Abr 6, 2011
0 0

Abies Marina, COAG Canarias y la Asociación Domitila Hernández advierten que la biodiversidad canaria está en peligro

Written by
Share

La Asociación Aula de Biodiversidad Abies Marina, la  Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Canarias (COAG Canarias) y la Asociación Domitila Hernández han advertido este martes sobre el peligro en el que se encuentra la biodiversidad del archipiélago, debido principalmente al desconocimiento generalizado sobre las relaciones entre las especies que constituyen los ecosistemas de las islas.

Representantes de estas tres entidades, según un comunicado, formularon diferentes propuestas en la segunda sesión del Foro ‘Enciende La Tierra’ organizado por CajaCanarias y que, bajo el título ‘Pensar el cambio’, abordó las consecuencias del cambio climático sobre los ecosistemas de las islas y en el conjunto del planeta.

El encuentro comenzó con las palabras del moderador de los debates, el periodista y director de Televisión Española en Canarias Juan Luis Callau Quintero, que reflexionó sobre el fenómeno climático y la necesidad de replantear el modo de vida actual para contribuir a la sostenibilidad del planeta.

La bióloga Virginia Díaz Delgado, en representación de la Asociación Aula de Biodiversidad Abies Marina, mostró su dolor por ver día tras día «en lo que se está convirtiendo el paisaje y nuestro territorio», en referencia al área de trabajo de su organización, que se centra en el Suroeste de Tenerife.

«PUNTO CALIENTE DE BIODIVERSIDAD»

Esta experta medioambiental calificó a Canarias como «punto caliente de biodiversidad en Europa y en todo el mundo» y explicó que el nombre de ‘Abies Marina’ hizo referencia «a un alga, conocida vulgarmente como ‘alga parda’ o ‘musgo amarillo’, que hasta hace muy pocos años representaba a los fondos rocosos de todo el archipiélago, y que desapareció, como consecuencia de la contaminación y parece ser que también como consecuencia del cambio climático, aunque no existen todavía suficientes estudios que así lo expliquen. Se trata de un ejemplo más de cómo estamos perdiendo la vida en nuestro territorio».

Indicó que el propósito de la organización es «concienciar para conservar. Nos dedicamos a poner en valor todo nuestro patrimonio natural, marino y terrestre, trabajando desde la educación ambiental, fomentando cambios de valores, aptitudes y actitudes, pero principalmente dando a conocer el tesoro y la belleza de todo lo que tenemos en nuestro territorio para poderlo conservar», ha recalcado.

AGRICULTURA Y SOSTENIBILIDAD

Por su parte, el secretario insular de COAG en Tenerife, Miguel López ha subrayado en su intervención en el Foro la importancia de la agricultura en el mantenimiento de la biodiversidad y del paisaje. Ha afirmado que la organización que representa tiene implantación en todas la comunidades autónomas y su principal razón de ser «es la defensa de la actividad agrícola y ganadera, la de carácter social, familiar, la pequeña y mediana explotación, aquella que vertebra un desarrollo sostenible en el ámbito rural».

«La agricultura –ha señalado– es algo que va mucho más allá de una actividad económica en la que se producen unos bienes y recibimos unos precios a cambio. Tenemos a nuestro cargo una labor social que es muy importante que es la de producir alimentos para la producción del planeta y creemos que esto es posible hacerlo dentro del cambio en el que estamos inmersos, ya de que las cosas no se pueden seguir haciendo del modo en se han hecho hasta el momento».

«Contribuimos -manifestó- a que el territorio se ordene adecuadamente. Cuando hay unos terrenos que están en explotación de forma activa, que se están cultivando, esos terrenos corren medios riesgos de ser ocupados por procesos urbanizadores, de lo que tenemos algunas malas experiencias en esta tierra. También conservamos y mejoramos el medio ambiente. En aquellos sistemas en los que se utilizan métodos agroecológicos para conservar variedades locales, se pueden hacer frente al riesgo de las inundaciones y a los efectos del cambio climático de forma mucho más efectiva».

Para Miguel López, «en este cambio que se avecina, entendemos que la actividad agraria debe ser una parte fundamental. En este sentido habrá que combinar producir alimentos en cantidad y calidad para alimentar a la población mundial con combatir los efectos negativos de las actividades económicas industriales tal y como se han desarrollado hasta ahora. Y apostar por sistemas más respetuosos por el medioambiente».

MODELO DE DESARROLLO ECOLÓGICO

A su juicio, «la agroecología es un modo de desarrollo agrícola que no sólo presenta fuertes conexiones de concepto con el derecho a la alimentación sino que, además, ha demostrado que es positivo para avanzar rápidamente en la consecución de ese derecho. Utilizando estos métodos agroecológicos es posible algo que la ONU ya ha reconocido en sus propios informes, como es alimentar a la población de este mundo».

«Si la actividad agrícola –ha precisado– se utiliza como sumidero de dióxido de carbono, en el caso de los sistemas agrarios más sostenibles, cuando hablamos de Canarias, que tenemos una superficie abandonada de 24.543 hectáreas, si fuera utilizada esta superficie con los nuevos métodos de producción, hemos calculado que los niveles de captación de CO2 pasarían de 111.000 toneladas, que son las actuales, a 258.000. Con la mitad de esa cantidad se neutralizaría el 100 por cien del efecto negativo que existe ahora de emisión de CO2, por el propio sector y se podrían absorber otras 130.000 toneladas procedentes de las emisiones de otros sectores», ha concluido.

MUJER RURAL

Marta Lucía Bohorquez , en representación de la Asociación Domitila Hernández, ha señalado, en base a su experiencia como bióloga en la conservación de la biodiversidad de Colombia y Canarias (donde ha participado en el plan de recuperación de los lagartos gigantes de El Hierro y de La Gomera, además de realizar trabajos de investigación sobre el lagarto Tizón en Tenerife), que todos «las especies o la diversidad de seres vivos que existe en la naturaleza tienen alguna razón de ser, cumplen una función biológica, al igual que cada uno de nosotros desempeña un papel en nuestro trabajo o en nuestra familia».

En este sentido, la Asociación Domitila Hernández, con sede en Tacoronte, creada hace 10 años con el lema de ‘Trabajar por la igualdad de oportunidades’, aborda el problema medioambiental desde una perspectiva integradora, ya que «trabajamos en la necesidad de aportarle a las mujeres el papel protagonista o de responsabilidad social frente al hecho de tantos años que han estado un poco retraídas en este papel que desempeñan».

«La asociación — ha destacado– se ha ocupado fundamentalmente en desarrollar acciones de formación social dirigida, en muchos casos a mujeres rurales, sobre todo, de la comarca de Tacoronte-Acentejo. En todos los proyectos que hemos desarrollado siempre hemos tenido el componente medioambiental como un eje transversal».

«Domitila Hernández -ha desvelado- era una mujer con una visión muy adelantada para su época. Fue una mujer perseguida que siempre pensó en la necesidad de la formación, el empleo y el liderazgo de la mujer canaria. Ella estuvo viviendo en Cuba donde estudió, aprendió y regresó con la idea de formar a la mujeres. Se trata de la persona que nos ha orientado y que nos mostró el camino a seguir para lograr una sociedad más igualitaria y con mejores oportunidades».

 

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share