Mar 7, 2011
0 0

Bruselas pide a Alemania que acepte flexibilizar el fondo de rescate

Written by
Share

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha pedido a Alemania que acepte flexibilizar el fondo de rescate para los países con problemas de deuda -de manera que pueda comprar bonos como quieren Portugal y España- y reducir los tipos de interés que pagan Grecia e Irlanda por la asistencia financiera que les proporciona la UE.

«Pido al Bundestag (la Cámara Baja del Parlamento alemán) que no pierda de vista que continúan las dificultades en los mercados financieros», ha dicho Rehn en una entrevista publicada por el diario alemán ‘Handelsblatt’. «Varios países de la eurozona están todavía en peligro», ha avisado.

El partido de la canciller Angela Merkel, la CDU, así como sus socios de coalición, han presentado una moción en la que se rechaza que el fondo de rescate pueda dedicarse a operaciones de compra o recompra de bonos. Además, la CDU ha insistido este fin de semana en exigir que se expulse de la eurozona a los países que incumplan los límites de déficit.

En la entrevista, Rehn se ha mostrado favorable a que el fondo de rescate pueda comprar bonos. También reclama rebajar los tipos de interés que pagan Atenas (5,2%) y Dublín (5,8%) por sus respectivos rescates, así como extender de tres a siete años el plazo para que Grecia devuelva los préstamos.

«Veo un riesgo de que carguemos a los dos países con condiciones de crédito demasiado estrictas», ha señalado el comisario de Asuntos Económicos.

VIGILANCIA DE LOS COSTES SALARIALES

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se han comprometido a pactar una respuesta global a la crisis de deuda de la eurozona en la cumbre que celebrarán el 24 y 25 de marzo. Antes, los países de la eurozona celebrarán el 11 de marzo una cumbre para debatir el Pacto de Competitividad que exige Berlín a cambio de reforzar el fondo de rescate y que, entre otras cosas, exige moderación salarial.

El comisario de Asuntos Económicos ha destacado que ambas reuniones son «cruciales» para el futuro de la eurozona y ha alertado de que «si decepcionamos las expectativas de los mercados, ello tendrá un coste».

Rehn ha explicado que, tal y como pide Alemania, en el futuro la UE vigilará la evolución de los salarios en los diferentes Estados miembros para verificar que se mantengan competitivos. «En el futuro, examinaremos regularmente la evolución de los costes laborales unitarios en cada Estado miembro», ha afirmado. «Ello será un elemento clave de la política económica de la UE».

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share