Abr 26, 2011
0 0

El SEPLA apunta a Boeing como uno de los principales responsables del siniestro del MD-82

Written by
Share

El informe del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) sobre las causas que desencadenaron el accidente del avión de Spanair JK5022 del 20 de agosto de 2008 apunta a Boeing como uno de los principales responsables del siniestro al no incorporar en todos los aviones del modelo MD-82 un sistema de duplicidad de alarmas para advertir de los fallos en la configuración de la aeronave a raíz de la catástrofe del accidente de Detroit en 1987.

El contenido del informe ha sido desgranado por los peritos firmantes durante más de cinco horas ante el juez instructor Javier Pérez y las partes personadas en el procedimiento judicial, a excepción del fiscal del caso Lorenzo Sánchez Bernand al no estar presente en la exposición.

La postura del SEPLA se centra en el mal diseño del avión por parte del fabricante al no incluir más medidas de seguridad que garantizasen que los pilotos pudieran ser advertidos ante la presencia de fallos en la configuración.

El abogado Javier Nart, que representa al SEPLA, ha indicado que los pilotos se quejan de que el fabricante no incluyera un sistema que garantizase que el TOWS sonara para alertar a los pilotos de cualquier avería o problema en la aeronave.

A raíz del accidente de Detroit, el fabricante instaló en modelos similares un sistema de duplicidad de alarmas. Sin embargo, muchos otros del mismo modelo no incluían este sistema como fue el caso del avión accidentado en Barajas en agosto de 2008.

Al concluir la exposición del informe, el abogado ha avanzado que pedirán al magistrado instructor que se amplien las responsabilidades penales, sin especificar hacia qué lado. «El SEPLA tiene como objetivo la seguridad del vuelo. Queremos averiguar la verdad», ha recalcado.

CRITICAS A AVIACIÓN CIVIL

Por otro lado, el SEPLA critica en su informe que Aviación Civil permita a técnicos de mantenimiento operar sin la preceptiva homologación de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, que desde 2005 obliga a los técnicos a realizar una serie de cursos.

Al respecto, el abogado de los técnicos de mantenimiento imputados, Enrique Molina, ha insistido en los pasillos de los Juzgados que los imputados en la causa poseen la homologación europea de sus licencias para operar con Spanair.

La investigación del juez se centra en determinar si el relé R2-5 estaba defectuoso y si ello provocó que no funcionara el Take Off Configuration Warning System (TOWS) y se conectase la calefacción de la sonda Ram Air Temperature (RAT).

En líneas generales, los pilotos del SEPLA se quejan de que el fabricante no incluyera un sistema que garantizase que el TOWS sonaría para alertar a los pilotos de cualquier avería o problema en la aeronave.

Además, el instructor Javier Pérez recibirá en los próximos días el informe final de la comisión pericial designada por el juez. Una vez que el escrito esté en el Juzgado, el instructor trasladará el mismo a las partes personadas y señalará los días para que se ratifique el informe.

El informe de la CIAIC, dependiente del Ministerio de Fomento, apuntaba a que los técnicos de mantenimiento -uno de ellos imputado- revisaron el fallo y consultaron en el libro de equipo mínimo que indicaba que se podía despachar el avión con el calefactor del RAT inoperativo, con la única condición de que el vuelo no se desarrollase en condiciones de formación de hielo, por lo que procedieron a desactivarlo tirando su circuit breaker correspondiente.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share