May 28, 2011
0 0

La Guardia Civil detiene a cuatro personas por el tráfico de especies protegidas

Written by
Share

s agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han detenido a cuatro personas por su implicación en una red dedicada al tráfico de especies animales y han recuperado cinco lobos (canis lupus), y un lince rojo americano (felis rufa).

Los detenidos contactaban entre sí a través de foros de Internet, que estaban en páginas web especializadas y también por correo electrónico, enviándose los animales con los que comerciaban a través de empresas de paquetería. Los pagos se realizaban mediante transferencias bancarias o por giros postales, ascendiendo los mismos a cantidades que oscilaban entre los 600 y los 1.000 euros. Uno de los lobos intervenidos había sido enviado a su comprador como “un perro pastor alemán cruzado con pastor belga”.

La investigación comenzó el pasado mes enero en la población de Palos de la Frontera (Huelva), en el que fueron recuperados un lobo, un hurón y un harrier. Tras analizar la documentación obtenida de tal intervención, se tuvo constancia de la posible existencia de una red de ámbito nacional dedicada al tráfico de especies animales.

La operación denominada ‘Wild Life’ ha concluido con la recuperación de cinco lobos (canis lupus), y un lince rojo americano (felis rufa) que han quedado depositados a disposición judicial en los lugares donde fueron encontrados, salvo uno de los lobos que fue trasladado a un centro de recuperación de especies animales. La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de imputados y de los animales intervenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Moguer.

Además, se ha imputado a dos personas, una en Badajoz y la otra en Granada, como presuntos autores de los delitos de tráfico de especies y de falsedad documental. También se ha imputado a otras dos personas, esta vez en las provincias de Málaga y de Sevilla, por un delito de tráfico de especies. Finalmente, en el transcurso de la investigación, los agentes del Seprona esclarecieron otro delito de falsedad de un certificado CITES, cometido en la provincia de Almería.

 

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share