Dic 18, 2010
0 0

Existe una “relación directa” entre deportistas que alcanza el máximo de su rendimiento y acercamiento al fármaco

Written by
Share

El presidente de la Comisión Antidopaje de Canarias, Antonio Ramos, ha señalado que existe una “relación directa” entre deportistas que consideran han alcanzado el máximo de su rendimiento, y pretenden continuar superando barreras, con el acercamiento al fármaco.

“Lo que está claro es que hay una relación directa en que el deportista cada vez que interpreta que ha llegado su estatus máximo del rendimiento, desgraciadamente aquellos que quieren seguir en la lucha por la mejora del rendimiento se acercan al fármaco para que el rendimiento no se pare y puedan seguir subiendo, sin importar el daño tan terrible que les puede producir en la salud”, aseguró en declaraciones a Europa Press el también médico y profesor de Educación Física de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Así, en relación a la ‘Operación Galgo’ donde presuntamente estarían implicados deportistas de elite, Ramos al ser cuestionado si es necesario doparse para obtener marcas y ganar medallas, hizo hincapié en que hay una “relación importantísima” entre el empleo de sustancias prohibidas y el deporte de alto rendimiento.

Sin embargo, puntualizó que esto no implica que “todos” los deportistas de alto rendimiento utilicen sustancias prohibidas, ya que afirmó que “hay muchos que juegan limpio”.

“Está claro que el uso de sustancias prohibidas tiene una relación importantísima con el deporte de alto rendimiento pero eso no quiere decir que todos los deportistas de alto rendimiento utilicen sustancias prohibidas porque hay muchos que juegan limpio y a lo mejor no son los primeros pero son muy buenos. Probablemente si los otros no utilizaran sustancias prohibidas, ellos estarían en ese mismo nivel. No todos usan pero sí que hay uso de esa sustancia”, resaltó.

De todas formas, Ramos subrayó que junto al deportista que “ve que se estanca siempre hay un alrededor y ese alrededor se puede llamar entrenador, preparador físico, fisio, médico, amigo o familiar, que le inducen a interpretar que llegado ese momento hay que buscar otro tipo de armas para seguir combatiendo la mejora” del rendimiento.

En este sentido, destacó “la suerte” de contar en España con la nueva ley, ya que dicha norma “no actúa solamente contra el deportista si no también contra el inductor, aquel que induce al deportista a doparse” porque apuntó que como “alguien tenga un cierto poder sobre la persona que entrena o dirige, la posibilidad de que surja este debate es muchísimo mayor”.

“LUCHAR A FAVOR DE LA SALUD”

En cuanto a la ley aprobada en 2006 sobre la regulación del dopaje en España, Antonio Ramos señaló que esta norma se centra en “luchar a favor de la salud y de lucha contra el dopaje para reducir el título”.

Ramos hizo especial hincapié en que esta ley “hace una matización muy importante”, ya que por un lado al deportista se le sanciona administrativamente por el uso de sustancias prohibidas o detección de las mismas en su cuerpo, y, por otro lado, al inductor también se le sanciona pero penalmente, por lo que está recogido también el tráfico de sustancias prohibidas que alteran la salud sancionándose penalmente.

“La ley española en estos momentos es una ley importante que lucha contra el dopaje, lo que necesitamos es que se aplique en las condiciones que se tiene que aplicar; que la gente sea consciente que cuando acontezca un tipo de situación y la ley se aplique en esas condiciones, al deportista tratarlo administrativamente con la sanción, y a los inductores penalmente, probablemente la gente se pensaría mucho más las cuestiones que tienen que realizar”, indicó.

Asimismo, apuntó que “todos” los deportistas de elite están al corriente de la normativa sobre dopaje “aunque digan lo contrario”.

“ATACARLO DESDE LAS DISTINTAS BANDAS”

Para Ramos la legislación actual contra el dopaje intenta “atacarlo desde las distintas bandas”.

En este sentido, cuestionado por qué es dopaje, el también profesor de la ULPGC indicaba que la que más se ha utilizado es la que recogería que dopaje “es el uso de cualquier sustancia extraña al organismo o propia del organismo, por ejemplo la sangre, que se utiliza de manera desleal para aumentar el rendimiento atentando seriamente contra la salud”.

Así, también puntualizó, que una sustancia se incluye en la lista de prohibidas cuando, al menos, cumple dos de tres aspectos que se consideran serían dopaje, tales como son que “sea una sustancia mala para la salud, que altere la salud; que mejore notablemente el rendimiento; y que actúe contra la ética en el deporte”.

En este sentido, indicó que cuando una sustancia cumple “dos de estos tres requisitos se considera una sustancia prohibida, fundamentalmente se suele incumplir la de altera la salud y normalmente mejora notablemente el rendimiento”.

Finalmente, recordó que en el Congreso de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), celebrado en 2007 en Madrid, a esta definición se han dado otras, y citó a modo de ejemplo que “ya se considera dopaje también negarse a pasar un control antidopaje; comprar sustancias a través de Internet aunque no las use; el tráfico de sustancia prohibidas, la detención de cualquier sustancia incluida en la lista de sustancias prohibidas en los líquidos que se analizan que son la sangre o la orina, todo eso son nuevas maneras de definir el dopaje”.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share