Jun 19, 2011
0 0

El Papa afirma que la sociedad de hoy intenta sustituir la fe con otras riquezas

Written by
Share

Benedicto XVI ha realizado su primera visita a la República de San Marino, uno de los países más pequeños del mundo y ha declarado durante la misa celebrada en el estadio de ‘Serravalle’ que la sociedad «intenta sustituir la fe y los valores cristianos con presuntas riquezas» que se muestran «inconsistentes e incapaces de regir la gran promesa de la verdad, del bien y de la justicia».

Así, el Papa ha destacado que el mundo de hoy «insinúa la tentación de creer que la riqueza del hombre no es la fe, sino su propio poder personal y social, su inteligencia, su cultura y su capacidad de manipulación científica, tecnológica y social de la realidad».

En este sentido, Benedicto XVI ha señalado que los cristianos se enfrentan «a numerosas dificultades y obstáculos» en una sociedad que muestra «modelos hedonistas que obturan la mente y pueden anular cualquier moralidad».

Además, el Papa ha subrayado que «no debemos olvidar la crisis que viven no pocas familias, agravada por la difundida fragilidad psicológica y espiritual de los padres, como también la fatiga experimentada por muchos educadores para obtener la continuidad formativa de los jóvenes, condicionados por la precariedad, sobre todo en la sociedad y en el campo laboral».

Por otra parte, el Pontífice ha advertido que «en el mundo está el mal, hay egoísmo, hay maldad» y Dios «podría venir para juzgar este mundo, para destruir el mal, para castigar a aquellos que operan en las tinieblas» pero ha destacado que, por el contrario «Dios muestra que ama el mundo, ama  al hombre, a pesar de su pecado» y le entrega «su don más preciado que es Jesucristo».

Ante más de 20.000 fieles congregados en el estadio de Serravalle, el Pontífice ha recordado a los sanmarinenses que su riqueza «es la fe» que ha creado «una civilización verdaderamente única» y ha subrayado que «es necesario recordar la absoluta fidelidad al Obispo de Roma, a la cual esta Iglesia ha mirado con devoción y afecto».

Asimismo, el Papa ha destacado que «el modo mejor de apreciar la herencia de la fe es cultivarla y enriquecerla» y ha recordado que los cristianos están llamados a desarrollar «el depósito» de la fe en un momento «decisivo» de la historia.

Por último, Benedicto XVI ha exhortado a todos los fieles a ser «fermento del mundo» y ha pedido a los cristianos que sean «coherentes» con su fe, así como ha invitado a los religiosos y sacerdotes que vivan siempre «en comunión eclesial» con el obispo.

 

Article Categories:
Religión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share