Mar 11, 2011
0 0

Manuel Cendoya desvela las claves para que Fuerteventura desarrolle un Parque Tecnológico a su medida

Written by
Share

Desde su amplia experiencia a lo largo de veinte años como impulsor, gestor y dinamizador de parques tecnológicos en diferentes localizaciones del mundo, Manuel Cendoya expuso hoy en los ‘Desayunos Tecnológicos’ de Fuerteventura las claves necesarias para que la Isla majorera pueda desarrollar su propio Parque Tecnológico, «según las oportunidades que ofrece su entorno tanto cercano como global, y ofreciendo como consecuencia un efecto de innovación y dinamización económica».

Alrededor de treinta representantes de empresas y sociedades de la Isla interesadas en entrar a formar parte del futuro parque tecnológico majorero asistieron hoy al encuentro, organizado una vez más en la Unidad de Promoción de Empresas (UPE) -primera instalación en funcionamiento en la parcela de Los Estancos destinada a acoger el parque-, en el marco de la colaboración que mantienen para esta iniciativa el Cabildo de Fuerteventura desde la Consejería de Economía, Hacienda y Nuevas Tecnologías, el Gobierno de Canarias desde el ITC, la ULPGC y la misma UPE.

Manuel Cendoya, doctor Ingeniero Industrial por la Universidad de Navarra y titulado en numerosos postgrados en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, ha seguido como asesor el proceso del Parque Tecnológico de Fuerteventura, «el único de Canarias que cuenta con la calificación territorial necesaria para su puesta en marcha, una sociedad de gestión plenamente constituida, un vivero de empresas en funcionamiento y una financiación concreta de 20 millones de euros a la espera de ser transferida desde el Gobierno de Canarias para poder comenzar a tramitar el proyecto, que también se encuentra redactado», explicó el consejero de Economía, Hacienda y Nuevas Tecnologías del Cabildo, Antonio Mesa, que asistió esta mañana a la ponencia.

Bajo el título de ‘Oportunidades de negocio vinculadas a los viveros empresariales innovadores’, Manuel Cendoya habló en su exposición de los dos elementos necesarios para el buen funcionamiento de un vivero o «incubadora de empresas: innovación y globalización. Los integrantes de un vivero de empresas deben ser capaces de captar proyectos innovadores desde una visión global, pero teniendo en cuenta tanto las necesidades como las oportunidades que ofrece el entorno cercano. Las líneas de actuación de estos viveros tratarían diferentes direcciones como identificar posibilidades de innovación en las estructuras existentes, y también sensibilizar y motivar al propio entorno para facilitar su dinamización».

Estas claves trasladadas a Fuerteventura, dijo el ponente, «confieren al vivero de empresas la responsabilidad de «aportar al parque tecnológico capacidad de generar innovación, no sólo captando las ideas e iniciativas existentes fuera, sino adaptándolas a la realidad local y propiciando la aparición de nuevas acciones innovadoras». En este sentido, Cendoya señaló las posibilidades de «una isla rodeada de agua, sí, pero con oportunidades de desarrollar proyectos relacionados con servicios avanzados de turismo, comunicaciones y telemática, acuicultura o energías renovables».

También habló del modelo de parque tecnológico como «una suma de lo que existe y lo que no existe», es decir, una entidad capaz de generar oportunidades de negocio a partir de la realidad de su entorno pero aportando desde el conocimiento global la innovación necesaria para desarrollar proyectos emprendedores y novedosos, proceso en el que destacó la importancia de contar con un vivero de empresas dinámico y participativo. Así, concluyó, «por su situación y características, Canarias y Fuerteventura cuentan con una plataforma inmejorable para desarrollar nichos de negocio intermedios».

Ponente. Manuel Cendoya es Doctor Ingeniero Industrial por la Universidad de Navarra, con estudios postdoctorales en Gestión de la Innovación, Política y Transferencia de Tecnología en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Cambridge, MA (USA), el Imperial College de Londres y en el Fraunhofer-ISI de Karlsruhe (Alemania). Ha sido Director del Parque Tecnológico de Miramón y miembro de la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico de Donostia-San Sebastián.

