Mar 23, 2011
0 0

El futuro: la unión

Written by
Share

No parece que estemos cerca de unos comicios electorales. Al menos así lo sentimos los habitantes de Breña Baja y Breña Alta. Esta sensación llegará a su fin cuando la megafonía de los coches nos retumbe en la cabeza hasta aprendernos sus eslóganes electorales y los municipios queden empapelados con las caras de los candidatos.

Parece ser que los candidatos siguen sumidos en la cobardía política: no hay nuevas propuestas y las viejas siguen sin cumplirse. No hay hechos. Y esta dejadez y pasividad la percibimos de manera aún más clara cuando las cargas ya impuestas se hacen más pesadas ante el temporal económico que no cesa, y es que hace falta valentía para dar un paso al frente y lanzar ideas decididas para mejorar la calidad de vida tanto de Breña Alta como de Breña Baja. Hace falta iniciar un proyecto, un proyecto que nos haga dar un salto hacia adelante. Me refiero a una medida que ya se ha tomado en Grecia, se está tomando en Portugal, y que en España se está propiciando en lugares como Galicia: se trata de la fusión de municipios.

El presidente canario, Paulino Rivero, ya prendió el debate cuando apuntó que acometería una reforma administrativa en Canarias, pero fue un debate quizás para levantar cortinas de humo ante la difícil situación en que se encuentra nuestro archipiélago. Mariano Rajoy también propuso tomar medidas en este sentido siguiendo el ejemplo griego, primero, y ahora Manuel Chaves plantea facilitar el camino para realizar estas fusiones mediante la Ley de Gobierno Local que está en proceso de aprobarse.

Y es que desde Europa se recomienda realizar este tipo de actuaciones: Alemania, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Grecia han llevado a cabo esta reducción en medio de una modernización que les ha servido para mejorar la eficiencia de las administraciones locales, ya que las viejas rencillas y los antiguos motivos que llevaron a tener tal cantidad de ayuntamientos no tiene sentido ya hoy en el siglo XXI. En cifras todo esto se traduce en la eliminación de casi 12.000 municipios en el país germano o 18.000 entidades municipales en Dinamarca.

La fusión de los dos municipios palmeros produciría una optimización de los recursos públicos, un crecimiento y mejora de los servicios actuales, así como un aumento de la capacidad para enfrentarse a los problemas de la comarca al recibir mayor cantidad de fondos públicos, así como la unión de esfuerzos. No haría falta mantener, por ejemplo, dos ayuntamientos, ni pagar sueldos innecesarios, es decir, habría un alcalde menos y un menor número de concejales con dedicación absoluta, y ni falta decir que podrían aprovecharse las infraestructuras existentes para crear espacios necesarios de cultura, asociaciones vecinales y participación ciudadana, entre otros.

Sería además una fusión que tendría efectos favorables sobre toda la isla ante el surgimiento del tercer municipio palmero y el segundo de la zona tras Santa Cruz de La Palma, por lo que no es algo que sólo interese a Ayuntamientos sino al Cabildo y al propio Gobierno Autonómico, porque al unir bajo una misma entidad a 12.606 habitantes se lograría extender la actividad comercial de Breña Alta y la turística de Breña Baja apoyándose y complementándose mutuamente.

Dejemos atrás el miedo y la cobardía, de nada sirve intentar sostener una situación que tarde o temprano se verá intervenida desde una acción exterior. En nuestras manos tenemos llevar a cabo este proceso nosotros mismos, sin injerencias exteriores.

¿Habrá oportunidad para abandonar en esta campaña el temor a lo nuevo, al progreso? ¿O quedaremos sumidos cuatro años más en hacer oídos sordos a lo que nos viene de fuera y lo que se cuece dentro de nuestro municipio? Como afirmó Víctor Hugo en la Asamblea Legislativa de Francia: «Atreveos: el progreso sólo se logra así». Sólo nos queda esperar a que alguien nos demuestre a los electores que todavía queda algo de valentía, de valentía política.

Víctor Bethencourt Rodríguez

Article Categories:
Opinión

Comments to El futuro: la unión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share