor realizada por mis compañeros y compañeras de gobierno durante estos cuatro años. Agradezco su capacidad de trabajo y de sacrificio; su ánimo e ilusión, a pesar de las durísimas condiciones que nos ha tocado vivir; su creatividad e ingenio para hacer más, con menos; y, sobre todo, su lealtad. Ha sido un honor trabajar con ustedes estos cuatro años.

Y, por supuesto, quiero dar las gracias a todas las personas que, a lo largo de estos cuatro años y el pasado 22 de mayo, depositaron su confianza en Asamblea Valsequillera. Una confianza que no se da ni se regala. La confianza se gana con hechos.

Y las personas que han confiado en nosotros lo han hecho porque hemos trabajado con honradez, cercanía y sacrificio. Pero también porque cumplimos con Valsequillo y con su gente.

Por eso construimos nuestro proyecto en base a las personas, a sus demandas, a sus necesidades e, incluso, a sus sueños. Sueños que convertimos en realidad para el beneficio de las personas que viven en Valsequillo, como es el caso del Centro Cívico. Una infraestructura que muy pronto contará con dos nuevos auxiliares en geriatría y un psicólogo para continuar prestando un servicio de calidad a nuestros mayores. El servicio que se merecen las personas que lo han dado todo por los demás. Un convenio (dotado con 30.000 euros) que es fruto del trabajo responsable y del trabajo bien hecho. Porque hemos estado gobernando con responsabilidad hasta el último día.

Asamblea Valsequillera entrega al nuevo grupo de gobierno un ayuntamiento menos endeudado que en 2007; un pueblo dinámico, que ha aumentado sus servicios a las personas que viven en él y que ha modernizado los que ya existía; un pueblo que se ha beneficiado de los planes de infraestructuras en todos y cada uno de sus barrios; un pueblo que ha recuperado parte de su historia, a través de la red de senderos y caminos y que ha visto en el turismo una alternativa real para la generación de riqueza y de empleo. Un tema, este último, al que hemos dedicado más recursos y más esfuerzos que nunca. El paro y sus consecuencias ha sido el gran problema al que hemos tenido que enfrentarnos durante estos años. Por eso insto al nuevo alcalde a que continúe prestando especial atención y sensibilidad a este tema.

Conscientes de cuál es la realidad actual, le adelanto que en Asamblea Valsequillera estamos abiertos al consenso, como lo hemos estado siempre. Estaremos al lado de este grupo de Gobierno en todos aquellos proyectos que sean beneficiosos para Valsequillo y su gente, porque siempre hemos tenido muy claro que nuestra misión es defender los intereses de todos los valsequilleros y valsequilleras, especialmente, cuando nos sentamos en este Salón de Plenos.

Y como creo que las palabras tienen que estar avaladas por los hechos, Asamblea Valsequillera le tiende la mano para diseñar el futuro de Valsequillo.

Le propongo que consensuemos un Plan Estratégico Social y Económico que trascienda los plazos electorales. Un Plan Estratégico con un horizonte a diez años, en el que participen todos los vecinos y vecinas de este pueblo. Un Plan en el que se recoja “Qué Valsequillo queremos para el futuro”.

Un Plan que debemos dotar de contenido, pero en el que podría encajar perfectamente el Proyecto Barranco que diseñamos en estos años. Un proyecto que contribuirá a recuperar nuestro patrimonio, nuestra historia, nuestra cultura y, sobre todo, a generar empleo y riqueza para el municipio que va usted a gobernar a partir de hoy. Está hecho. Sólo hay que ponerlo en práctica.

También le propongo poner en marcha otro de los proyectos en el que hemos estado trabajando estos años: recuperar El Mirador y convertirlo en un centro de Interpretación Vulcanológico, que sea un referente en la isla de Gran Canaria, que atraiga al turismo y que nos ayude a conocer con exactitud los orígenes de la tierra que pisamos.

Como puede comprobar, estamos abiertos al diálogo, a la colaboración y a que ejecuten los proyectos en los que hemos estado trabajando y que no hemos podido llevar a cabo por el resultado electoral. Pero como lo que nos mueve a los hombres y mujeres de Asamblea Valsequillera es el servicio a este pueblo; trabajar por este pueblo, le garantizo que cuenta con todo nuestro apoyo para que se conviertan en realidad.

Siempre dije, y mantengo, que nosotros no gobernamos para ganar las elecciones, sino para conseguir lo mejor para Valsequillo. Así lo hemos hecho durante estos cuatro años y no vamos a cambiar ahora porque nuestra labor sea distinta.

Cuando los principios que guían a una formación política están claros y son firmes, gobierno u oposición es lo de menos. Lo importante es que la política sirva para prestar un servicio a las personas. A esa labor nos hemos entregado estos años, y lo vamos a seguir haciendo.

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share