Jun 15, 2011
0 0

Recomendaciones para preparar un buen abono para el cuidado del jardín

Written by
Share

El cuidado del jardín produce cantidades cada vez mayores de restos de plantas, deshechos que ocupan gran cantidad de espacio. ¿Qué hacer con estos restos orgánicos de árboles, arbustos, césped, hojas y flores?

Reciclaje ecológico

Nuestras biotrituradoras VIKING se encargarán de mantener el orden en su jardín. Son máquinas equipadas con la última tecnología, de alta fiabilidad y fácil manejo, resultado de más de 25 años de experiencia técnica. Su sistema de cuchillas, de alta calidad, desmenuza todos estos restos orgánicos. Aunque sean del tipo de ramas voluminosas de árboles o de densos arbustos, son reducidos de manera rápida y sencilla, y así puede deshacerse de ellos fácilmente o reutilizarlos como base para abono.

La solución inteligente
Utilice el material triturado como base para un abono respetuoso con el medio ambiente. Estos restos orgánicos pueden ser reutilizados y son un excelente fertilizante. Use los deshechos de su jardín como abono de elaboración propia. El material triturado está compuesto por valiosos compuestos, que abastecerán de nutrientes esenciales al suelo de su jardín de manera natural.

Todo de un vistazo
Agroisleña pone a su disposición conocimientos y consejos sobre el compostaje.

El abono verde se genera cuando, al preparar compost, se optimiza la proporción de carbono y nitrógeno (C/N).
Los mejores valores para una relación C/N equilibrada van de 25:1 a 30:1. Si el componente de carbono es excesivo, los restos
de plantas se descomponen más lentamente, porque la falta de nitrógeno limita a los organismos a la hora de desarrollar su sustancia corporal y reproducirse.
Pero demasiado nitrógeno tampoco es bueno, ya que, aunque por un lado la descomposición se acelera, se generan muy pocas composiciones de humus estables.
Por lo tanto, conviene tener en cuenta al amontonar la pila de compost la relación de mezcla correcta de los materiales. Así, por ejemplo, la relación C/N
en el caso de los restos de hierba está en un intervalo de 12:1 a 25:1, en los restos de hortalizas, de 13:1 a 60:1, en la hojarasca, de 30:1 a 60:1, y en los restos de jardín mezclados, de 20:1 a 60:1. Ya lo ve: su jardín le ofrece el punto de partida perfecto para disponer de buen abono
– y además gratis.
No olvide, además, que el compost tiene distintos “grados de madurez” y un aspecto diferente en sus distintos estadios. El buen compost ya listo para su uso no “apesta”, huele a tierra fértil, y también lo parece.

Article Categories:
Ciencia

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share