Jun 14, 2011
0 0

El segundo rescate de Grecia costará 80.000 millones

Written by
Share

El Comisión Europea ha logrado hoy el apoyo de suficientes Estados miembros, entre ellos Alemania, para sacar adelante su propuesta de limitar a 210 millones de euros las ayudas a los agricultores con las que compensar el 50% de las pérdidas del sector hortofrutícola europeo tras la llamada ‘crisis de los pepinos’, a raíz de la alarma creada por Berlín al señalar erróneamente unas partidas de pepino procedentes de España como origen del brote virulento de ‘E.coli’, según ha informado el secretario general de Medio Rural, Eduardo Tamarit. España ha votado en contra por considerar «insuficientes» las ayudas.

«Las medidas no nos satisfacen», ha explicado Tamarit en declaraciones a Europa Press al término de la reunión de expertos de los 27 en Bruselas en la que se ha decidido sobre la propuesta del comisario de Agricultura, Dacian Ciolos. El representante español en la reunión ha explicado el rechazo de España a las medidas porque considera que son insuficientes y «no contemplan a todo» el sector hortofrutícola ni las pérdidas que ha asumido «por algo que no es su responsabilidad».

Al no lograr una mayoría cualificada para bloquear la propuesta, la Comisión es ahora competente para adoptarla formalmente, lo que sucederá «en los próximos días», según fuentes comunitarias. La decisión será publicada en el Diario Oficial de la UE, probablemente el próximo lunes, y los Estados miembros tendrán hasta el 22 de julio para presentar a Bruselas las peticiones con los volúmenes estimados de pérdidas de sus productores.

En un comunicado, el Ejecutivo comunitario advierte de que el fondo específico de 210 millones cubrirá «un máximo del 50% de las pérdidas» y que las cifras «finales» de la proporción de daños cubiertos «sólo podrá confirmarse» una vez que los Estados miembros confirmen los volúmenes que asistirán. Además, recuerda que los agricultores adscritos a organizaciones profesionales pueden solicitar otros mecanismos de ayuda a escala nacional y aumentar la cobertura de sus pérdidas hasta el 70%.

La propuesta de Bruselas, además, limita las ayudas a los productores de cinco hortalizas concretas, pepinos, tomates, lechugas, calabacines y pimientos, al considerar que se trata de los productos más afectados y de difícil almacenamiento, e incluye las cosechas en verde, es decir, aquellas que se retiraron antes de su maduración. Podrán optar a este apoyo tanto los agricultores adscritos a alguna organización agraria como los independientes que hayan sufrido el golpe de esta crisis desde el pasado 26 de mayo hasta el 30 de junio.

En opinión de España, sin embargo, las compensaciones deberían cubrir «cualquier producto que haya sufrido pérdidas» y por ello «seguirá trabajando» para tratar que la lista de frutas y hortalizas se amplíe «lo máximo posible», según ha explicado Tamarit, para añadir que en el sector español la crisis por la bacteria ‘E.coli’ ha golpeado a «15 ó 16 productos», sin precisar cuáles.

El secretario general de Medio Rural ha dejado claro en la reunión de los expertos de los Estados miembros con la Comisión que la propuesta «no satisface» a España y ha defendido que «se amplíe el número de productos a todos los afectados», que se fijen compensaciones «no sólo para la retirada» de las cinco verduras seleccionadas, sino también para la mercancía que ha sido destruida y para las pérdidas económicas debido a la caída de los precios, «sobre todo en las dos primeras semanas».

España, además, ha exigido «fuertes campañas» de promoción de las frutas y verduras para recuperar la confianza del consumidor en el sector hortofrutícola europeo en general, y en el español en particular, teniendo en cuenta especialmente los mercados «preferenciales» de los productos españoles como es el de la UE.

Al término de la reunión, Tamarit ha querido enviar un «mensaje de tranquilidad» a los agricultores españoles porque desde el Ministerio que dirige Rosa Aguilar seguirán «trabajando y luchando» para que Bruselas revise su propuesta, que España considera «manifiestamente mejorable».

Francia, Polonia y Eslovaquia se han unido a España en el voto en contra de la propuesta de Ciolos, mientras que Reino Unido y Alemania sí han dado su apoyo al comisario, según ha revelado el secretario general de Medio Rural. Tamarit ha matizado que las delegaciones de Londres y Berlín han dados su visto bueno porque consideran que un fondo de 210 millones es «mejor que nada», pero han expresado que «no les gusta» la propuesta.

En un breve comunicado, el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha celebrado el sentido del voto este martes porque es una «señal importante» para los productores, a los que se demuestra que la Unión Europea «reacciona rápidamente cuando es necesario». También ha advertido de que crisis como esta «subrayan que el mercado por sí sólo no basta para algo tan estratégico como la agricultura» y ha pedido que esta factor sea tenido en cuenta «cuando se fijen las reglas y el presupuesto de la PAC (Política Agraria Común) después de 2013».

 

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share