A lo largo de 20 años se ha especializado en la planifi­cación, construcción y gestión de parques tecnológicos tanto en Europa como en América. A partir de 1990 dirigió la plani­ficación y puesta en marcha del Parque Tecnológico de San Sebastián, siendo Director General del mismo desde su constitución en 1994 hasta ­finales del 2003.

Desde 2004 a 2009 ha residido en Panamá, como máximo responsable del proyecto de la Unión Europea ‘Apoyo al Tecnoparque Internacional de Panamá en la Ciudad del Saber’. Además, ha asesorado a gobiernos e instituciones en materia de parques tecnológicos y política de innovación en España, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú o Venezuela. También ha participado en proyectos de investigación con el MIT o la Agencia Espacial Europea.

Parque Tecnológico de Fuerteventura

El Parque Tecnológico de Fuerteventura es, entre los tres que se proyectan actualmente en Canarias, el único que cuenta con la calificación territorial necesaria para su puesta en marcha, tras la revisión del PIOF realizada el pasado verano. Con el proyecto de urbanización de la parcela destinada a acoger esta infraestructura en el antiguo aeropuerto de Los Estancos ya redactado, la Unidad de Promoción de Empresas (vivero de empresas) en funcionamiento y con instalaciones propias en esta misma localización, la sociedad de gestión ya constituida, y en marcha las obras de la glorieta de acceso al complejo del parque (550.000 euros de inversión por parte de la Corporación insular), el Cabildo se encuentra a la espera de recibir la financiación de 20 millones de euros presupuestados este año desde el Gobierno de Canarias para impulsar definitivamente el parque, gracias a una inversión asociada a los proyectos de dinamización económica del Plan Canarias.

El Parque Tecnológico de Fuerteventura cuenta con una superficie total aproximada de 800.000 m.², lo que lo convierte en el mayor de Canarias. El proyecto inicial propone 12 áreas específicas que suman 278.815 m.², distribuidas según los distintos tipos de uso en Parcelas de uso Administrativo y de Servicios Terciarios (56.482 m.²); Parcelas de uso Tecnológico e i+D+i (53.485 m.²); Parcelas de Uso de Infraestructuras Energéticas (IN) (50.164 m.²); Parcelas de Espacios Libres (EL) (30.173 m.²); y Red Viaria (87.971 m.²).

El objetivo de este parque es convertirse en un polo de atracción para empresas y actividades de I+D, proporcionando un desarrollo económico específico. Este recinto se asocia a una infraestructura tecnológica destinada a la investigación y el desarrollo industrial basado en las nuevas tecnologías y las energías renovables, principalmente. El Cabildo de Fuerteventura y el Gobierno de Canarias procedieron el pasado verano a la aprobación de la revisión del PIOF necesaria para poder acometer el proyecto.

Proyecto concreto: Plataforma de ensayo

En la segunda sesión de los Desayunos tecnológicos celebrada el pasado 19 de noviembre de 2010, el director de la División I+D del ITC, Gonzalo Piernavieja, presentó en Fuerteventura la propuesta de un proyecto realizado desde el propio Instituto Tecnológico de Canarias para ubicar específicamente en el Parque Tecnológico Majorero. Esta propuesta se refiere a la creación de una plataforma de ensayo de nuevas tecnologías, dedicada especialmente a las energías renovables, un servicio que podría ofrecer el Parque Tecnológico Majorero a aquellas empresas interesadas en probar nuevos sistemas de producción energética. Piernavieja destacó entonces la potencialidad de Fuerteventura para investigar y exportar bioenergía y biotecnología, desarrollar pequeños sistemas energéticos, u ofrecer un espacio de formación de personal especializado en tecnología.

Desayunos Tecnológicos de Fuerteventura

Los ‘Desayunos tecnológicos’ se plantean como formatos innovadores de reuniones, jornadas o exposiciones, donde se pueden exponer y dar a conocer las posibilidades de nuevas líneas de financiación, nuevos servicios y productos de empresas, formación específica y concreta sobre cuestiones relacionadas con la innovación, las nuevas tecnologías o nuevas experiencias empresariales que pueden tener cabida en Fuerteventura. Se trata de una iniciativa que nace con la perspectiva de ser una actividad capaz de crear un espacio de encuentro entre el mundo empresarial, el mundo administrativo y el mundo universitario buscando conexiones entre estos tres ámbitos.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share