Feb 13, 2011
0 0

Zapatero, ha pedido al PSOE que de cara a las elecciones municipales no haga una campaña «de rifirrafe»

Written by
Share

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido al PSOE que de cara a las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo no haga una campaña «de rifirrafe», sino una «campaña en favor del empleo», de las personas que lo han perdido y de la actividad económica «en cada ciudad de España».

«Que ésta no sea una campaña, no lo va a ser por el partido socialista, de rifirrafe, porque no es lo que necesita España ni aquellas personas que necesitan empleo, lo que necesitamos es acuerdos, propuestas, seriedad, trabajo y rigor, eso es lo que vamos a hacer desde el PSOE asumiendo toda nuestra responsabilidad en esta campaña electoral», ha proclamado ante unos 2.500 alcaldes, concejales y candidatos municipales, y varios dirigentes autonómicos en la clausura de la Convención Municipal de su partido en Sevilla.

Zapatero ha dejado claro que la creación de empleo va a ser su principal ocupación –«sólo tenemos una tarea, una tarea con mayúsculas, sólo una que vuelvan las oportunidades de empleo para los jóvenes, para los parados de larga duración»– y ha pedido a los suyos que hagan lo mismo, en línea con sus últimos discursos en los que ha recalcado a los socialistas que por delante de las elecciones están los acuerdos por la creación de empleo.

«Dediquémonos a esta tarea, esto es lo que espera España de nosotros, y yo de vosotros que sigáis en la misma confianza con este proyecto, con nuestras señas de identidad, con nuestra fuerza, con nuestra convicción para saber que mereceremos ganar y ganaremos», ha apostillado al final de su discurso.

Según Zapatero, el PSOE «merecerá ganar» porque saldrá a explicar a los ciudadanos «con humildad y asumiendo los errores», que las reformas que se han hecho eran necesarias, que no han dejado atrás la protección social y que han dejado «impronta», como el que los becarios o las madres que cuidan de sus hijos vayan a cotizar a la Seguridad Social. En contraste, ha dicho, el PP está «convencido que va a ganar las elecciones municipales de calle» pero se le ha olvidado que «para ganar hay que merecerlo».

Así, además de decir que el presidente del PP, Mariano Rajoy, no tiene cara de ganador, ha reprochado a los ‘populares’ que su programa sólo tenga «cuatro o cinco palabras: la culpa es de Zapatero», ya sea del desempleo, la crisis, las cajas de ahorro «o los huracanes».

¿MONTORO, A LA IZQUIERDA DE LOS SINDICATOS?

Según Zapatero, la derecha española «siempre ha sido original», pero además ahora se da la circunstancia de que como no «dedican mucho tiempo a las ideas» les sobra para decir cosas que producen «perplejidad», como el que el responsable de Economía, Cristóbal Montoro, se coloque «a la izquierda» de los secretarios generales de UGT y CC.OO. con la reforma de las pensiones.

El jefe del Ejecutivo ha cargado también contra el PP por pretender que su Gobierno hubiese anticipado la crisis y su dimensión, cuando ni el FMI supo hacerlo -pero no ha mencionado a Rodrigo Rato– y por reclamar las reformas que «ellos no hicieron», y luego no apoyarlas. «Siempre pedir, exigir, y nunca colaborar», ha enfatizado.

Así, ha dicho que aunque no sea su «práctica habitual», los ‘populares’ serán bienvenidos en los acuerdos que se alcancen en el nivel municipal para crear empleo con empresarios y sindicatos, y ha vuelto a poner en valor como apuesta de «confianza» en España el firmado con el Gobierno central.

EVITAR LOS ERRORES DEL PASADO EN VIVIENDA

Zapatero se ha detenido a rechazar en concreto la propuesta de Rajoy de recuperar la desgravación por compra de vivienda, avisando de que medidas como esa fueron las que inflaron la burbuja inmobiliaria. Es más, ha hecho especial hincapié en reclamar a los ayuntamientos un «compromiso colectivo» e «inflexible» con una nueva política de suelo que evite los «errores del pasado»: «Frente a tanta política de iniciativa libre, más vivienda protegida, frente a más vivienda en propiedad, más en alquiler, frente a más vivienda nueva, más rehabilitación».

«No basta con leyes del Estado, tiene que estar en la decisión de cada ayuntamiento, para que este país no vuelva a tener una burbuja inmobiliaria que ha generado tanto endeudamiento y tanto daño a tantas familias», ha añadido, buscando implicar en el cambio de política a los ayuntamientos, que con la crisis inmobiliaria han visto esfumarse una de sus grandes fuentes de financiación.

Yendo aún más lejos, les ha avisado de que la etapa «exigente de ahorro, de austeridad» para los entes locales «va a durar», pero ha recordado que su Gobierno ha puesto mucho empeño en las infraestructuras y los equipamientos y ha puesto en valor el ‘plan E’ que repartió 13.000 millones de euros en 2009 y 2010.

TERCERA PRIORIDAD, EFICIENCIA ENERGÉTICA

Además de defender sus reformas -en especial la de las pensiones, «para hoy, para mañana y para pasado mañana»–, Zapatero ha puesto deberes a los alcaldes y candidatos socialistas, fijando como prioridades la creación de empleo, la generación de actividad económica -capítulo en el que ha defendido la reforma de las cajas de ahorro– y, en tercer lugar, la eficiencia energética.

En este punto, ha advertido de que, incluso cuando pase la crisis España seguirá siendo un país con gran dependencia del petróleo y el gas exterior, de modo que la sostenibilidad energética será una vía para que los municipios colaboren en la sostenibilidad de la economía.

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share