Jun 22, 2011
0 0

Indignadxs en La Orotava

Written by
Share

Pasada ya la civilización de los pactos –algo que en política institucional es obvio, aunque a veces bobio-, no puedo por menos de irreflexionar sobre lo electoralmente acontecido esta primavera nada silenciosa, en el escenario en el que más creo, el municipal. Y por tanto, en el mío propio, es decir, La Orotava. El problema en la Villa, no era si Isaac Valencia –alcalde los últimos treinta años- y CC, sacaban mayoría absoluta (MA) o no, sino si sacaban mayoría absoluta (MA) o mayoría total (MT). Es decir, si los 21 concejales del Ayuntamiento terminaban siendo todos de CC. Lo que era casi previsible si se llega a presentar algún partido más: “La izquierda en la Orotava va de culo y sin frenos. Éramos pocos y parió la abuela”, fue el lema electoral del villero de arriba Silvestre Marrero, quien imprimió miles de ejemplares de un chiste de Morgan ampliado donde se apreciaba una farola vencida por tanto mensaje electoral. Y no era para menos ante tal despliegue partidario al otro lado de CC: (PSOE, IpO, ANC, Los Verdes, IU…) El resultado final fue: CC 13, PP 3, PSOE, 3 e IpO 2. IU que estuvo a punto, no lo consiguió a causa de los votos en blanco que en el cómputo final hicieron saltar el concejal número 13 de CC y liquidar las esperanza de Fran Baute. Así que lo que tiene que hacer Fran es llamar por teléfono a alguna cabina de la Puerta del Sol –sección vota en blanco- y darles las gracias…
Yo no voy a decir si voté, o en caso de hacerlo, a quién, pues el voto es secreto, pero es que aunque quisiera no podría, ya que no me acuerdo, ante tal cantidad de papeletas similares. Al final ha resultado que como el PP ha devenido en el primer partido de la oposición, y por tanto, su portavoz, Enrique Luis, en el líder de la misma, entonces, si el PP que es la derecha, es la oposición, CC, que gobierna, es la izquierda ¿no? Con lo que concluyo que lo que tendrían que hacer el resto de partidos sería hacer causa común con CC para hacer frente al PP.
Lo de la subida del PP en la Villa no me lo esperaba. Luego he caído en la cuenta que tenía su secreto: Iban en cabeza de lista Enrique Luis y Susana González que son Matrimonio en la vida real. Esta estrategia siempre se deshecha en algunos partidos: (“No, no, si vas tú que tu mujer no vaya”), así en lenguaje machista y todo, que practican algunos partidos autodenominados de izquierda. Como si el hecho de estar emparejados privara a uno u otro cónyuge de sus derechos dinásticos (digo lo de dinásticos por lo de la Democracia Real) Lo que quería decir es que el PP subió porque al ir en cabeza un matrimonio estaban haciendo propaganda subliminal de la familia cristiana y eso el pueblo lo captó rápido, y más La Orotava que es un pueblo tradicional. Además tiene su lado práctico porque pueden preparar los Plenos mientras almuerzan y ahorrarse fotocopias, llamadas de teléfono y estresantes reuniones de partido en horas intempestivas.
Pero si la campaña electoral fue multitudinaria, y la participación electoral también, pues la abstención en La Orotava sólo rondó el 24%, la toma de posesión del alcalde y concejales y la constitución del Ayuntamiento lo fue más aún. Los indignadxs hicieron acto de presencia en el Salón de Plenos -abarrotado por el pueblo hasta las 4 banderas-, y. en el ecuador del acto institucional corearon los lemas ya conocidos como: “Lo llaman democracia y no lo es”, “Cuarenta años de franquismo y treinta y cinco de propina”, etc. junto a un colorido despliegue de cartelería circense. Lo paradójico de la situación fue que, el numeroso público asistente se transformó en otro grupo de indignadxs por la falta de respeto de aquellos a la colectividad allí presente –y, añado, haciendo un flaco favor a un movimiento con la frescura del 15-M- así como por la duración y sonoridad de la protesta (un megáfono en un salón cerrado zumbando más de veinte minutos es como para volver loco a cualquiera y un hecho de contaminación acústica indiscutible). Al grito de: “Fuera, Fuera”, el público que presenciaba la toma de posesión consiguió, con la ayuda final, eso sí de las Fuerzas de Seguridad, instalar al grupo protestante alejado de las fuerzas democráticas. Excomulgados fuera del Salón de Sesiones, continuarían luego su fase crepuscular en la Plaza de Anita, al margen ya de las Instituciones y tomando la calle, la plaza e incluso un cortao. Sin embargo yo creí que la protesta terminaría con la visita a cada una de las sedes de los 5 partidos a la izquierda de CC (PSOE, IpO, IU, LOS VERDES y ANC) para darles la serenata un buen rato por haber dividido el voto de izquierdas mucho más que decimales tiene el número “Pi”, que, según los matemáticos, es infinito.
El partido oculto, clandestino, de La Orotava, toda una indignación en la sombra de la soledad digital, ha sido el PNV (Partido Nacionalista Villero) el cual actúa virtualmente en Territorio Féisbuk (FT en sus siglas en inglé). Busca la independencia de La Orotava de España, de Canarias y de Tenerife y reclama la devolución a la Villa de Puerto Orotava (mal llamado Puerto de la Cruz) aparte de reivindicar el nombre de Plaza de Anita para la Plaza de la Constitución, también llamada Plaza del Kiosko y Plaza de La Alameda. (Yo creo que lo que lo mejor es hacer un monumento al estilo de Lolita Pluma de la Plaza Sta Catalina de Las Palmas, en el lado sur de la plaza, justo en frente de la Tienda de Anita como perenne recuerdo de esta mujer tan entrañable y popular). Y por dar más ideas, que la obra de arte la lleve a cabo el psico-periodista de carretera que cada día nos sorprende al pasar a la altura de El Rincón, con pensamientos inteligentes sin acritud ni indignación alguna. Naturalmente yo ya me he asociado al PNV (pues en estos casos el trámite se hace tan sólo con darle a una tecla del ordenador) y me he encontrado con un universo de personas divertidas y orgullosas de ser de la Villa y vivir en ella, incluso algunos con doble militancia en otros partidos, lo que sería deseable en la tan concurrida de siglas, y según la República de Antonio Cubillo, capital de Canarias

Article Categories:
Opinión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share