Mar 15, 2011
0 0

El Grupo Popular Europeo se opone a un nuevo acuerdo comercial con Marruecos

Written by
Share

“No podemos suscribir un nuevo acuerdo con Marruecos mientras no se modifique el reglamento que regula los precios de entrada, mientras no se garantice un cumplimiento estricto por parte del Reino de Marruecos de los términos del acuerdo y, por supuesto, mientras no se garantice algo tan fundamental como es el principio de reciprocidad”. Así de tajante se pronunció el eurodiputado canario del PP Gabriel Mato durante el debate del proyecto de opinión elaborado por el italiano Lorenzo Fontana, del Grupo Europa de la Libertad y la Democracia (EDF) que tuvo lugar ayer en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo.

Este informe, que confía que salga adelante con el apoyo del los grupos Popular, Liberal y Los Verdes, pide el rechazo del nuevo acuerdo suscrito entre la Comisión Europea y Marruecos por los perjuicios que podría ocasionar a los intereses de los productores europeos.

El eurodiputado canario Gabriel Mato felicitó, durante su intervención, el trabajo realizado por Lorenzo Fontana, e hizo hincapié en que dicho acuerdo “tiene consecuencias claramente negativas para los agricultores de muchas regiones de España, especialmente, Canarias, Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana” por lo que, sentenció, “no podemos estar conformes con él”.

No obstante, Mato quiso dejar claro que su oposición y la de su partido en el Parlamento Europeo, que también fue defendida por su homóloga Esther Herranz, no responde a una oposición a los acuerdos con terceros países o a los comerciales en su conjunto. Ahora bien, añadió, “no podemos estar a favor de acuerdos que sean realmente perjudiciales para los intereses de los productores europeos” y, en especial, de los españoles.

Gabriel Mato valora la importante acogida de la que fueron objeto las tesis defendidas por Fontana y que contaron con el apoyo tanto del Grupo Popular (PPE), como del Liberal y Los Verdes y cuyo dictamen es jurídicamente vinculante para que el acuerdo salga adelante o sea rechazado, pese a que el pleno del Parlamento Europeo no tiene competencias para modificar el contenido del convenio.

Oposición socialista

Sin embargo, Mato critica la oposición al mencionado documento expresada por parte del Grupo Socialista. En este sentido, lamenta que, tal y como puso de manifiesto el eurodiputado Sergio Gutiérrez, desde las filas socialistas se consideren “simples” los argumentos esgrimidos por parte del resto de grupos en contra al nuevo acuerdo centrados en los continuos y reiterados incumplimientos de los que Marruecos ha hecho gala en el marco del último acuerdo.

Para el eurodiputado canario, el debate generado en el marco de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural en torno al informe Fontana puso de manifiesto la marcada diferencia entre la defensa de los intereses de los productores comunitarios por parte del Grupo Popular y el claro apoyo de los representantes socialistas al nuevo acuerdo. Una actitud la de estos últimos, explica Mato, que está en línea con su doble discurso de defensa de los productores comunitarios en los foros regionales frente a una actitud completamente contraria en aquellas instancias en las que deben actuar.

Asimismo, insiste en que esto quedó patente en aspectos como los argumentos aportados por parte del eurodiputado socialista Sergio Gutiérrez sobre los aspectos positivos del nuevos acuerdo, del que llegó a afirmar que “mejora sustancialmente el acuerdo suscrito entre la Unión Europea y Marruecos en 2003 en lo referente a contingentes, pecios de entradas y en las garantías en las cláusulas de salvaguarda”.

Gabriel Mato considera inadmisible que el eurodiputado socialista considere que el nuevo acuerdo pueda generar “miedos razonables” entre los productores comunitarios, sobre todo teniendo en cuenta que los contenidos del nuevo acuerdo resultan claramente lesivos para los productores europeos, en especial los españoles.

Por otro lado, el eurodiputado canario del PP niega que, tal y como defienden los representantes socialistas, el nuevo documento genere oportunidades para los productores europeos como consecuencia de un incremento en el porcentaje de la liberalización de los productos europeos en Marruecos.

Gabriel Mato recuerda que el cumplimiento del actual acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos ha estado acompañado de numerosas denuncias por parte de los productores europeos en lo que al cumplimiento de los contingentes se refiere, en especial en el caso de los tomates, así como de acciones desarrolladas al respecto a través de la Agencia Anti Fraude de la Unión Europea, que han colocado a los agricultores españoles en situaciones muy complicadas. Además, hay que tener en cuenta las marcadas diferencias en los estándares de calidad contemplados en el caso de las importaciones marroquíes.

Por tanto, Mato confía que la oposición evidenciada desde la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural al nuevo acuerdo con Marruecos tenga efecto durante su trámite final, en el pleno del Parlamento Europeo, que será quien se tenga que pronunciar definitivamente sobre el documento, y al que todavía no se ha asignado una fecha a la espera de la Comisión Europea aclare el interrogante jurídico que plantea el nuevo convenio en relación con el territorio del Sahara occidental.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share