Jun 13, 2011
0 0

Gobierno canario no aclara si existen ejemplares de Pimelia radula en el municipio de La Matanza donde prevén un parque

Written by
Share

La Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias no ha respondido aún de la existencia o no de ejemplares de Pimelia radula radula o Pimelia tinerfeña común –declaradas en peligro de extinción, según el último Catálogo de Especies Protegidas de Canarias–en el municipio tinerfeño de La Matanza.

Fuentes municipales así lo han señalado a Europa Press y han aclarado que fue el pasado 22 de marzo cuando se elevó la petición al Ejecutivo de que llevara a cabo las prospecciones necesarias para confirmar la presencia o no de estos escarabajos en la zona conocida por El Montillo — más de un mes después de que la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) denunciara ante la mencionada Viceconsejería la obra en una zona en la que habita este taxón– y en donde en la segunda fase de la construcción de un parque –ámbito donde podría hallarse esta especie– se prevé la puesta en marcha de un «botánico» donde se recogerá «la flora y fauna endémica canaria».

El documento, facilitado por la corporación matancera, recoge que el proyecto estaba recogido en el Plan General de Ordenación del municipio aprobado por la Comisión de Ordenación y el Territorio del Medio Ambiente de Canarias (Cotmac). En enero de 2008, se cuenta con un informe del Gobierno de Canarias en el que se ha señalado que no se constata la existencia del escarabajo en El Montillo, además de recordar que entonces no estaba protegida.

No obstante, en agosto de 2010 se mantuvo un encuentro — Ayuntamiento- Dirección general del Medio Natural– en el que quedó supeditada la segunda fase del proyecto a la realización de un plan de conservación de la subespecie Pimelia radula radula y además se ha entregado un plano de planta proyecto básico.

Esta segunda fase, ha quedado protegida y están pendiente de la contestación del gobierno que de hallar ejemplares se convertirían «en un complemento extraordinario desde el punto de vista medioambiental y turístico teniendo en cuenta que la subespecie fue declarada en peligro de extinción por el Catálogo de Especies Amenazadas aprobado con la Ley 4/201 de 4 de junio.

El Gobierno de Canarias, según el documento, será el que deba desarrollar un plan de conservación del citado taxón, al que se adaptaría el Gobierno local. «Solicitando por ello de forma oficial, que se lleven a cabo de nuevo las prospecciones de campo de cara a determinar la presencia o no de dicho taxón», según la solicitud del municipio sin que hasta el momento hayan recibido respuesta.

Así, y por el momento, el Ayuntamiento mantiene la puesta en marcha de la primera fase de la obra acogiéndose a la Ley de Medidas Urgentes con ello, y en función del artículo 63.6 del Decreto legislativo 1/2000 de 8 de mayo se ha autorizado la ejecución del proyecto sin la necesidad de calificación territorial con una evaluación básica de impacto ambiental.

Según informes del Gobierno de Canarias, la Pimelia tinerfeña común es única en Tenerife y se distribuye apenas en 1,25 kilómetros cuadrados, concretamente, en la Vera (Puerto de La Cruz) y El Montillo (La Matanza). Este endemismo local se encuentra, según dichos informes, «en declive» y una reducción de su población por «una fuerte presión urbanística en los últimos años».

 

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share