Abr 28, 2011
0 0

Las familias canarias sólo dedican el 12% de sus ahorros a invertir en Bolsa

Written by
Share

Apenas del 12% de los ahorros de las familias del Archipiélago acaba en los mercados de renta variable, lo que las sitúa entre las más reticentes de España a la hora de comprar activos en bolsa y por debajo de la media estatal.

Así lo explicaban este jueves en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife los directores de Negocio y de Estrategia Patrimonial de Banco Madrid en Tenerife, Corrado Condemi, y Javier Ruiz Roqueñi, respectivamente, durante la presentación del Foro de Inversión que la entidad ofrecerá en la Cámara, según apuntó en un comunicado.

La presentación contó también con el director general de la Cámara de Comercio, Vicente Dorta Antequera, y con Gonzalo Lardiés, nombrado mejor gestor español de fondos de inversión en 2010, y principal ponente de un foro con el que colabora la Cámara de Comercio con el objetivo de dar a conocer al empresariado de las Islas las reglas de juego que están funcionando en estos momentos en los mercados financieros para saber dónde invertir con menos riesgos y más posibilidades de beneficio.

Tanto Corrado Condemi como Gonzalo Lardiés, coincidieron en que la crisis ha vuelto a los canarios mucho más conservadores a la hora de invertir de lo que lo eran antes. Así, las incertidumbres, y el miedo a perder el empleo ha disparado el ahorro familiar a tasas de hasta el 30% de sus ingresos. De hecho, su ahorro junto al de las empresas isleñas, alcanzó su récord histórico en 2010 con más de 26.128 millones de euros. Tal y como indicó el director de Negocio de Banco Madrid en Tenerife, “el perfil del inversor canario es de moderado a conservador, y la crisis ha desarrollado en él una mayor aversión al riesgo”.

En este sentido, el director de Estrategia Patrimonial, Ravier Ruiz Roqueñi, explicó que, frente a los mayores riesgos que entraña la compra de activos en bolsa, los inversores canarios se decantan por fondos de inversión, de pensiones o por depósitos, que ofrecen más seguridad, aunque menos beneficios a medio y largo plazo.

CAMBIO DE ESQUEMAS

En cualquier caso, según Gonzalo Lardiés, las reticencias a invertir, sobre todo en la bolsa, tienen una base más que lógica teniendo en cuenta que, a su juicio, “estamos viviendo en uno de los escenarios económicos de mayor incertidumbre desde hace más de 20 años, ya que no sólo estamos atravesando un ciclo negativo clásico. Se han introducido nuevos factores de inestabilidad relacionados con la financiación, el sistema bancario y la deuda pública de los Estados que hacen casi imposible prever qué va a pasar a medio o largo plazo”.

Ante este panorama, dijo que el medio o largo plazo en bolsa ya no existe y que incluso hablar de un horizonte inversor de un año es demasiado. En este sentido, el director Patrimonial de Banco Madrid, Javier Ruiz Roqueñi, explicó que “ya no vale comprar acciones y olvidarse. La inversión en el mercado de renta variable ahora tiene que ser más activa que nunca si se quiere obtener buenos resultados”.

MEDIDAS A TIEMPO

Por su parte, Lardiés aseguró que el momento más crítico para el sistema financiero y de la deuda soberana fue mayo de 2010, situación que, a su juicio, “hizo que los países tomaran, por fin, plena conciencia de la necesidad de adoptar las reformas necesarias”. Tal y como indicó, “se han tomado medidas adecuadas y espero que hayamos llegado a tiempo para evitar situaciones como las que están atravesando países vecinos como Portugal o Grecia”.

Sobre este punto valoró la decisión de poner en marcha políticas que afloren la economía sumergida, que no ha parado de crecer a lo largo de estos años. Según Gonzalo Lardiés, “una tasa de paro como la que hay en Canarias no es sostenible socialmente, lo que indica que hay una actividad económica que está funcionando de forma opaca sobre la que hay que poner luz cuanto antes”.

Según el experto en renta variable, las medidas adoptadas han mejorado la confianza de los mercados en la economía española y han permitido a las bolsas de nuestro país ser de las que mejor comportamiento están teniendo a lo largo de este año. Tal y como indicó Lardiés, “los mercados de economías emergentes, que se postulaban como los mejores a la hora de invertir, han demostrado a la larga que tienen sus puntos débiles, mientras que el español ha ganado la fortaleza que nadie parecía darle el año pasado”.

En cuanto a los países africanos como destino para invertir en activos, Gonzalo Lardiés dijo que todavía les queda un largo camino por recorrer para ofrecer mayores garantías. A su juicio, “están a más de 3 escalones por debajo de otros mercados como los de América Latina, sobre todo porque ofrecen poca seguridad jurídica y transparencia política. A corto plazo, no están preparados para asumir el relevo de América”.

En cualquier caso, la crisis ha producido un vuelco a nivel mundial, impactando mucho más en los llamados países ricos. Así, según Javier Ruiz Roqueñi, mientras la producción industrial en el llamado primer mundo ha caído en picado desde que comenzó la crisis, China la ha incrementado un 70%.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share