Abr 11, 2011
0 0

Unas 200 cintas del cineasta palmero Roberto Rodríguez logran ser restauradas y digitalizadas

Written by
Share

La Viceconsejería de Cultura, a través de Filmoteca Canaria, y el Cabildo de La Palma han venido colaborando en la recuperación de las películas originales del pintor y cineasta palmero Roberto Rodríguez Castillo (Puntagorda, 1932), de manera que un conjunto de unas doscientas cintas, rodadas en los años setenta, se encuentran ya restauradas y digitalizadas, garantizando su conservación. En su conjunto, constituyen el legado cinematográfico del director que hoy en día adquieren un valor añadido desde el punto de vista histórico, paisajístico y etnográfico.

Un total de sesenta bobinas registradas en 16 milímetros y unas 125 sobre Súper 8, junto a diversos materiales de audio en formato magnético, han sido recuperadas por el Cabildo de La Palma para llevar a cabo esta iniciativa. Aunque seguirán perteneciendo a la Corporación palmera, a partir de ahora las copias originales de las películas permanecerán en el archivo de la Filmoteca Canaria, que entregará al Cabildo una copia digitalizada de todos los filmes depositados.

Junto a la custodia de las películas, Filmoteca asumió su restauración, ya que algunas de ellas se encontraban en mal estado de conservación, con síndrome de vinagre, un proceso de degradación química que puede sufrir el celuloide con el paso del tiempo y ante el cual hay que tomar las medidas adecuadas para su mejor preservación.

Roberto Rodríguez del Castillo ha sido un artista polifacético. Primero fue pintor, después fotógrafo y, finalmente, se dedicó al cine, faceta que desarrolla con mayor dedicación y conocimiento, gracias a la amplitud de miras proporcionada por su labor en la pintura y la fotografía. Ambas experiencias influyeron en su manera de plasmar la luz y de encuadrar sus planos en el cine. No obstante, su trabajo fue valorado muy positivamente en forma de numerosos premios que el cineasta recibió.

Títulos como ‘Los calabaceros’, ‘El reencuentro’ y ‘Sed’, de temática social, son perfectos ejemplos del valor etnográfico de las películas de Roberto Rodríguez, así como otras que abordan temas ligados directamente a la historia de las islas. Tal es el caso de ‘La última folía’, que trata sobre la emigración de canarios a Latinoamérica. Otros documentos muestran aspectos culturales del archipiélago como la lucha canaria, el trabajo con la seda, la cerámica aborigen y el punto cubano.

La importancia de festejos populares como los carnavales y momentos históricos de La Palma como la erupción del Teneguía, también fueron registrados por las cámaras de Roberto Rodríguez. Filmó películas en todas las islas, así como en numerosos países. Enclaves de Chile, Panamá, Colombia, Ecuador, Marruecos, Portugal, Italia, Congo y Sudáfrica constan también como localizaciones en este conjunto de películas.

Por todo ello, la labor desarrollada por el Cabildo palmero y el Gobierno de Canarias para rescatar estos fondos aporta, sin duda, gran información sobre nuestro pasado, aún más válida para las generaciones jóvenes y futuras, además de suponer un importante paso en el incremento del patrimonio audiovisual custodiado por Filmoteca Canaria.

En el Teatro Circo de Marte se proyectarán el martes 12 y el miércoles 13 de abril a las 20.30 horas ocho de los títulos más representativos de la cinematografía de Roberto Castillo: ‘El Punto Cubano’ (1970); ‘Caldera de Taburiente’ (1974); ‘La ruta de la Morenita’ (1976); ‘La última Folía’ (1976); ‘El último molino’ (1975); ‘El reencuentro. Ayer y hoy de la cerámica palmera’ (1976); ‘Pueblo en flor. Puntagorda’ (1977) y ‘Los calabaceros’ (1979). La entrada es libre.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share