Jun 27, 2011
0 0

Funcas calcula que una rebaja del IRPF para crear empleo mermaría la recaudación en 25.000 millones

Written by
Share

Una rebaja del IRPF destinada a impulsar la economía hasta alcanzar el crecimiento del 2,5 por ciento necesario para iniciar la creación de empleo neto tendría un coste recaudatorio de 25.000 millones de euros, es decir, supondría una reducción del 35 por ciento de los ingresos previstos en este impuesto para este año.

Así lo ponen de manifiesto los profesores Victorio Valle, José Félix Sanz y Desiderio Romero en el número 222 de ‘Cuadernos de información económica’ de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), donde consideran que una rebaja fiscal en este sentido supondría un «coste excesivo», que acentuaría el déficit «absolutamente inabordable» que soportan las administraciones públicas.

Además, añaden que si se redujeran también los gastos públicos, el efecto de una rebaja impositiva se vería fuertemente mermado y, bajo ciertos supuestos, incluso podría tener un «efecto global contractivo». Así, indican que la utilización de las reducciones impositivas como forma de estimular la economía son más efectivas en etapas de crecimiento que en fases de atonía como la actual.

En este sentido, los autores del estudio recuerdan que la reducción de 400 euros practicada en los ejercicios 2008 y 2009 en el IRPF «no puede decirse que haya aportado resultados brillantes al crecimiento y, sin duda, contribuyó a elevar los ya de por si elevados déficit de esos ejercicios».

Para conseguir esta rebaja del impuesto, el estudio apunta que sería necesario aplicar una reducción lineal de 5,5 puntos porcentuales sobre todos los tramos del impuesto o bien aumentar el mínimo del contribuyente desde los 5.150 euros hasta los 14.000 euros. También se podría hacer una combinación de ambas cosas, aplicar una rebaja de 3 puntos de los tramos y elevar el mínimo hasta los 10.000 euros.

CASI EL 10 por ciento SE RECUPERARÍA VÍA IMPUESTOS INDIRECTOS

Pese al importante coste fiscal de esta rebaja, Funcas estima que una parte del mismo se podría recuperar vía impuestos indirectos, dado que es previsible que una reducción de esta magnitud en el IRPF aumentaría el consumo por la subida de la renta disponible de los hogares. En concreto, calcula que el 9,7 por ciento del coste total, alrededor de 2.457 millones de euros, se recuperaría por el alza de la recaudación por IVA e impuestos especiales.

En el mismo número de ‘Cuadernos de información económica’, el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, Valentín Pich, subraya la importancia del IRPF en el sistema recaudatorio, pues representa casi el 42 por ciento de los ingresos no financieros, cuatro veces más que el Impuesto sobre Sociedades y un 37 por ciento más que el IVA.

Por su parte, el economista José Luis Leal prevé que la economía española seguirá endeudándose y continuará siendo «muy vulnerable» a las alteraciones de los mercados financieros.

Por ello, considera «prioritario» compatibilizar el crecimiento de la demanda interna con el equilibrio exterior. «El problema de España consiste en saber si el año que viene la renta disponible de las familias permitirá por si sola una aumento del consumo o si será necesaria una nueva reducción de la tasa de ahorro para lograrlo», explica Leal.

Para el economista, el crecimiento económico para este año estará marcado por las exportaciones, pues espera que la demanda interna sea negativa. En este sentido, la analista de dirección de coyuntura y estadística de Funcas María Jesús Fernández subraya que las exportaciones de bienes y servicios representaron el 26,3 por ciento del PIB en 2010, frente a la media de la zona euro del 40,6 por ciento.

PESIMISMO E INCERTIDUMBRE

Además, los profesores Alvira y García López indican que entre la población cunden el pesimismo y la incertidumbre sobre el devenir de la economía. Navarra, País Vasco y Madrid se situarían como las regiones más optimistas, en tanto que Andalucía y Canarias son las más pesimistas.

Por último, el economista Julio Rodríguez explica por el ajuste de la construcción el 52,1 por ciento del descenso del empleo desde el inicio de la crisis, que llegaría hasta el 60 por ciento si se suma la pérdida de puestos de trabajo inducida sobre otras actividades económicas.

 

Article Categories:
Economía · Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share